Política

NOTA DE TAPA

Salvaje represión a los obreros de Lear en la Panamericana

La Gendarmería Nacional reprimió salvajemente ayer a los obreros despedidos por la autopartista Lear cuando este jueves llevaban adelante la 12º Jornada Nacional de Lucha, acompañados por organizaciones solidarias.

Sábado 25 de octubre de 2014 | Edición del día

La Gendarmería Nacional reprimió salvajemente ayer a los obreros despedidos por la autopartista Lear cuando este jueves llevaban adelante la 12º Jornada Nacional de Lucha, acompañados por organizaciones solidarias. La protesta se llevaba adelante en la autopista Panamericana a la altura de la localidad de General Pacheco. Los obreros y manifestantes habían dejado dos carriles libres. Sin mediar aviso previo, alrededor de las 18:40 hs. la Gendarmería de Sergio Berni decidió impedir la manifestación de la caravana solidaria de autos con los despedidos de Lear y sus familias, e inició una dura represión.

El operativo represivo fue con saña. Con palazos, gases y balas de gomas Gendarmería disparaba a escasos metros de los manifestantes. Lo más alevoso fue que las balas de goma se dispararon cuando la Panamericana ya había sido liberada. A muchos le impactaron los disparos cuando estaban refugiados dentro de la carpa de Lear.

Fueron heridos más de 50 trabajadores, hubo 13 hospitalizados y dos detenidos. Los heridos son en su mayoría trabadores pertenecientes a la gráfica Donnelley, las alimenticias Pepsico y Kraft, docentes del SUTEBA, entre otros. Dentro de los heridos, se encuentran el delegado de Donnelley René Córdoba, ambos al cierre de esta edición internados y serán operados debido a las heridas recibidas. Córdoba tiene perdigones dentro del cuerpo, que no pueden ser retirados sin intervención quirúrgica, mientras que Gassibe tiene alojadas balas de goma cerca del tendón, por lo que también deberá ser intervenido durante la noche en una delicada operación. El diputado nacional del PTS en el Frente de Izquierda Nicolás del Caño tiene siete balazos de goma en el cuerpo.

Dentro de los heridos se encuentran además Natalia Gonzáles Seligra, Secretaria de DD.HH. de SUTEBA Matanza con una herida en el cráneo, Gabriel Fernández, Congresal del Sindicato de la Alimentación por la lista Bordo de Mondelez-Kraft Victoria y Camilo Mones miembro de la Comisión Interna de Pepsico con balas de goma en la pierna y el histórico dirigente del Astillero Río Santiago, José Montes del Astillero Río Santiago con balas en el abdomen y la ingle.

Gendarmería también secuestró varios autos y trasladó a los detenidos a la sede que tiene en la localidad de Pacheco. Además de los autos secuestrados, muchos más fueron dañados, rompiendo los uniformados los vidrios y abollando sin ningún fin más que provocar daños a los mismos.

Al cierre de esta edición seguían presos Mariano Saleh, trabajador estatal y Paula Akerfel, delegada docente del SUTEBA Tigre.

El delegado de Lear Rubén Matu, que fue reincorporado a la fábrica por orden judicial y encabeza junto a otros delegados la lucha por la reincorporación de sus compañeros despedidos afirmó “luego de 150 días de lucha, esta es la respuesta del Gobierno nacional al reclamo de reincorporación de 40 trabajadores que aún siguen peleando su derecho a no quedar en la calle. Ayer (por el miércoles 22 NdR) una patota atacó la carpa amenazando a compañeros y compañeras, y fueron los propios trabajadores los que los echaron, mientras la Policía Bonaerense miraba sin actuar”.

El diputado Nicolás Del Caño denunció “El accionar de la Gendarmería fue totalmente ilegal, además de que volvieron a violar mis fueros como diputado nacional por la Provincia de Mendoza. Vamos a presentar una denuncia penal mañana porque estos procedimientos son totalmente ilegales, como ya ocurrió con el caso del célebre “gendarme carancho”.

El gobierno es responsable

La multinacional norteamericana Lear despidió a más de doscientos trabajadores. A la fecha, hay cuarenta familias que siguen reclamando por sus puestos de trabajo. A cinco meses del inicio del conflicto el Gobierno nacional no dio una solución a estas familias que están despedidas por parte de una multinacional buitre pese a que el Ministerio de Trabajo dictaminó que los despidos eran ilegales. Los obreros y sus delegados vienen denunciando, además, que la dirigencia burocrática del SMATA, se prepara para realizar un Congreso con el fin de expulsar a los delegados que enfrentaron los despidos y suspensiones.

La decisión de Cristina Kirchner de rendirse ante la multinacional norteamericana y encumbrar al ex caraptintada Sergio Berni a la represión de la protesta, confirma el giro derechista del gobierno. La misma semana que envió al Congreso un nuevo paquete de leyes que refuerza la mano dura y estigmatiza a inmigrantes y jóvenes pobres, vuelve a ordenar una represión contra trabajadores ilegalmente despedidos.

La misma semana que se cumplieron 4 años del brutal asesinato de Mariano Ferreya por parte de uno de los sindicalistas afectos de los Kirchner, la patota ataca la carpa, y las fuerzas de seguridad reprimen brutalmente a quienes reclaman no quedar en la calle. Se podría decir que a la derecha de Cristina y Berni, sólo queda la pared

La alevosa represión provocó el repudio general. El Secretario general del SUTEBA Roberto Baradel y otros sectores kirchneristas enviaron comunicados repudiando el accionar de la Gendarmería.

El viernes 24 a las 18 hs. en el BAUEN los trabajadores de Lear harán una reunión solidaria para discutir la situación del conflicto, repudiar la represión y discutir cómo enfrentar el intento del SMATA de expulsar a los delegados de Lear del Sindicato insólitamente acusados de ser agresores.






Temas relacionados

Lear   /    Represión policial   /    Represión   /    Represión en Lear   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO