Política Bolivia

TRIBUNA ABIERTA: PARO CÍVICO CRUCEÑO

Santa Cruz: paro de los ricos para empobrecer más al pueblo trabajador

El pasado viernes 12 de enero se llevó adelante el paro cívico de Santa Cruz, convocado por empresarios y faranduleros, como parte del plan de lucha de la CONADE. Publicamos la contribución de un lector de La Izquierda Diario desde Santa Cruz.

Lunes 15 de enero | 08:56

Foto: Comité Cívico Pro Santa Cruz
Imagen: Palabras del presidente a la conclusión del paro cívico

En medio de una pelea electoral prematura, con vista al 2019, el gobierno y la oposición política patronal aprovechan todo tipo de recursos y ocasiones para hacer campaña. Este fue el caso de la movilización corporativa del sector salud, con demandas progresistas y democráticas en un principio y que terminaron despertando solidaridad en la población. Mientras este conflicto se desarrollaba, se fue incubando otro con una característica principalmente política y que va polarizando a la sociedad día que pasa y de la cual la principal figura es la oposición política patronal-electoral con la clase media acomodada como base social, utilizando como bandera movilizadora la abrogación total del Nuevo Código del Sistema Penal (NCSP) y la anulación de la resolución STC 84/2017 emitida por el Tribunal Constitucional que falla a favor de la reelección indefinida de Evo Morales.

A ésta pelea ajena, no de pobres contra ricos, sino de los viejos ricos (oposición) contra los nuevos ricos (gobierno) por la silla presidencial el 2019, accidentalmente han sido empujados y arrastrados algunos sectores populares y obreros, por sus dirigencias corruptas y oportunistas.

Vimos durante toda esta semana una serie de movilizaciones, bloqueos y paros cívicos en varios departamentos del país, uno que otro con más repercusión, como es el caso de La Paz, donde estudiantes de la UMSA fueron torturados por la policía dentro de la Iglesia de San Francisco.

En este contexto de acelerada polarización, el paro cívico más esperado por la oposición fue el que se llevó a cabo en el departamento de Santa Cruz, bastión histórico de la derecha agroindustrial, latifundista y la burguesía.

Debemos remarcar que fue un paro relativamente contundente, con énfasis en la parte central de la ciudad y en algunas provincias controladas por la oposición. En zonas populares, donde se concentra el grueso de la clase obrera, se acató livianamente, más por el miedo a las agresiones y el constante patrullaje gansteril en caravana que realizaba el Comité Cívico, con borrachera y jolgorio de por medio.

¿Quiénes están detrás del Paro Cívico Cruceño?

El paro cívico fue convocado por la gobernación, empresarios privados, la alcaldía, la Iglesia Católica, comparsas y fraternidades carnavaleras, ex promociones de colegios privados, el transporte pesado, personajes de la farándula local, etc., dirigidos por el Comité Cívico Pro Santa Cruz, demostrando, después de 10 años de haberse realizado el último para cívico, la capacidad movilizadora que fue capitalizando la oposición con los últimos conflictos.

No bastó para el gobierno con ceder a todas las exigencias de los empresarios privados, las transnacionales y la alcaldía cruceña, el pasado 8 enero, donde demostrando lazos de hermandad aceptó todas sus exigencias, como otorgar la liberación de las exportaciones a los primeros y firmar el compromiso de financiamiento a planes de drenaje y basura a los últimos, para frenar el paro.

Aunque el gobierno quiera evocar el periodo vivido durante el 2008, en el que el país se encontraba a las puertas de una guerra civil, con un discurso subido de tono, llamando a sus bases para salir a pelear en las calles contra la derecha “fascista” que se rearticula, no estamos en la misma situación. Como nunca los empresarios y las transnacionales han sido consentidos por el gobierno en todo lo que demandan, además la constitución política del Estado que hoy llaman a respetar los sectores conservadores movilizados, fue pactado a puertas cerradas con la vieja derecha, manchada con sangre campesina y popular. Dicho discurso no hacen más que reavivar los viejos sentimientos regionalistas y racistas de los sectores acomodados en la parte oriental del país.


Imagen: Confederación de empresarios privados de Santa Cruz anunciando su adhesión al paro

Por otro lado, la oposición se ha encargado de ir tejiendo un discurso reaccionario, infundiendo el miedo de que estaríamos avanzando a una dictadura y que todas las libertades democráticas serían aniquiladas, de ser aprobado el NCSP y con esto recrudeciendo la criminalización de la protesta social.

¿Evo quiere convertir a Bolivia en una Cuba o Venezuela “comunista”?

Ni Cuba ni Venezuela son estados comunistas. Cuba es un Estado Obrero deformado que se encuentra en una acelerada restauración capitalista, que todavía conserva conquistas del movimiento obrero y campesino alcanzadas con una lucha histórica, pero las cuales van siendo destruidas por la dictadura política y militar de la burocracia castrista-stalinista. Conquistas como la estatización de los principales medios de producción, el control del monopolio de las exportaciones, salud y educación gratuitas en todos sus niveles y que han convertido a Cuba en un referente de los avances médicos a nivel mundial y en un país con cero analfabetismo y desnutrición, a pesar de la dictadura castrista y el bloqueo económico del imperialismo norteamericano.

Venezuela, por su parte, ni siquiera tiene características básicas de un Estado como el cubano. El modelo ensayado, denominado socialismo del siglo XXI y orquestado también por intelectuales de clase media como Álvaro García Linera, fue un rotundo fracaso que lo único que hizo fue arrastrar a las masas obreras y populares a una hiperinflación histórica, hambre, desnutrición y furibunda represión. Los únicos beneficiados con éste ensayo han sido las transnacionales, los empresarios privados, las viejas clases dominantes y la nueva burguesía bolivariana. Téngase en cuenta que el soporte principal del gobierno chavista son las fuerzas armadas, quienes durante todo este tiempo han ido copando más espacios en lugares estratégicos de la administración estatal y enriqueciéndose a costa de la miseria y el hambre.

Ni con los nuevos ricos MASISTAS ni con los viejos ricos de DERECHA, los trabajadores y el pueblo pobre debemos luchar por nuestras propias demandas

En ésta pelea de ricos, en la cual el pueblo pobre es utilizado en uno y en otro bando, todo esto permitido por las actuales direcciones sindicales y barriales vendidas a los patrones y al gobierno, debemos empezar a organizarnos y luchar por construir una línea política de clase, es decir enfrentar a los dos bandos con ayuda de un programa de demandas obreras, democráticas estructurales y auténticamente revolucionarias para derrotar a la burocracia en primer lugar y a las dos expresiones patronales: gobierno y oposición, que como fin último de este conflicto tienen la silla presidencial el 2019. Debemos rescatar a la COB de las manos de los burócratas como Guido Mitma aliado a la CONADE y la vieja derecha; y de Orlando Gutiérrez, venal burócrata de la FSTMB y lustrabotas del MAS.






Temas relacionados

CONADE   /   Paro cívico   /   paro médico   /   Código del Sistema Penal Boliviano   /   huelga salud   /   Artículo 205   /   Santa Cruz   /   Política Bolivia   /   COB   /   Médicos   /   Crisis de la salud pública   /   Evo Morales

Comentarios

DEJAR COMENTARIO