Mundo Obrero Chile

DESPIDOS

Se anuncian cierres masivos de sucursales bancarias

El cierre de 181 sucursales bancarias desde el 2015, solo en la Región Metropolitana, y el anuncio de cientos de cierres más, es una tendencia que se desarrolla a nivel internacional, según afirman por motivos de “modernización”.

Viernes 17 de mayo

Los avances en la modernización tecnológica dentro de las empresas, no se han traducido en mejoras para los trabajadores. Por el contrario, el desarrollo tecnológico, de la ciencia, de la robótica, lo han utilizado como aval, para plantear la reducción de los puestos de trabajo.

Es de esta misma manera, en cómo se vienen anunciando cientos de despidos a nivel internacional frente al cierre de sucursales de bancos como el Santander o Itaú.

Brasil, Reino Unido, España, Estados Unidos y Chile, vienen siendo parte de los países en donde los cierres de estas sucursales y los posteriores despidos, se vienen impulsando con más fuerza.

En España por ejemplo, el banco Santander dejo en la calle a más de 3.700 trabajadores y sus familias. Quedando el 11% de su plantilla, sin trabajo. En Brasil la situación es similar, anunciando al 10% de quienes trabajan para el banco Itaú, el despido de 200 sucursales.

Reino Unido sigue la misma tendencia, con 1400 despidos y el cierre de 140 sucursales a nivel nacional. En Estados Unidos los cierres y despidos llegan a números históricos, siendo 1947 las oficinas cerradas el 2018.

Un sistema creado para cuidar las ganancias empresariales

Lejos de pensar que los avances tecnológicos se traduzcan en mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, la postura de los políticos afines a los intereses empresariales sigue siendo la misma, y es la de hacer recaer todo el peso de las contradicciones económicas sobre el hombro de los trabajadores.

No solo con los avances en la técnica podríamos fácilmente reducir las horas de trabajo, sino que eso podría conjugarse con la entrada masiva de sectores desempleados. Por ejemplo, con la reducción a 6 horas de trabajo, podríamos agregar otro turno extra, buscando acabar con el desempleo. Esto tendría que ser sin reducción salarial, con una escala móvil de salario frente a la inestabilidad en la economía capitalista.

Por una ley que le ponga fin a los despidos

Los más de 6 mil despidos y cierres de fábrica el 2018, dan cuenta de la necesidad de exigir una ley que ponga fin a los despidos y la inestabilidad laboral.

A esta ley claramente los sectores empresariales y sus partidos saldrán a oponerse. No quieren perder un peso en la crisis de su propio sistema. Es por esto que la hacen recaer sobre los trabajadores. La necesidad de que las centrales sindicales como la CUT o la central clasista, llamen a la coordinación en base a asambleas de un plan de lucha para enfrentar los despidos, impulsando un gran paro nacional, es una medida más que necesaria frente a los planes de ajuste, y políticas precarizadoras que impulsa la derecha en Chile como la Reforma Laboral.







Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /    Ley antidespidos   /    Banco Santander   /    Bancos   /    Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO