Política

DESPUÉS DE LA REPRESIÓN

Santa Cruz: lo que no dicen Cristina y Alicia

Tras la represión en Santa Cruz, Cristina difundió un video denunciando "vandalismo" que rápidamente recorrió los principales medios kirchneristas para intentar justificar el accionar policial.

Domingo 23 de abril | 12:50

Luego de la brutal represión del viernes a la noche en Río Gallegos contra docentes, trabajadores judiciales y jubilados que en su gran mayoría aún no cobraron sus sueldos, Cristina Fernández difundió un video denunciando supuestos actos vandálicos que rápidamente recorrió los medios nacionales.

En la movilización participaron a su vez trabajadores de otros sectores que se solidarizaron a causa de la indignación que genera la desidia del gobierno de Alicia Kirchner, que lleva a la desesperación y que hizo que salieran a la calle a manifestarse y expresaran el repudio a su política de ajuste. Muchos de esos trabajadores saben que es la misma medida de ajuste que aplica el macrismo a nivel nacional.

Cuando Cristina Fernández dice que la manifestación que hubo en los alrededores de la Casa de Gobierno de Río Gallegos fue un escenario armado por Cambiemos y Clarín miente cínicamente.

Lo mismo hace con su denuncia de vandalismo a la casa de la gobernadora Alicia Kirchner. Los trabajadores que se manifestaron no fueron enviados por la oposición ni por ningún medio de prensa de “La Corpo”, se manifestaron por decisión propia para expresar su indignación frente a la situación de ajuste que les toca de lleno.

Y por otro lado es muy curioso, en esta época donde los gobiernos invierten tanto dinero (a veces más que lo que se "gasta" en sueldos de docentes y jubilados) en tecnologías de "seguridad", que la denuncia de Cristina no esté apoyada en el registro de las cámaras de video que pueblan la Casa de Gobierno y las calles céntricas de Río Gallegos.

Pasadas muchas horas de los hechos el gobierno de Santa Cruz sigue sin mostrar sus "pruebas". Probablemente porque no las tiene o bien porque quienes realizaron esos destrozos son parte de su propio personal, que armó el escenario a pedido de Cristina y Alicia.

Reunir a su tropa

Muchos de los que participamos de la movilización notamos que en los alrededores de la Casa de Gobierno estaba concentrándose la patota de la UOCRA para defender al Frente Para la Victoria, como lo hizo cada vez que Alicia Kirchner, Daniel Peralta o Cristina Fernández solicitaba su ayuda para atacar a los trabajadores de la administración publica que marchaban en cualquier localidad de la provincia.

Eso mismo ocurrió anoche cuando los miles se manifestaron pacíficamente en la casa de gobierno. Muchos con cacerolas, con bocinas, cantando o aplaudiendo. “La gente es muy tranquila” diría una docente sorprendida, sin entender el motivo de la represión policial.

Sin embargo Cristina Fernández le falta el respeto a los docentes que no cobran su sueldo en tiempo y forma y reciben una oferta del 3 por ciento de aumento salarial. No dice que hace 23 días están acampando los jubilados frente a la Caja de Previsión Social exigiendo cobrar su jubilación. No habla de la situación que atraviesan los trabajadores judiciales que tomaron el Tribunal Superior de Justicia. Todos los habitantes saben que el clima en este extremo sur de la Patagonia no es para estar a la intemperie, pero la política del Gobierno provincial no deja más alternativa que estar en la calle.

¿Son Nacionales y Populares?

Todas esas piedras, ese excremento que Cristina dice haber encontrado en la Casa de Gobierno, fue el escenario montado para no decir lo que ocurrió: prepararon todo para desalojar de las calles a los trabajadores que se resisten el ajuste que el kirchnerismo está descargando con todo su peso en la provincia. Y cuando digo ajuste quiero decir que es desde hace años, veintiséis fueron de gobiernos kirchneristas. Tampoco es la primera vez que reprimen, porque lo hicieron en la dura lucha docente del 2007, 2011, 2016 y ahora en ésta última. La "década ganada" nunca llegó a Santa Cruz donde la salud está desfinanciada, las escuelas se caen a pedazos, la Caja de Servicios Sociales no tiene cobertura para ningún trabajador de la administración pública, porque está intervenida por el Gobierno provincial desde 1991.

Todo eso fue el motivo de la manifestación del viernes, fue el hastío de seguir así en una provincia que tienen riquezas petroleras, mineras y marítimas que están operadas por las multinacionales a las que el propio Frente Para la Victoria se las entregó en los años noventa, con el consentimiento de los radicales.

¿Los medios de la "Corpo" están con los trabajadores?

La lucha de los trabajadores no comenzó hace poco, siempre han resistido los ataques contra sus derechos. Pero muchos medios ahora vienen buscando la mosca en la sopa que ayude a ensuciar al kirchnerismo. Durante la lucha del 2011 y 2016 nunca vinieron a ver las grandes marchas provinciales o en todo caso entrevistaban a los funcionarios del radicalismo, que en Santa Cruz está en sintonía con el ajuste de Alicia Kirchner. Me refiero a los intendentes como el de Caleta Olivia, que también paga los sueldos atrasados a los trabajadores municipales y que utiliza la represión con el visto bueno de Alicia Kirchner y Patricia Bullrich, recurriendo muchas veces a la Gendarmería Nacional. Es por esto que en la zona norte de la provincia hay cientos de procesados por luchar, ya sean desocupados, docentes, petroleros, vecinos o jubilados.

Esos medios condenan al unísono las supuestas agresiones por parte de la gente, utilizando el discurso de Cristina Fernández en su video sobreactuado. Porque la represión del viernes fue una provocación a los manifestantes que reclamaban pacíficamente y sin mediar la policía empezó a lanzar gases lacrimógenos a los jubilados, docentes, padres y madres de alumnos que no esperaban llegar a ese desenlace. Tampoco eran algunos pocos, en verdad eran miles que se fueron sumando cuando se enteraron de la represión, que junto a los bocinazos de los conductores generaron un mucho ruido en las calles céntricas de la ciudad.

El discurso de Alicia Kirchner que justificó la represión policial a los docentes y el resto de los trabajadores frente a la casa de gobierno fue tan de derecha que Mauricio Macri respaldó su solicitud de enviar a la Gendarmería Nacional. Con el discurso de "resguardar la integridad física de Alicia Kirchner y Cristina Fernández", atacaron salvajemente con gases y balas de goma, resultando cuatro manifestantes heridos (un docente, un portero de escuela y dos periodistas).

En Santa Cruz el kirchnerismo reprime al igual que lo hace el macrismo a nivel nacional, y utiliza el mismo argumento de victimizarse ante los reclamos genuinos de los trabajadores. Es por eso que en la madrugada, luego de tragar mucho gas lacrimógeno, cientos de docentes exigían que la Ctera llame a un paro nacional. Es por eso, también, que Mauricio Macri justificó la represión de Alicia Kirchner, demostrando que aquí en Santa Cruz son lo mismo.








Temas relacionados

Alicia Kirchner   /    Represión   /    Docentes   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Santa Cruz   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO