Géneros y Sexualidades

ABORTO

Se aprueba que clínicas objetoras del aborto no reciban recursos públicos y UDI recurrira al TC

Comisión de salud aprueba que clínicas objetoras no reciban recursos públicos del estado, en relación al proyecto de ley de aborto en 3 causales. Mientras que integrantes de la bancada derechista Chile Vamos, principalmente diputados de la UDI plantean recurrir al reaccionario Tribunal Constitucional para impugnar la medida.

Viernes 22 de junio

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó esta semana un artículo correspondiente a la Ley interpretativa de la objeción de conciencia, en el marco a las 3 causales de la Ley de Aborto. Dicha propuesta fue presentada por sectores de la “oposición”, que consiste en que las clínicas que sean objetoras de conciencia no podrán tener convenios ni beneficios vigentes con el Estado y, por lo tanto, no podrán recibir recursos públicos.

Esta aprobación fue con una estrecha votación de 7 votos a favor y 6 en contra, dando visto bueno a la moción de negar los recursos públicos a los centros de salud privados. Por otra parte, algunos sectores objetores y próvida como la bancada de Chile Vamos, principalmente diputados de la UDI, anunciaron nuevamente que en caso de la aprobación de este artículo en la Cámara Baja, recurrirán al reaccionario Tribunal Constitucional para su impugnación. Donde anteriormente se dio pasó a reducir aún más este proyecto de ley aprobando la objeción de conciencia institucional.

Es necesario que nos preguntemos, en un escenario donde se re abrió el debate por el derecho de las mujeres a decidir por sobre sus cuerpos, con la aprobación del aborto legal en la camarada de diputados en Argentina, ¿Qué partidos y diputados componen esta comisión de salud?

Frente Amplio: Dip. Miguel Crispi Serrano, RD. / Dip. Claudia Mix, PPC

Chile Vamos: Dip. Erika Olivera De La Fuente, RN /Dip. Jaime Bellolio Avaria, UDI/ Dip. Celis Montt, RN/ Dip. Jorge Durán Espinoza, RN /Dip. Sergio Gahona Salazar, UDI /Dip. Javier Macaya Danús, UDI.

Fuerza de mayoría (Ex Nueva Mayoria): Dip. Karol Cariola Oliva, PC/ Juan Luis castro Gonzalez, PS/ Dip. Ricardo Celis Araya, PPD / Dip. Patricio Rosas Barrientos, PS.

Por último:
Dip. Patricio Verdessi Belemmi, DC.

El aborto: La insuficiente Ley de 3 causales y la salud pública

Como se menciona anteriormente, el escenario por el debate del derecho al aborto se reabre, tras las históricas movilizaciones surgidas en Argentina que dio paso a la aprobación en la cámara de diputados de legislar a favor del proyecto del aborto legal, seguro y gratuito.

En nuestro país las masivas movilizaciones en las calles de miles de mujeres exigiendo el derecho a decidir sobre sus cuerpos y no morir en la clandestinidad, dio paso a la aprobación de la cuestionada e insuficiente ley de aborto en 3 causales, que solamente cubre el 3% de los abortos practicados.

Si bien en la comisión de salud se encuentran los partidos reaccionarios próvida de la derecha, también la integran partidos del Frente Amplio como Revolución democrática (partido de Beatriz Sánchez) y Poder ciudadano, quienes sostienen que el aborto debe ser libre para todas las mujeres, sin embargo, en los hechos y en la práctica se han conformado en seguir legislando en los márgenes del proyecto de ley de aborto en 3 causales y seguir sosteniendo al igual que el Partido Comunista con Karol Cariola, el legado de la ex Presidenta Bachelet. Poniendo sus fuerzas en que este derecho de las mujeres se decida entre 4 paredes en el parlamento y no buscan la organización en las calles de cientos de miles para arrebatar al gobierno el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito, retomando la experiencia histórica las movilizaciones y el ejemplo de Argentina.

Este proyecto de ley sigue exponiendo al 97% de las mujeres que abortan por fuera de las 3 causales a negligentes e insalubres métodos para poder abortar e incluso a morir en la clandestinidad, prácticas a las que se deben someter principalmente las mujeres más precarizadas y pobres. Es por ello que es una cuestión de salud pública, y por tanto el Estado debe otorgar este derecho.

Abiertamente se conoce que los sectores de mujeres con más recursos y adinerados, tienen acceso a abortos en condiciones de salud adecuadas, procedimientos que se realizan incluso en las clínicas objetoras de conciencia. Mientras que los sectores de trabajadoras, pobladoras y sectores empobrecidos al no tener los recursos suficientes deben exponerse a ser formalizadas, encarceladas o poner en riesgo su salud por las precarias condiciones y métodos de abortos.

La realización de abortos en Chile es un hecho que no se puede negar, y hacerlo es taparse los ojos frente a un problema de salud pública, que debe ser urgentemente reconocido. Se debe otorgar el acceso al aborto en hospitales, garantizando la gratuidad y seguridad del procedimiento. Pero para ello, es necesario que sea legal, para que las mujeres que abortan no sean encarceladas, por el derecho a decidir qué hacer sobre sus vidas.

Tenemos la experiencia viva de lo que ocurrió al lado de la cordillera, donde con más de 1 millón de personas y extenuantes movilizaciones en las calles, cientos de miles de mujeres le impusieron al parlamento argentino tener que legislar por un aborto legal, seguro y gratuito.

Además de esto, es necesario cuestionar la influencia profunda que tienen las iglesias y su moral conservadora sobre el Estado, que mientras son acusados de encubrimiento de casos de abuso de curas y sacerdotes a menores, levantan una falsa moral pro-vida, al mismo tiempo que pro-muerte de mujeres por abortos clandestinos. Evidencia de esto es la comparación que realizó el Santo Padre de Roma sobre el aborto legal con el nazismo.

Es por esto, que es necesaria la separación efectiva de la Iglesia y el Estado, para que su moral deje de entrometerse e imponerse, por sobre las decisiones de cientos de miles de mujeres y los derechos de la diversidad sexual, para que exista una educación sexual integral y acceso real a métodos anticonceptivos, y finalmente se pueda conquistar el derecho a decidir de las mujeres y no exponerse a la clandestinidad, con un aborto libre, legal, seguro y gratuito.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO