Sociedad

CÓRDOBA

Schiaretti se suma a la escalada represiva de Macri

A tono con las directrices de Patricia Bullrich, la Policía de Córdoba será equipada con gas pimienta y gas lacrimógeno.

Miércoles 12 de abril | Edición del día

Hace pocos días se conoció que el gobierno nacional evalúa la compra de nuevas tecnologías para equipar a las fuerzas de seguridad. Entre los elementos que se podrían adquirir se encuentran dispositivos “no letales” como una espuma que se solidifica en el acto, impidiendo que los y las manifestantes puedan moverse.

Al parecer, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, ve también la necesidad de “modernizar” los métodos represivos de la Policía provincial, una de las más cuestionadas por su nivel de descomposición, que incluye innumerables asesinatos a jóvenes humildes, participación en el narcotráfico y varios escándalos de corrupción y robos.

En los últimos meses ya se han tomado distintas medidas en pos de fortalecer este aparato represivo, como fue la creación de la Policía Barrial, la División de Inteligencia Antiterrorista y la ley de Seguridad Ciudadana.

Una nueva provocación es la adquisición de gas pimienta, gas lacrimógeno y gas fumígeno mediante subasta electrónica que fue pubicada el lunes 10 en el Boletín Oficial. En la página 4 de su sección 1ra se puede ver la Resolución N° 2 de la Secretaría de Administración Financiera que autoriza la compra de estos elementos, aunque no dispone el llamado a subasta. La resolución está firmada por la titular de esa secretaría de Estado, Mónica Zornberg.

El gas pimienta es el elemento que utilizaron Prefectura, Gendarmería y la Policía Federal contra un merendero en Lanús el 30 de marzo, contra los piquetes de la Panamericana en el paro del 6 de abril y contra los docentes que querían instalar una “escuela itinerante” en la Plaza de Mayo el pasado domingo. Una granada de gas lacrimógeno fue lo que mató a Carlos Fuentealba en el 2007.

Como informó La Izquierda Diario, estudios demuestran la peligrosidad de este tipo de gases, utilizados a nivel mundial por las fuerzas represivas internas: “Si bien la mayoría de los que resultaron heridos pudieron recuperarse completamente de sus lesiones; de las 9.261 lesiones documentadas (muchas personas presentaban múltiples lesiones), 8,7 % eran de gravedad y necesitaron atención médica profesional. Se consideraron lesiones graves a las que comprometían múltiples sistemas fisiológicos, la mayoría en la piel, los ojos y el sistema cardiopulmonar (pulmones, corazón y pecho), entre los cuales se contaban ruptura del globo ocular y ceguera, entre otras afecciones irreversibles como asma y trastornos respiratorias en 32 personas”.

Son las importantes manifestaciones contra la ley de bosques, por los derechos de las mujeres y por juicio y castigo a los genocidas, como también el reclamo por un salario digno para la docencia y el contundente paro nacional las que impulsan a los distintos gobiernos a tomar estas medidas. Hay que demostrarles, con organización y movilización, que los trabajadores, las mujeres y la juventud vamos a enfrentar la represión con los métodos históricos de la clase obrera y que lucharemos contra el ajuste hasta triunfar.






Temas relacionados

Policía de Córdoba   /    Represión   /    Córdoba   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO