PANDEMIA Y PRECARIZACIÓN LABORAL

San Miguel: Siete casos confirmados de Covid-19 en la empresa Domingo Mangone

Hasta el día de la fecha hay siete casos confirmados de Covid-19 en la empresa Domingo Mangone, una fábrica de envases plásticos para insumos farmacéuticos ubicada en el Partido Bonaerense de San Miguel.

Jueves 9 de julio | Edición del día

1 / 1

Según testimonios de los trabajadores, la empresa no quiso seguir el protocolo de aislamiento ni testeos masivos y desinfección, ante esto la respuesta de sus empleados fue manifestarse en la puerta de la fábrica para exigir que se cumpla las normativas, pero el dueño, Domingo Mangone, sigue haciendo caso omiso a los reclamos, pretende que los trabajadores sigan concurriendo, mediante amenazas de sanciones.

Esta fábrica que está casi en el corazón de San Miguel, desde siempre le busco la vuelta para explotar a sus trabajadores, ritmos de producción inalcanzables, máquinas defectuosas, turnos interminables y las “horas extras encubiertas”. A continuación, un relato de un ex trabajador de la fábrica, que prestó testimonio a La Izquierda Diario.

"No veíamos el sol, entrabamos a la madrugada y salíamos de noche"

"Por el 2014 me encontraba en la fábrica con 22 años en el sector de Soplado, muy joven uno dirá, “en pleno Kirchnerismo, que piola tenías todos los derechos”, pero no fue así, el viejo nos hacía laburar 10 hs y solo pagaba 8hs, las demás horas eran de “capacitación” , para una tarea que no tenía mucha ciencia, eso sí, el método que te pedían para controlar los frascos no coincidía para nada con la velocidad de la producción de la máquina, era inalcanzable.

Si terminaba el turno y no llegabas a revisar los frascos como ellos querían, tenías que volver al otro día antes que arranquen las máquinas a sacar esa producción, obvio que todo gratis, cuando esto pasaba los turnos iban de 12 hasta 14 hs y solo pagaban 8hs. No veíamos el sol, entrabamos a la madrugada y salíamos de noche.

El sindicato no existía, y si alguien iba a quejarse al otro día no entraba a la fábrica, muchos pibes vi que cuando entraba a laburar quedaban en la puerta esperando para sacar sus cosas del locker, mientras veía a todos sus compañeros entrar a la fábrica"

Como cuenta Marcos, es una patronal con años de tradición de negrear y explotar a los trabajadores y esta pandemia es aprovechada para precarizar aún más sus vidas, sin darles las medidas de prevención sanitaria necesarias para trabajar.

Si trabajas actualmente o trabajaste en esta fábrica, podes enviarnos tu testimonio de forma anónima.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO