Mundo Obrero

PANDEMIA EN HOSPITALES

Sanatorio Otamendi recorta salarios: el Gobierno los financia y Daer justifica

Uno de los sanatorios mas prestigiosos de la Ciudad de Bs. As., ha pagado solo el 30% de los salarios de sus trabajadores. El gobierno anunció el rescate a los empresarios. Héctor Daer, el dirigente de ATSA y secretario general de la CGT justifica los recortes.

Natalia Laris

Trabajadora call center | Estudiante de enfermería

Lunes 11 de mayo | 11:18

Crece la bronca. Lo que cobraron las y los trabajadores el día 30 de abril, fue solo un 30% de sus salarios, y del ANSES solo recibieron el bono que ya estaba acordado. Nada más. Según cuentan los trabajadores del sanatorio, el dia 29 de abril. la gerencia hizo circular un mensaje de whatsapp, donde avisaba a los trabajadores del Sanatorio que “el día 30 de Abril el Sanatorio abonará aproximadamente el 50% de su sueldo. Asimismo, cumpliendo lo establecido por el decreto 376/2020, la Anses abonará la parte restante el día 7 de Mayo.” Por último el comunicado plantea que : "Queremos resaltar que en la presente crisis el sanatorio se ha visto enfrentado a una baja sustancial de sus ingresos, y, al mismo tiempo, se ha visto obligado a aumentar drásticamente las inversiones. Justamente por este motivo el estado acude a ayudar a las clínicas y sanatorios."

La crisis de la que habla la gerencia, no es corroborada por ningún ente oficial. Ni tampoco presentaron balances públicos que demuestren las pérdidas. Cabe recordar que el Sanatorio Otamendi, así como fue uno de los primeros en anunciar los recortes salariales, junto al Hospital Italiano, y prepagas como Galeno, es uno de los sanatorios con mayor renombre y facturación.

La clínica, es considerada una de las más equipadas y preparadas. Uno de los sanatorios de la prepaga Medicus. El mismo presidente Alberto Fernández, fue internado ahí hace un año atrás. Fue la clínica que atendió al segundo caso Covid 19 en el país, y públicamente sus autoridades anunciaron en ese momento que estaban muy bien preparados para enfrentar la pandemia. Acceder a consulta con un médico clínico sale alrededor de 3000$ en esa institución. Hoy además de los recortes salariales, las y los trabajadores denuncian que trabajan con elementos de protección personal insuficientes. “Tenemos que trabajar con el mismo barbijo 14 hs” nos contaba una de las enfermeras del sanatorio.

Jorge Aufiero, el CEO de Medicus, fue el primero en oponerse públicamente al amague de Gines Gonzalez Garcia de utilizar los recursos privados para enfrentar la pandemia. El gobierno, lento para tomar medidas que garanticen condiciones dignas de trabajo para las y los trabajadores de la salud, fue rápido para darle plata a quienes lucran con la salud de la población.

Sin embargo ATSA, el gremio mayoritario de las clínicas privadas, que responde a Héctor Daer, no solo no anunció ninguna medida, sino que el mismo dirigente fue el que aprobó y justificó los recortes a las y los trabajadores. Y con respecto a las empresas de salud privada en particular en una reciente entrevista en Radio Nacional planteó que "Con respecto a la asistencia, el sector prestador privado tiene hoy las clínicas prácticamente vacías, con lo cual los costos de funcionamiento son mucho más alto en proporción a los ingresos. Por eso el Estado ha tenido claro que tenía que asistir a las empresas mediante el sistema ATP"

Esta medida que adoptaron clínicas privadas como el Otamendi, el Hospital Italiano, entre otras, y prepagas como Galeno, está siendo repudiada por las y los trabajadores como venimos reflejando acá y acá, entre otras denuncias. También los gremios de médicos, y Fesprosa emitieron denuncias en los medios, aunque no anunciaron ninguna medida. Las y los trabajadores cuentan que no hay forma de que pierdan ingresos ya que se trabaja como siempre. El prestigioso sanatorio, además de ser parte de Medicus trabaja con empresas de medicina prepaga como OSDE, Galeno y Swiss Medical que no dejaron en ningún momento de cobrar las cuotas a sus afiliados. Un abuso por parte de quienes se llenan de plata a costa de la salud, y la precarización.

Las y los que sostienen con su trabajo y dedicación las clínicas y hospitales, son claros en sus reclamos. Con la organización desde abajo, en asambleas y comisiones de higiene y seguridad se puede fortalecer la pelea para imponer medidas de fuerza contundentes. En clínicas privadas y hospitales públicos tiene que haber condiciones dignas de trabajo y salario. Es necesario unificar todos los recursos públicos y privados bajo órbita estatal. Con impuestos a las grandes fortunas, como las que tienen los dueños de las prepagas como Aufiero, Belocopitt (dueño de Swiss Medical), o Julio Fraomeni (CEO de Galeno) entre otros se puede mejorar el equipamiento y los sueldos de quienes están en primera linea. Para que la prioridad no sea el lucro de los empresarios, sino el derecho a la salud.







Temas relacionados

Sanidad privada   /    Coronavirus   /    Clínicas privadas   /    Crisis en salud   /    ATSA   /    Héctor Daer   /    Crisis de la salud pública   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO