Mundo Obrero

ENTREVISTA

Santa Cruz: comenzaron la búsqueda de los restos de los obreros fusilados en 1921

Ya a punto de cumplirse cien años de la gran huelga de 1920 y 1921, que el gran Osvaldo Bayer describiera en los magistrales tomos de La Patagonia Rebelde, se difundió la noticia de que empezarán a buscar los restos de los obreros huelguistas fusilados por el ejército argentino en aquellos cruentos años.

Miércoles 17 de abril | 10:52

La organización “La Ruta de la Huelga de 1921” anunció el inicio de un importante suceso, en colaboración con una empresa española que aportará equipos tecnológicos de búsqueda ayudando a encontrar los restos de los obreros fusilados durante la huelga de 1921 en Santa Cruz (se calcula que hubo alrededor de 1500 ejecutados).

Marcelo Serafini es docente y fundador de la organización que mantiene viva la memoria de aquella heroica lucha obrera y fue entrevistado por La Izquierda Diario.

¿Cómo surge la Organización de La Ruta de la Huelga de 1921?

Nosotros comenzamos en 1988, cuando Osvaldo Bayer regresa del exilio y visita Santa Cruz. Bayer tenía en mente rescatar los sucesos de la huelga porque estaba muy olvidada.
Yo era director de cultura de la localidad de Gobernador Gregores en ése entonces y recuerdo que aparece un estanciero de apellido Herrera que nos dijo que investiguemos en sus campos porque no tenía ningún problema en que busquemos restos de los hechos de 1921.
En ése mismo momento me llama Bayer y el ex gobernador Jorge Cepernic durante la década del 1970(durante su periodo de gobierno se filmó la película “La Patagonia Rebelde” y fue la causa que lo llevo a estar detenido durante la dictadura), para reunirnos en Calafate con la intención de relocalizar los lugares dónde sucedió la huelga de los peones rurales de 1921. Allí comienza la organización de La Ruta de la Huelga de 1921.
Comenzamos a marcar los sitios, buscar restos humanos en superficie, porque no escarbábamos y el tiempo fue pasando con la suma de nuevos integrantes. Siempre tratando de mantenernos independientes y con dinero propio o con colaboraciones que conseguíamos a medida que avanzaban los hallazgos. A partir del 2007 comenzó un nuevo enfoque, con perspectiva de darle una mirada turística donde aparece el Estado a través de la secretaría de turismo y cultura, para saber que se había hecho hasta ése momento. Mediante una ley se hizo una marca registrada para que los contenidos de la ruta turística relacionada con la huelga tenga todos los datos de lo que hasta ése momento habíamos en rescatado. Se buscó la manera de que sea sustentable y que cada localidad prepare a sus propios guías y que los recursos económicos se obtengan del turismo que visitara se queden en las mismas localidades, sin que haya empresas privadas que se beneficien de la iniciativa de nuestra historia.

¿Cuántas localidades integran en la actualidad?

Hoy son siete localidades y treinta y un monumentos o sitios de la memoria. En algunos de esos sitios no hubo fusilamientos, pero sí fueron importantes por los hechos que sucedieron en la historia de la huelga.
Por ejemplo en Puerto Deseado es donde el ejército argentino arriba durante la huelga y se transforma en su base operativa. Sólo hubo un solo fusilamiento de un obrero muy joven de apellido Romero, que pudo ser rescatado de una fosa anónima y llevado al cementerio de esa localidad. No hay muchos casos como el de éste joven huelguista que tenga una tumba localizada, junto con la otro fusilado de apellido Gracián que está en el cementerio de Río Gallegos. El resto de los posibles mil quinientos fusilados se encuentra en fosas comunes, porque la mayoría de los asesinatos fueron en los campos de las estancias.

¿Y cómo comenzó la búsqueda de los restos de los fusilados de la huelga?

En verdad no era nuestro objetivo encontrar restos humanos y en todo caso podíamos hacer la gestión con quienes lo quieran realizar.
Sí era una obsesión con mucha dificultad de llevarla a cabo porque es muy costosa. Incluso no había denuncias o demandas (ni siquiera luego de los fusilamientos), que exijan recuperar el cadáver de algún fusilado. Hasta que en 2011, mientras dábamos una charla pública junto a Osvaldo Bayer en un auditorio de la localidad de Pico Truncado, se nos acerca una señora que dice llamarse Aurora López y tener 91 años (en la actualidad tiene 98 años), afirmando que es hija de Alejo López, quién fue fusilado en 1921. Ella exigió recuperar los restos de su padre iniciando una demanda en la justicia federal, para comenzar la búsqueda en la zona de Jaramillo.

La noticia de Aurora López llega a un grupo de españoles que son parte de una empresa (Falcon High Tech), que se especializa a encontrar restos humanos. Se contactan con la hija del peón asesinado y con nosotros, para crear un vínculo que ayude a encontrar los restos de su padre.

Aún no hemos conseguido todas las autorizaciones para buscar en la zona donde se supone pueden estar los restos del padre de Aurora.

Mientras se están realizando ésas gestiones de la demanda de Aurora, comenzamos con el equipo español, la búsqueda en un predio que se encuentra dentro de la propiedad de una estancia llamada Bella Vista. El lugar es conocido como El Cañadón de Los Muertos (en cercanía de la localidad de Gobernador Gregores) y durante años se fueron encontrando objetos como armas o fragmentos humanos porque allí hubo fusilamientos de huelguistas el 1 de diciembre de 1921. No hay datos precisos de cuantos fueron asesinados, ya que en general los partes militares difieren en los informes (que siempre se mencionaban como enfrentamientos), ni tampoco los nombres de los capturados. Pero hay otros relatos de los dueños de las estancias de aquellos años que luego de apresar a los huelguistas, eran llamados por el ejército a que reconozcan quiénes eran los líderes de los alzados para ser ejecutados.

Hubo testimonios de los sobrevivientes recolectados durante la filmación de la película La Patagonia Rebelde (1974) que permitieron dar un acercamiento de donde podrían estar el lugar preciso de los hechos, para luego hacer un rastreo satelital que ayuda a calcular las distancias y las características topográficas. Luego pasamos a la siguiente etapa que fue mediante drones que filman en infrarrojo e imágenes térmicas. Todos los datos se procesan y dentro de un mes pasaremos a traer los equipos que se arrastran sobre el terreno y georadares que aunque hayan pasado cientos de años, se puede saber cualquier tipo de movimiento de tierra, que en éste caso puedan ser tumbas masivas. Luego se llamará a otro equipo de antropólogos y arqueólogos para que se haga una excavación que logren encontrar los restos humanos.

¿Nunca antes hubo una búsqueda de tal magnitud?

Nunca hubo, porque pesaba mucho el ocultamiento de los hechos a pesar de que el Estado lo mencionaba en actos o recordatorios que no pasaban de eso. Tampoco judicializaron el caso y gracias a Aurora López comenzó una demanda contra el Estado por el asesinato de su padre que no había aportado en nada hasta ése momento.
Y ahora gracias a la colaboración de la empresa española (que es muy costosa), y son líderes en esta especialidad de búsqueda y nosotros no conseguíamos tal apoyo (en 2015 habían localizado los restos de Miguel de Cervantes en Madrid).
Mucho antes, más o menos en el año 1997 habían empezado a involucrarse algunos colegios secundarios que no sólo eran para dar una charla o un recordatorio. Los jóvenes del secundario se encargaban de conservar el lugar y controlar que no haya ninguna profanación. Justamente por éste motivo pudieron participar junto al grupo español, los estudiantes de una escuela agropecuaria de Gobernador Gregores, aprendiendo a operar los equipos de búsqueda, para que en el futuro sean ellos los que puedan mantener viva la historia de la huelga.

¿La búsqueda seguirá en otros lugares, como por ejemplo en La Estancia La Anita?

Así es. Luego de concretar en el Cañadón de Los Muertos y Jaramillo vamos a seguir con otros lugares donde ocurrieron los fusilamientos. Pero antes vamos a tener reuniones con todos aquellos que quieran colaborar con los costos de la búsqueda ya sean autoridades o empresarios.

La Estancia La Anita (muy cerca de la localidad de El Calafate) es uno de los lugares más importantes de la huelga de aquellos años (se calcula que allí hubo alrededor de 400 fusilamientos y es la derrota definitiva de la huelga ocurrida el 7 de diciembre de 1921). Y además de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral hay intereses de otros Estados como es por ejemplo el país Vasco (porque hay fusilados que provenían de allí), que ya se comprometieron en financiar los costos y enviar profesionales para colaborar.
La Ruta de la Huelga de 1921 tiene su sitio en Facebook, donde van publicando las novedades de lo que surge en la búsqueda de los fusilados del ejército argentino, que fueron comandados por el teniente coronel Benigno Varela a la orden del presidente radical Hipólito Yrigoyen.
Los grandes estancieros como los Braun- Menéndez se enriquecieron mucho más a costa de la derrota de la huelga obrera, que generó mucha más explotación en los peones que sobrevivieron.
Aquellos sangrientos asesinatos se ocultaron por décadas hasta que salieron los tomos de Osvaldo Bayer a mediados de la década de 1970. Y es una historia que no debe ser olvida, porque fue una gran gesta de la lucha obrera en Argentina y en toda la Patagonia.







Temas relacionados

Santa Cruz   /    Historia   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO