Sociedad

PUEBLOS ORIGINARIOS

Se aproxima el año nuevo mapuche: “Epe aculi hue ch´rpantu”

El Wiñoi Ch´irpantu se comienza a celebrar nuevamente, según los mayores, a fines del siglo XX en la nación mapuche. Esta celebración se había dejado de visualizar desde la llegada de los españoles.

Martes 13 de junio | 13:53

El Wiñoi Ch´irpantu (vuelta del sol) es un cambio de ciclo de la vida (ich´rovill mognen) cuya señal dará el solsticio de invierno, y se lo festeja todo los 24 de Junio en las distintas comunidades mapuche pertenecientes a pueblos originarios. Es una fecha que indica el comienzo de lo nuevo, es la renovación de la naturaleza, es la vuelta del sol al hemisferio suroeste.

No solo marca el inicio de un nuevo ciclo sino también cuál es la relación que establecemos con Wall MAPU (mundo mapuche). La ciencia ancestral mapuche determinó el Wiñoi Ch´rpantu mediante la observación y comprensión de la naturaleza. La experiencia les enseñó que el tiempo se desarrolla a través de ciclos y no de manera lineal como se nos impuso, que cada ciclo de tiempo está comprendido por etapas: puquem (invierno), pew (primavera), hualung (verano) y reimungn (otoño)

Nuestros mayores aseguran, que ese día la noche comienza a achicarse y el día comienza a alargarse, lo que se compara con el paso del gallo. También cuentan que en la noche del año nuevo mapuche, se pueden observar a las pléyades o siete cabritos (regle huanglen) más cerca de nuestro planeta; comentan que el lucero del amanecer (hunel) influye en la renovación y en el brote (noin) de las plantas. Y que el cambio de la luna (C´hien) influye en la renovación de las aguas, que el regreso del sol (antu), al igual que las aguas renuevan el saber (quimun) y el pensamiento (raquiduam) espirital del ser humano.

En el culch´rum está representado el mundo mapuche y en el podemos observar el ciclo de tiempo.

Cada ciclo de año comienza en invierno (Puquem), donde se producen nevadas, lluvias (según en el territorio que habites), la vida vegetal comienza a germinar, los animales también experimentan cambios y además los días comienzan hacer más largo y las noches más cortas.

En primavera (pew) el crecimiento de los brotes se aceleran, las plantas y los arboles florecen, se siembra, las aves anidan, los animales cambian su pelaje, además es época de parición. En verano (hualung) los frutos maduran y donde se siembra se puede cosechar. En otoño (Raimugn) los arboles que no tienen un follaje perenne cambian sus colores y luego caen sus hojas. Es tiempo de las primeras lluvias, que purifican la Ñuque Mapu y en esta zona se realizan los Nguillatun en las Comunidades Mapuches existentes.

Las formas de celebrar el Wiñoi Ch’pantu varía según la zona. En Loncopué (zona urbana) el grupo Hue Raquiduan P’ lli (nuevo pensamiento espiritual) .Ha preparado el Rehue (lugar sagrado mapuche) en una isla llamada el pastito verde alrededor del Río Agrio y de un arroyo nacido de una vertiente.

El día 23, por la noche, un grupo de jóvenes se quedara en el ñ´cumtu (lugar de la ceremonia), en la enramada en forma de media Luna que los protege de huella plli (malos espíritus), para encender y cuidar los cuatro fogones, que se mantendrán prendidos e iluminarán el rehue durante el día 24, cada uno de los fogones representa la conexión que se establece con Nehuen Wall Mapu (fuerzas del universo), y con los buenos espíritus de los cuatro rumbos (Meli huich´rán mapu) y a la vez, la iluminación en forma de media luna, representa a una de las fases de la luna (Menguante).

El día 24 a las 05:00 hs de la mañana nos encontramos en la terminal de la localidad que queda a una distancia aproximada de 400 a 500mts , y así dirigirnos todos juntos al Rehue, para comenzar los ritos y celebraciones correspondientes. Se realizarán ruegos, danzas mapuches (amun pur’run, ñanco pur’run, lafquen pur’run), presentación de bebes a nuestra naturaleza para que sean bendecidos con nehuen co (las fuerzas del agua), compartiremos historias, desayuno, almuerzo y merienda a la canasta de comidas típicas mapuche, hasta las 17 hs aproximadamente.

Como grupo comenzamos con este festejo desde hace seis años. Hacíamos la ceremonia en el Rehue, la purificación y renovación espiritual y de pensamientos con las aguas del rio agrio y después de la salida del sol nos trasladábamos al salón parroquial para desayunar, y luego realizamos actividades para rescatar conocimiento y sabiduría sobre este festejo, luego el almuerzo y se finalizaba con actividades recreativas y festivas de acuerdo a las enseñanzas y mensajes que transmitían nuestro mayores, que vinieron a enseñarnos el significado del año nuevo mapuche.

“El Wiñoi Ch´rpantu nos identifica, nos reúne y nos reconoce como un pueblo de pensamiento propio, conectados con Wall Mapu”.








Temas relacionados

Pueblo Mapuche   /    Mapuche   /    Pueblos originarios   /    Neuquén   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO