Política Uruguay

A propósito de los dichos del expresidente sobre Ades

Sanguinetti y su complicidad con la impunidad

Miércoles 30 de mayo | 22:00

En un acto colorado realizado hace pocos días, Sanguinetti señaló que "la asociación de profesores es fascista y lo digo acá con todas las letras, es fascista, lo declaró persona no grata (al consejero Robert Silva)". Opinó además que el simulacro de los alumnos fue una "escenificación mentirosa" y que “nunca hubo secuestros desde dentro de un liceo". .

Sanguinetti se refería a la actividad realizada por estudiantes agremiados del Liceo IAVA que realizaran un simulacro de secuestro dentro de las aulas, como actividad previa a la Marcha del Silencio.

Tras estos simulacros, el representante de los docentes en el Consejo Directivo Central (Codicen), Robert Silva, pidió investigar lo sucedido, poniendo en tela de juicio la escenificación estudiantil.

Ades se solidarizó con los estudiantes y recordó que Silva encabezaba los violentos desalojos de los estudiantes organizados durante el 2002, en los Liceos 11 del Cerro y Miranda, entre otros. Ante sus declaraciones y su intento de criminalizar a los estudiantes, fue declarado persona no grata por el gremio, que en un comunicado señaló que la actitud de Silva es "antidemocrática, tendiente a reprimir y perseguir y ajena totalmente a la Educación Pública"

La actitud macartista de Silva pretende cercenar el derecho de expresión de los estudiantes e indirectamente favorece la impunidad para los delitos de la dictadura al evitar conocer la verdad de los hechos en esas épocas.

Sanguinetti y la impunidad para los delitos de la dictadura

No extraña la actitud del ex presidente, quien durante su gestión fue un arduo defensor de los militares y actor clave en el Pacto del Club Naval que selló la impunidad que aún se mantiene. No está de más recordar que además resultó electo en elecciones con políticos proscriptos y presos políticos.

Desde entonces su prédica ha sido constante en favor de evitar que se haga justicia y que se conozca la verdad, siendo un gran deformador del pasado reciente con su “teoría de los dos demonios”, con la que intenta explicar los hechos como un simple enfrentamiento entre bandos (militares y guerrilleros).

Ante los dichos de Sanguinetti, el dirigente de Ades Luís Martínez aclaró que "los alumnos agremiados del IAVA realizaron una recreación de un operativo militar donde se secuestra a personas y esas personas, como nos pasó a miles de uruguayos, íbamos a las cárceles, a los cuarteles y las comisarías, en donde se recibían infames sesiones de tortura". Recordó además que esos hechos sucedieron “incluso en el periodo supuestamente democrático en el cual el Dr. Sanguinetti era ministro de Educación y Cultura, en el gobierno de Bordaberry.

Ya en esa época previa a la dictadura, se secuestraban estudiantes; el propio Martínez recordó que “quien habla, junto a estudiantes, fuimos sacados a palo del liceo por actividad gremial. La Republicana, la Metropolitana en aquel momento, nos reprimía a balazos…vaya que hubo secuestros… de los que "estos señores por acción u omisión fueron cómplices".

La tergiversación permanente de Sanguinetti intenta ocultar la verdad y justificar los crímenes de lesa humanidad; continúa así con su rol de sostenedor y cómplice de la impunidad.






Temas relacionados

Política Uruguay   /   Dictadura uruguaya   /   Impunidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO