Juventud

REDES SOCIALES

Sarahah: el furor millennial que llegó a Argentina

Nació en Arabia Saudita y se llama Sarahah ("honestidad" en árabe). Se expandió rápidamente por Estados Unidos y Europa, y en estos días está dando que hablar en Argentina.

Miércoles 16 de agosto | 16:11

Más de 10 millones de usuarios descargaron la aplicación. En julio superó las descargas de Netflix, Facebook y Whatsapp. Anoche estaba saturado el servidor y varios usuarios reportaron problemas para ingresar a la app.

En el océano de ofertas de redes sociales, el éxito de esta aplicación fue instantáneo porque te permite decirle anónimamente lo que sea a cualquier persona que te brinde su usuario o que puedas encontrar en la red.

El hecho de que sea anónimo ya disparó alarmas por su posible utilización para el cyberbullying, un problema social que estuvo oculto durante unos años pero del que se empieza a hablar poco a poco.

Si de mensajes negativos se trata, quizá los que más repercusión tienen, al menos en el mundo de la política y las redes sociales, son los que llegan por Twitter y Facebook de parte de los llamados "trolls", que en general trabajan para el PRO o Unidad Ciudadana y se encargan de saturar las redes con mensajes negativos para generar tendencias a favor o en contra de un grupo político o algún personaje conocido.

En el caso de Sarahah, las posibilidades de que los mensajes negativos se multipliquen, no solo por la mayor "libertad" para subir el nivel de la agresión, sino porque van dirigidos directamente a personas individuales.

En un diario de Gran Bretaña, un padre denunció que su hijo, después de jugar durante un día, había recibido varios mensajes amenazantes y ataques racistas, incluido uno que le decía que debería ser linchado.

En realidad, la app se creó como una forma de "descargar" la bronca que generan los problemas que surgen en el ambito laboral contra los jefes y los patrones, aunque rápidamente traspasó esas fronteras y se convirtió en un canal de expresión de todo tipo de ideas y sentimientos que muchos no se animan a plantear, como se dice en el barrio, "cara a cara".






Temas relacionados

bullying   /    Redes   /    Ciencia y Tecnología   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO