Mundo Obrero

DESPIDOS

Schmid denuncia despidos que "atentan contra la paz social"

El secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, advierte al gobierno sobre los despidos en la industria textil, del calzado y la metalurgia. Sigue la tregua

Jueves 5 de enero | Edición del día

Juan Carlos Schmid, secretario general de la reunificada CGT, avisó a las autoridades del Gobierno que "las cesantías y suspensiones en varios rubros industriales como el textil, el calzado y la metalurgia atentan contra la paz social y violan los compromisos asumidos en la mesa de diálogo de 2016".

Como si pasara reseña del transcurrir de los hechos Schmid les informó en un comunicado que lleva su firma que "a fines de 2016 las principales cámaras empresarias, la CGT y el gobierno firmaron un acuerdo para evitar situaciones conflictivas hasta que se reactive la economía. Es llamativo que mientras se anuncia una revisión de los costos laborales y una reducción de los tributos continúe habiendo cesantias".

El también titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt) y de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) se preguntó sobre "cómo debe interpretarse la situación; si los costos son los responsables de la caída del empleo o si se trata de una mala administración del comercio exterior; si ello responde a un problema de cargas sociales o es el síntoma de la retracción del consumo y, por último, si la reducción en ciernes afectará en realidad a la seguridad social".

El dirigente sindical advirtió que "se anticipan fuertes aumentos de servicios, combustible, peajes y prepagas, lo que abre serios interrogantes sobre la pauta inflacionaria pautada para 2017".

"El consejo directivo de la CGT estará obligado en su primera reunión del año a evaluar un panorama complicado", sentenció el jefe del Sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento (Dragybal).

Schmid informó también que "la situación y la realidad" no se corresponden con el acuerdo firmado en la Mesa para el Trabajo y la Producción" y rechazó de plano "las políticas empresarias, que siempre apuntan a considerar al trabajador como su variable de ajuste”.

La advertencia al Gobierno esgrimida por el dirigente marítimo más que advertencia, suena a ladrido de perro flaco en alguna playa de la costa argentina.

Quizás habría que preguntarle al secretario a que se refiere cuando habla de “paz social”. Y si lo que quiere decir refiere a los acuerdos espurios que los burócratas sindicales pactan con el gobierno y las empresas a espaldas de los trabajadores.

No alcanza con pasar informes de la situación y amenazar con una "nueva" mesa para analizar la situación del empleo.

No hay augurio alguno de que las cosas mejoren, los datos económicos así lo vienen demostrando, y la pérdida de empleo y de salario se irá incrementando con el correr de los meses.

Recién comienza el verano y la realidad, como el calor sofocante, se siente sobre la espalda de los que menos tienen.

En el mientras tanto, la CGT continua ladrando, solo ladrando. El derrotero de las cúpulas sindicales luego de un año en que el Gobierno vetó la ley antidespidos en paralelo que se perdían miles de puestos de trabajo y la inflación se comía el salario, hace poco creíbles las amenazas.

El comunicado de Schmid no llama a ninguna deliberación en el movimiento obrero para discutir las medidas que permitan enfrentar los despidos ni los planes de ajuste del macrismo.

Corresponde a la clase trabajadora tirar abajo la tregua.








Temas relacionados

Juan Carlos Schmid   /    CGT   /    Industria   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO