Política

ELECCIONES PROVINCIALES

Salta: el PTS en el FIT llama a votar al Partido Obrero

A días de las PASO la interna entre la candidatura de Juan Carlos Romero y Juan Manuel Urtubey se recalienta. Las acusaciones mutuas van y vienen en las páginas de El Tribuno o El Intransigente, sobre hechos de corrupción, usos y abuso de presupuesto, niveles de desnutrición, entre tanto otros. Quieren hacerle creer a los salteños que lo que se discutirá el próximo domingo es un problema de modelo. Sin embargo, tras veinte años de gestión continuada en la provincia, eso no está en juego.

Viernes 10 de abril de 2015 | Edición del día

Salta los une

 
Juan Carlos Romero, que el jueves va a estar junto a Sergio Massa en el cierre de campaña del precandidato a intendente por la capital, Gustavo Sáenz, gobernó en plena época menemista durante tres mandatos. Es el responsable de las privatizaciones masivas de los 90, que incluyó la del banco provincial e YPF como muestra mayor, dejando en la calle a miles de trabajadores. Mientras Urtubey se jacta de tener pleno empleo, con salarios reales que promedian los $3.000 que golpean de lleno a la juventud y siendo Salta la segunda provincia más pobre del país, el índice de desnutrición es alarmante y la única explicación que da el gobierno es que nuestros niños qom o wichi no se dejan cuidar.

Es la tropa de Urtubey quien sigue votando por el pago sin restricciones a Repsol tras la estatización trucha de Cristina Kirchner. Al mismo tiempo se sabe que el banquero Jorge Brito, dueño del banco Macro, fue un reconocido amigo de Kirchner y Romero, y desde el FPV no se ha alzado la voz en contra de la privatización.

¿Dos modelos?

El modelo K de Urtubey es el que liga la provincia al mundo de la mano de la superexplotación laboral en las estancias e ingenios, para producción de tabaco y soja, alentando los desmontes que estuvieron en la memoria de todos los salteños tras las inundaciones del mes pasado. Pero esto no hace más que profundizar el avance de los negociados de los 90 que mucho tienen que ver con el modelo macrista de gestión del espacio público que se ve en la Ciudad de Buenos Aires y que se llevó a Salta en su semana de campaña. O el del candidato a presidente Daniel Scioli, que es un entregador serial de terrenos públicos para la construcción de countries y barrios privados; los mismos que en la capital salteña abundan. Sin ir más muy lejos, en el acto que este martes realizaron juntos Scioli y Urtubey se pudo ver en primera fila al grupo empresario Ingeco que mostró a la construcción como su nuevo sector mimado.
 
La de Urtubey e Isa, es la misma policía asesina de Anibal Verón, que se jacta de reprimir ayer y hoy a las docentes en huelga. Y es Urtubey quien viene de aumentar el presupuesto para “seguridad” poniendo más policías a las calles.
La situación de las mujeres ubica a Salta bien arriba en el ranking nacional de muertes por abortos clandestinos, femicidios y trata de personas. Ante esto, sólo silencios encontrados pudieron sentirse entre los diferentes adversarios que abrazan de igual forma a la Iglesia Católica Apostólica y Romana, que en Salta comparte con el PJ un verdadero cogobierno.
 

El voto al PO-FIT, la alternativa este domingo

 
La polarización que intentan imponer para mostrar que no hay nada por fuera de esta falsa alternativa, busca callar los años de resistencia y organización desde abajo que vienen expresándose en la provincia. Mientras se ve cómo Patricia Argañaraz, Secretaria General de ADP, y los burócratas de la UPCN se abrazan con Urtubey y le hacen el aguante para el domingo, son miles de trabajadores, trabajadoras y jóvenes estudiantes quienes, por el contrario, se abrazan a las ideas de la izquierda y quieren otra opción para este domingo.
 
Son miles de docentes, también, que se siguen organizando de forma independiente tanto de Romero como de Urtubey en cada punto de la provincia. Así como miles quienes el pasado 31 de mayo paralizaron la provincia confraternizando con los trabajadores del transporte en un nuevo parazo nacional. Hay un sector de trabajadores que le dan la espalda a la propuesta de Romero-Urtubey que no es más que continuidad sin cambios, gane quien gane.
 
En su recorrida en la provincia, el precandidato a presidente por el PO-FIT Jorge Altamira se reunió con trabajadores en Orán y manifestó tener grandes expectativas en las elecciones de la Capital.
 
El Partido de Trabajadores Socialistas es una fuerza política de izquierda a nivel nacional e integra el Frente de Izquierda y de los Trabajadores junto al Partido Obrero e Izquierda Socialista. Con el diputado nacional Nicolás del Caño del PTS-FIT en Mendoza, el PTS está desplegando una campaña militante para terminar con los bajos salarios, los despidos, la precariedad laboral y conquistar los derechos de la juventud y las mujeres, denunciando a la inmensa casta de políticos que se enriquecen en sus funciones.

El PTS llegó a Salta porque quiere construir una verdadera izquierda de los trabajadores y las mujeres, independiente del PJ de Urtubey y Romero y del resto de los partidos patronales. Viene haciendo una experiencia en los colegios y en la UNSA junto a docentes, mujeres y estudiantes, para conquistar todos los derechos. Para construir el FIT y desarrollar aún más la influencia de la izquierda en Salta.
 
Si bien aún el PTS está tramitando la legalidad provincial, en el marco de constituir el Frente de Izquierda y de los Trabajadores en Salta, llama a votar al Partido Obrero este domingo12 para todos los cargos en los que se presenta.







Temas relacionados

Juan Carlos Romero   /    Elecciones 2015   /    Juan Manuel Urtubey   /    Partido Obrero (PO)   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Elecciones   /    Salta   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO