Política

LUEGO DEL 1º DE MAYO

Salgamos a disputar la conciencia política de millones contra los partidos patronales

Apuntes militantes luego del 1º de Mayo.

Fredy Lizarrague

Dirigente nacional del PTS

Viernes 5 de mayo | Edición del día

El Frente de Izquierda reafirmó este 1° de Mayo que es la única fuerza política de alcance nacional en condiciones de ofrecer una alternativa independiente, de los trabajadores y socialista, con capacidad de movilización. Esto quedó claro frente a los actos de los ajustadores Macri y el Momo Venegas, de la CGT colaboracionista (que une a massistas y pejotistas) y de las CTA kirchneristas (que terminarán aliados en listas comunes a los pejotistas que le votan las leyes a Macri), muy pobres todos en concurrencia.

En la realidad política nacional, mientras seguirán los ataques gubernamentales y patronales, y las luchas de los trabajadores por las paritarias y contra los despidos, todas las fuerzas políticas estarán orientadas a intervenir en el proceso electoral. El gobierno con la intención de capitalizar la base social “dura” que apoya las exigencias de mayor productividad a los trabajadores, una política de “orden” contra los que luchan (la que se expresó en la movilización del 1A), “dejar atrás” el genocidio (coincidente con el “2x1” resuelto por la Corte), etc.

El kirchnerismo y el peronismo buscarán capitalizar la bronca y oposición social a los tarifazos, a la pérdida del salario, a los despidos. El massismo buscará mantener, ahora en alianza con Stolbizer, su dificultoso lugar “intermedio”. Los que integramos el Frente de Izquierda saldremos a disputar la conciencia política de los millones que rechazan el ajuste y al gobierno de los CEOs para evitar que caigan en la trampa de los que se presentan como opositores pero terminan garantizando las votaciones de las leyes de Macri y su “gobernabilidad”.

Actos del FIT: de los trabajadores, socialistas e internacionalistas

En el acto en Plaza de Mayo y los actos en varias ciudades del interior del país, los oradores de las distintas fuerzas del FIT expresaron lo que destacara Nicolás del Caño en su discurso, en relación a que “no actuamos (el FIT) sólo cuando hay elecciones, estamos presentes en todas las luchas. Participamos juntos de la Multicolor en Suteba y de la Granate-Blanca en Telefónicos, además de numerosos gremios y centros de estudiantes. Somos impulsores de la declaración del sindicalismo combativo que exige un paro activo de 36 horas y estuvimos en los piquetes del 6 de abril, que tanto molestaron a Macri y a Bullrich”.

Además, los principales oradores de cada fuerza expresaron el apoyo internacionalista al gran paro nacional de la clase obrera que sacudió Brasil pocos días antes (28A), el repudio al imperialismo y los gobiernos que ejecutan sus planes, y la perspectiva de lucha por el poder de los trabajadores frente a la crisis capitalista que se viene desarrollando desde 2008 y que se expresa tanto en procesos de la lucha de clases en diversos países como en crisis de los regímenes políticos (aunque se expresó una importante diferencia con IS sobre el proceso en Venezuela, donde se ubican como parte de las movilizaciones que exigen la renuncia de Maduro, mientras que el PTS y el PO levantamos posiciones similares de independencia tanto del gobierno como de la oposición pro-imperialista).

El FIT tiene un programa común que ha pasado la prueba de los hechos desde que lo formuláramos por primera vez en 2011 y luego se ampliara en 2013, enriquecido con declaraciones comunes como la que elaboramos para convocar al Acto de Atlanta.

Por supuesto que en el FIT hay diferencias políticas, porque es un frente compuesto por organizaciones que se reivindican obreras y socialistas pero que defienden tácticas y estrategias distintas para llevar adelante sus programas, algo habitual en la historia revolucionaria del movimiento obrero. Esto, lejos de debilitar al FIT, lo fortalece, muestra su real diversidad, dado que las disidencias no han pasado, para nosotros, los límites “de clase”, como podría ser la traición en una gran lucha o el acuerdo con fuerzas políticas patronales o de centroizquierda (como hace el MST en Santa Fe donde participa del Frente Social y Popular encabezado por Carlos del Frade, que llamó a votar a Scioli en el ballotage del 2015, siguiendo su penosa tradición de haberse aliado con Luis Juez en Córdoba).

Por supuesto que sería mucho mejor que las coincidencias fueran totales (lo que abriría la posibilidad de un partido unificado, cuestión que planteamos explorar en el 2012 y fue rechazada), pero lo peor es pretender imponer supuestos “acuerdos” que la propia experiencia no ha demostrado, más aún cuando tenemos mecanismos para canalizarlos y no se trata de cuestiones de principios. El debate público de las diferencias ayuda a que los centenares de miles de trabajadores, mujeres y jóvenes que tienen como referencia al FIT, saquen sus propias conclusiones y apoyen por convicción las distintas propuestas, posiciones y métodos.

Los oradores del PTS desarrollaron el carácter anticapitalista y revolucionario, de lucha contra la burocracia sindical, los partidos patronales y su Estado, de la propuesta que hemos formulado a las demás fuerzas del FIT de impulsar la lucha por la reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana, para instalar el reparto de las horas de trabajo entre ocupados y desocupados, con un salario mínimo que cubra la canasta familiar. Este planteo lo llevamos a las organizaciones del movimiento obrero y estudiantil (es parte de nuestra agitación en las elecciones de los docentes bonaerenses, por ejemplo).

Lorena Gentile, obrera de Kraft-Mondelez y dirigente de Pan y Rosas, conmovió a todos los presentes mostrando cómo esta lucha responde a los sufrimientos de las mujeres obreras y señala una perspectiva revolucionaria de lucha contra la explotación capitalista.

Nicolás del Caño destacó, en el nuevo aniversario de la gesta por las 8 horas que dio origen al Día Internacional de los Trabajadores, cómo esa demanda de la reducción de la jornada laboral a 8 horas fue una de las banderas centrales de la Revolución Rusa, de la que se cumplen 100 años; y por eso el planteo de "6 horas..." es parte de nuestro programa transicional que culmina con la conquista revolucionaria del gobierno de los trabajadores.

Los oradores de PO (su columna estaba compuesta mayoritariamente por compañeros y compañeras del Polo Obrero, mientras que en términos comparativos la columna del PTS fue la más importante como fuerza partidaria en el acto) insistieron en el planteo de un congreso obrero y de la izquierda, propuesta que IS ya rechazó en su prensa. Persiste además una diferencia sobre el orden de las principales candidaturas.

En 2015, el propio PO e IS impulsaron dirimir esta cuestión utilizando el mecanismo de las PASO (aunque todos seguimos denunciando su carácter proscriptivo), rechazando la propuesta del PTS de la fórmula Altamira-Del Caño. Esto terminó, como es sabido, con el triunfo de la fórmula Del Caño-Bregman. Ahora la situación es más sencilla, ya que en aquella oportunidad no se podía integrar, posterior a las PASO, la fórmula presidencial, cuestión que sí se puede hacer con las listas de diputados, algo perfectamente complementario del mecanismo de rotación de las bancas que es patrimonio del FIT.

Nicolás del Caño cerró su discurso planteando: “más allá de la forma en la que se determine el orden de nuestras listas, tenemos que salir todos de esta plaza con el programa del FIT a dar batalla en cada lugar de trabajo y estudio, en cada barrio, para disputar la conciencia política de los trabajadores, las mujeres y la juventud”.

Agitación política de masas y organización amplia de los simpatizantes del PTS en el FIT

Lejos de todo internismo, desde el PTS creemos que las fuerzas del FIT, incluyendo por supuesto nuestro partido, estamos atrasados en lanzar una gran agitación política verdaderamente de masas para dialogar con los millones de trabajadores, mujeres y jóvenes que rechazan el ajuste macrista pero no tienen claro el carácter colaboracionista de la oposición patronal en sus distintas variantes (k y pejotismo, que irán juntos, massismo). Una agitación que retome los planteos anticapitalistas que hicimos en la Plaza, que defienda la independencia política de la clase trabajadora, que ayude a elevar sus aspiraciones y a convencer de la necesidad de organizarse para luchar contra este sistema de explotación.

Las primeras experiencias que hemos realizado con la campaña “nuestras vidas valen más que sus ganancias”, nos muestran un amplio auditorio. Así, en numerosas fábricas y empresas los trabajadores opinan y debaten nuestra propuesta (ver en estas páginas), también en las recorridas por medios y lugares de trabajo y estudio que están haciendo Nicolás del Caño y nuestros referentes por distintas ciudades del país. Pero nos falta hacer una agitación mucho más audaz.

Queremos llegar a decenas de miles, a millones. En la Universidad de Buenos Aires los militantes de la Agrupación En Clave ROJA (Juventud del PTS e independientes) han logrado instalar la campaña con volanteos, proyecciones, carteles, pasadas por los cursos, lo que generó debates profundos con centenares de estudiantes, a partir de una campaña que relaciona el planteo de la reducción de la jornada laboral con el reclamo de “becas para poder estudiar” (de media canasta familiar), denunciando lo que el gobierno entrega a los capitalistas y la enorme deserción que hay en las universidades e institutos terciarios de los jóvenes que no pueden estudiar y trabajar 9 horas por día (lo que apenas alcanza para sobrevivir). Esta campaña previa permitió que la Juventud del PTS de CABA movilizara centenares de estudiantes y jóvenes trabajadores al acto en Plaza de Mayo, y se duplicara la cantidad de compañeras y compañeros organizados en las agrupaciones.

Se trata de llevar este ejemplo a todos los lugares de trabajo y estudio, así como de comenzar a recorrer también los barrios (tanto en los lugares de concentración como “puerta a puerta”, partiendo de invitar a que colaboren los miles de simpatizantes con que ya contamos) para comenzar a instalar la campaña del FIT en las principales ciudades del país.

En las próximas semanas saldrán nuevos spots sobre la campaña por las “6 horas…”, así como otros ejes temáticos que se integran bajo el lema “nuestras vidas valen más que sus ganancias”: contra la violencia de género (campaña ya lanzada por Myriam Bregman en CABA, Noelia Barbeito en Mendoza y Laura Vilches en Córdoba), contra los tarifazos, en defensa de la educación pública, y otros.

Miles de candidatos trabajadores, del movimiento de mujeres y de la juventud

Junto con esto, queremos invitar a todos los compañeros y compañeras que adhieren a nuestras propuestas para el FIT, a organizarse en los locales y agrupaciones para llevar adelante la campaña, y también ser candidatos en las próximas elecciones, ya que en varias provincias y ciudades no se eligen sólo diputados y senadores nacionales, sino también diputados provinciales y/o concejales. En la Provincia de Buenos Aires queremos armar listas en la mayor parte de los 135 municipios. Ya contamos con decenas de locales partidarios en los principales municipios bonaerenses, que servirán con centros de organización de la campaña.

Acto de los trabajadores y trabajadoras con Nicolás del Caño y Christian Castillo

La presentación de los candidatos y candidatas del movimiento obrero se hará en un gran acto de lanzamiento a comienzos de junio, en el Gran Buenos Aires. La Juventud del PTS está debatiendo a su vez convocar a un acto juvenil a mediados de junio, y las compañeras de Pan y Rosas hacer lo propio a fines de ese mes, en apoyo a las candidaturas de Myriam Bregman, Andrea D’Atri y decenas de compañeras referentes del movimiento de mujeres.

En Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Neuquén, Jujuy, Tucumán, La Pampa, Río Negro y San Luis, se están organizando también las campañas y actos de presentación de los candidatos.

En la primera fila de cada lucha y de esta gran batalla política

Seguiremos estando en la primera fila de cada lucha, como la gran movilización de la mujer que se prepara para el 3 de junio, apoyando a los compañeros de Madygraf y Zanon en la defensa de las gestiones obreras, siendo parte de la campaña de la Multicolor del SUTEBA o la Granate-Blanca de FOETRA. Y a su vez iniciamos una batalla política en busca de lograr que franjas lo más amplias posible de trabajadores, mujeres y jóvenes den pasos en romper con los partidos patronales y acercarse al programa del Frente de Izquierda, aprovechando la politización de masas que ya está instalada, y que se agudiza frente a las elecciones.

Conquistar una mayor influencia política permitirá que una fuerza militante de la izquierda revolucionaria acrecentada, enraizada en fábricas, empresas, universidades, colegios y barrios, esté mucho mejor preparada para las duras batallas de la lucha de clases del presente y del futuro.






Temas relacionados

1º de Mayo   /    Mauricio Macri   /    CGT   /    PJ   /    Kirchnerismo   /    PTS   /    CTA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO