Juventud

CÓRDOBA

Schiaretti garantiza el ajuste de las universidades en Córdoba

La lucha en las dos principales universidades de la provincia, la de Córdoba y la de Río Cuarto, sacudieron las estructuras políticas y pusieron en juego las estrategias de cada corriente política que actúa en su seno.

Guillermo Torrent

Asesor legislativo FIT - Córdoba @Guillotadas

Martes 11 de septiembre | 00:00

Durante la lucha universitaria se expresaron dos tendencias claramente enfrentadas. Por un lado las autoridades, que contaron con el apoyo de las direcciones de los Centros de Estudiantes, ligados tanto a la UCR como el Kirchnerismo y, por otro lado las bases docentes y estudiantiles, con apoyo de las corrientes de izquierda, quienes sostuvieron un histórico paro de un mes de duración.

Más allá que la provincia de Córdoba no tenga incidencia directa en las partidas presupuestarias de las universidades nacionales, la acción del gobernador Schiaretti y el PJ significó un respaldo al ajuste.

Si bien el PJ no pudo trasladar su hegemonía provincial a las universidades, sí tiene desde donde hablar. Su principal bastión es la Universidad Tecnológica donde logró colocar como rector a Hector Aiassa, ex decano de la regional Córdoba de la UTN. Pero también cuenta con un puñado de consejeros, sobre todo en el claustro de graduados y docentes, que son usados como comodines para las elecciones de la Asamblea Universitaria.

Más allá de las declaraciones en la Legislatura o de referentes del PJ referidas a la defensa de la educación pública, el accionar ha sido opuesto por el vértice de quienes se movilizaron para terminar con el ajuste.

En los hechos concretos, Schiaretti fue el encargado de enviar la policía de la provincia a desalojar de manera violenta la Facultad de Derecho, minutos antes que se realizara una asamblea estudiantil en apoyo al paro. Recordemos que la autonomía universitaria impide que las fuerzas provinciales actúen en los edificios y campus pertenecientes a la Universidad Nacional. Las autoridades siempre aluden a un convenio de cooperación firmado entre la Provincia y la Universidad durante el rectorado de Carolina Scotto (2007 - 2013), convenio que a pesar de haber sido requerido formalmente se mantiene guardado bajo 7 llaves, tanto por la Universidad como por el gobierno.

La presencia policial en los últimos meses contó con dos casos de gatillo fácil que por mala puntería de los agentes policiales no fueron fatales. Uno de ellos a escasos metros de un festival obrero-estudiantil en apoyo a los trabajadores de EPEC.

Asimismo, el gobernador garantizó centenares de policías, incluida la Guardia de Infantería, para "asegurar" que se lleve a cabo el papelón que fue la Asamblea Universitaria que consagró la reforma política.

Si dependiera de él, aplicaría para la educación superior el mismo esquema que en la provincia: más policías que maestros de primaria.

Por otro lado, Juan Schiaretti recibió al Rector Juri en su despacho en un momento crucial de la lucha. Cuando arreciabanlos ataques de los agentes de Cambiemos contra los luchadores tuvieron una reunión para defender el presupuesto de las universidades en 2019.

El gobernador había adelantado su apoyo a la ley de Presupuesto 2019, un presupuesto de ajuste dictado por el FMI, donde se habla de un aumento nominal de 35% del presupuesto universitario, cuando el mismo gobierno calcula una inflación del 42%. La única discusión que plantea Schiaretti para darle el apoyo de los diputados que responden a él pasa por un regateo en la baja de ingresos brutos. A pesar de conocer la posición publica del gobernador, el rector no se privó de agradecer el apoyo a la “transformación de la educación pública argentina” que se viene llevando a cabo.

Tanto Schiaretti como Juri actuaron como miembros del Partido Único tratando de garantizar que la protesta no se vaya de las manos y atacando la autoorganizacion de las bases. Para esto contaron con la complicidad de sus socios menores del Kirchnerismo que intentaron, por todos los medios posibles, terminar la lucha en el peor momento de Macri.

Mientras en Córdoba zigzagueaban en apoyar o no las tomas, en la Universidad de Río Cuarto, directamente se adaptaron a los llamados Autoconvocados (eufemismo que se dan los carneros en las luchas universitarias) llevando a levantar la toma, adoptando los peores métodos de la burocracia.

Por otro lado, ADIUC, se desespera por aceptar la paritaria a la baja y volver a las aulas, a pesar de la resistencia de un sector importante de la base docente que votó en contra, incluso de lo planteado por su Secretario General. En la marcha de las CGT del Viernes 7, mientras la columna de Interfacultades junto a trabajadores de Ciencia y Técnica era de varios centenares, ADIUC movilizó literalmente a 7 docentes en su columna, que era compartida con 12 militantes de Unidad Ciudadana.

El #Hay2019 cordobés, incluye la subordinación del kirchnerismo al PJ provincial en todos los aspectos. En donde los gobernadores son claves para que Macri pueda aplicar el ajuste que tanto desea junto al FMI







Temas relacionados

Juan Schiaretti   /    UNRC   /    Policía de Córdoba   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    UNC   /    Córdoba   /    Universidad   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO