Sociedad

ABUSO POLICIAL

Santa Cruz: dos jóvenes de izquierda fueron detenidas y torturadas en una comisaría

Una militante del PSTU (Partido Socialista de los Trabajadores Unificado) y su hermana sufrieron golpes, torturas y violencia de género, mientras estuvieron detenidas en una comisaría de Puerto San Julián.

Domingo 10 de mayo | 20:16

Los hechos ocurrieron el sábado 9 de mayo a la madrugada, en el domicilio de las hermanas Narela y Agostina Baragaña (un de ellas milita en el PSTU), donde llegó la Policía por una supuesta queja por ruidos molestos, entrando al domicilio sin ninguna orden judicial, para luego llevarlas detenidas a la Comisaría Primera de Puerto San Julián.

Durante el trayecto sufrieron golpes de los oficiales, que luego continuaron con torturas y amenazas para que no hagan ningún tipo de denuncia sobre las vejaciones que padecieron.

Las jóvenes hicieron públicas las imágenes de los moretones y raspones que les quedaron producto de los golpes y torturas que recibieron en la comisaría.

Rápidamente llegaron los primeros comunicados de solidaridad de organizaciones sociales, partidos de izquierda, centros de estudiantes y organizaciones sindicales que se sumaron al repudio sucedido. Entre algunas de las organizaciones que firmaron la solidaridad, se encuentran Correpi, Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, CeProDH, APeL, H.I.J.O.S Zona Oeste, Mesa de Mujeres, Partido Obrero, Partid de los Trabajadores Socialistas, Movimiento al Socialismo, Izquierda Socialista, Nuevo Mas, Adosac, ATE Santa Cruz, Judiciales, Siprem, CTA Autónoma, Tribuna Estatal, La Grupa, Juntas y a la Izquierda, Plenario de Trabajadoras Lucha Mujer PSTU, Isadora, Pan y Rosas, Las Rojas, Cuerpas Ausentes Río Gallegos y más.

Todas las organizaciones coinciden en que no es un hecho aislado lo que ocurrió en Puerto San Julián con la policía provincial. Hay denuncias de abuso policial desde hace muchos años, como los casos de tortura de los trabajadores desocupados de Caleta Olivia del 2004, las torturas que sufrieron los trabajadores petroleros de Las Heras en el año 2006 (por el caso Sayago), las torturas que también sufrieron algunos de los trabajadores detenidos de ATE Río Gallegos en el 2013 y otros casos más. El más resonante fue la muerte del joven taxista Gustavo Geréz en una comisaría de Caleta Olivia, ya que su cuerpo fue entregado a sus familiares con innumerable cantidad de golpes luego de ser detenido.

Por último, desde las organizaciones que se solidarizaron, se exigió que se organice una Comisión Organizadora Independiente para que se pueda investigar y encontrar a los responsables de las torturas que sufrieron las militantes y hacer responsable al Estado provincial y nacional por lo ocurrido.







Temas relacionados

Violencia de género   /    Brutalidad policial   /    Policía de Santa Cruz   /    Violencia institucional   /    Torturas   /    Violencia hacia las mujeres   /    Santa Cruz   /    Sociedad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO