Mundo Obrero

Sindicatos recuperados

SUTNA: debate con la lista Negra y la orientación del Partido Obrero

En la nota de Prensa Obrera "El Sutna a la lucha en todos los frentes", se reivindica toda la orientación de la dirección del Sindicato Único de los Trabajadores del Neumático (SUTNA) y abren un balance sobre la cuestión salarial desde su recuperación y cómo enfrentan la pandemia. Aquí el debate. En esta cuestión la Tendencia-PO coincide en un todo y pareciera pelearse con el PO oficial para ver quién es el más oficialista del SUTNA.

Victor Ottoboni

Trabajador de Fate | Sec. de Prensa y Actas del Sutna

Enzo Pozzi

2° vocal del Sutna

Hernán Minguez

Delegado de calandras (Lista Granate)

Viernes 24 de julio | Edición del día

Partimos de considerar que fue un triunfo de todos los trabajadores del neumático la recuperación del SUTNA en abril de 2016, con la conformación del frente electoral Negra-Roja-Granate, que permitió mejorar las negociaciones salariales y los acuerdos con las patronales en comparación no sólo con la burocracia Kirchnerista de la CTA, representada por Pedro Wasiejko y su lista Violeta, sino también con la gran mayoría de los sindicatos burocráticos del país. Los porcentajes de los acuerdos salariales de los últimos cuatro años si se comparan con la inflación medida por el Indec, dan porcentajes muy aproximados.

Sin embargo, es necesario aclarar que los acuerdos de los últimos años han sido porcentajes no remunerativos (son sobre el salario neto, no sobre el total), que han pasado al valor hora en los últimos meses de los períodos de los acuerdos; sin exigir retroactivos para compensar la pérdida de poder adquisitivo que existe durante varios meses durante el año. Llegando a igualar o superar la inflación medida por el Indec cuando finaliza el acuerdo. Tomando el salario/jornal básico, el poder de compra en el último año y medio (18 meses) estuvo 14 meses por debajo de la inflación.

Al mismo tiempo con este tipo de acuerdos, no sólo se naturaliza que las patronales no aporten las cargas sociales sobre la mayor parte de los períodos de los aumentos, sino que de hecho se oculta.

Te puede interesar: Más de cinco millones de trabajadores afectados por despidos, suspensiones y ataques al salario

Condiciones de trabajo y de seguridad e higiene

En Fate, los avances son muy poco significativos. Se colocaron sensores de seguridad en algunas máquinas, centralmente en donde ocurrieron accidentes graves, o se acondicionó algún área de descanso en sectores donde el aire está muy contaminado como el banbury. Pero en líneas generales no hay una política para cambiar profundamente las condiciones laborales en una industria como la del neumático, que es claramente insalubre. Además de los sectores con carga térmica elevada y ambiente contaminado, existen máquinas que serían consideradas chatarra en la industria y que hoy siguen en funcionamiento. Esto provoca una verdadera epidemia de enfermedades laborales y accidentes de trabajo.

Por eso, desde la Granate, como parte de la comisión directiva, rechazamos el acuerdo firmado con la empresa Fate en relación al cambio de sistema de trabajo en la mini planta de diagonal (donde se produce con máquinas que ya son chatarra), que implicó básicamente que los compañeros tengan que trabajar 15 días más en el año con el mismo salario. Todo esto reduce las horas de descanso y acelera el surgimiento de las enfermedades laborales, multiplicando la cantidad de compañeros que se “rompen” físicamente. En síntesis, este acuerdo le permitió a la patronal aumentar la producción por hora/hombre con el mismo salario.

Algo similar ocurrió en el resto de la planta, aunque sin cambiar el sistema de trabajo. Se firmó un acuerdo con la empresa, el cual rechazamos como parte de la comisión directiva, donde la patronal colocó PLC (computadora para procesos industriales) en todas las máquinas de producción para imponer a los compañeros un mayor control sobre los “tiempos muertos” (minutos donde la máquina está parada o sin producir). Esto le permitió a la patronal reducir considerablemente el “tiempo muerto” sobretodo en los cambios de turno de trabajo, lo que significó para la ellos aumentar la producción con el mismo salario.

Frente a la pandemia: ¡nuestra salud es más importante que sus ganancias!

Con el surgimiento de la pandemia mundial, la cuestión de la salud y la vida de los trabajadores se puso más a la orden del día. Hoy en las 3 fábricas más importantes del gremio (Fate, Bridgestone y Pirelli) ya suman 47 casos de Covid-19, de los cuales 30 pertenecen a la planta de Fate. El protocolo que utiliza esta empresa fue hecho basándose en el protocolo del Ministerio de salud. Está pensado y elaborado para priorizar la producción por sobre la salud de los trabajadores. El mismo fue aceptado por la dirección del sindicato, agrupados en la lista Negra, en el acuerdo firmado con la empresa Fate para volver a producir el 14 de mayo. Luego que Madanes y las multinacionales del gremio lograran, a través de presiones políticas, que el gobierno nacional exceptuara a la industria del neumático de la cuarentena obligatoria. Cabe aclarar que este acuerdo no fue puesto a consideración de los compañeros de Fate de ninguna forma.

Consideramos un error que desde la dirección del sindicato nunca se haya planteado que la industria del neumático no es una actividad esencial y que deberíamos estar licenciados con el 100% del salario. Y que el protocolo que elaboró la dirección del sindicato, se haya publicado varias semanas después de comenzar la producción, y luego de haberle firmado a Fate su protocolo. Además, en ninguna parte el protocolo elaborado por la lista Negra plantea un límite a la cantidad de trabajadores que deberían estar trabajando para garantizar un debido distanciamiento social.

Esto se debe a que en el acuerdo firmado con la empresa Fate para comenzar la producción el 14 de mayo, también se acepta un régimen de suspensiones que queda supeditado “a las necesidades de mercado” de la empresa. Lo que permite a la patronal producir sin ningún límite de personal. Y al mismo tiempo Fate logra que el gobierno pague la mitad del salario de los trabajadores a través del ATP, cuando hoy no tienen otro límite para producir que el personal que está licenciado por pertenecer al grupo de riesgo o tener más de 60 años. Es decir, el ATP no vino a cubrir el salario de los compañeros que quedarían suspendidos con algún esquema de rotaciones como se hablaba, previo a lograr este subsidio del estado, sino que fue utilizado por la patronal para quedarse con la mitad del salario mientras estamos produciendo. ¡Un verdadero fraude!

Hoy sigue siendo una pelea cotidiana para que la patronal respete el aislamiento de los compañeros que tuvieron contacto estrecho con los trabajadores contagiados o los que son sospechosos de estarlo. Esto queda librado en gran medida a las necesidades productivas del sector. Incluso se acepta por parte de la dirección del sindicato, que la empresa pueda mover compañeros de sectores o de máquinas, contradiciendo el planteo que hacen ellos mismos en el protocolo que hicieron, donde se promueve la formación de “cápsulas" de trabajo para impedir que se propague el virus ante casos de contagio.

Ante esto venimos insistiendo en la necesidad de la conformación de una comisión de seguridad e higiene independiente de la patronal, para que los trabajadores participen directa y activamente en el resguardo de nuestra salud y de nuestras familias.

Sobre el planteo de cierre de importaciones

Por último queremos abrir una discusión en el SUTNA, en relación al reclamo que ha comenzado a levantar la lista Negra, dirección del gremio, de cierre de importaciones de neumáticos que se puedan producir en el país. El argumento de hacerlo, sería que esto generaría nuevos puestos de trabajo en esta industria.

En primer lugar, levantar este reclamo es objetivamente levantar una demanda de un sector de las patronales del neumático, sobretodo de la empresa Fate. Que es la única fábrica del gremio que puede producir los distintos tipos de neumáticos (automóvil, camioneta, camión y tractor). Pero el cierre de las importaciones de neumáticos no garantiza que se mantengan o aumenten los puestos de trabajo en el gremio, menos en la situación de desocupación creciente a la que vamos. La lógica de pensamiento de que "si a las patronales les va mejor, también les va mejor a los trabajadores", es una idea históricamente peronista.

Ya tenemos dos experiencias en el último año y medio aproximadamente en donde desde el sindicato se firmó acuerdos con la patronal de Fate, primero con el asunto del PPC (Procedimiento Preventivo de Crisis) y luego con el más reciente ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), donde Fate logró en el primer caso dejar de pagar los aportes sociales durante casi todo ese año, ahorrándose cientos de millones de pesos a cambio supuestamente de que no despidiera.

En segundo lugar logrando otro subsidio millonario del estado mientras producimos. No avanzó la amenaza de despidos masivos de la patronal, pero las condiciones más bien empeoraron. Podría decirse que nadie puede ser infantil y salir a rechazar o luchar sin más, contra una ayuda del estado a la empresa si es una verdadera condición para que siga funcionando y no cierre dejando a cientos en la calle. Si fuese así habría que aclarar que esto, que es una desgracia que suceda, ya que se tocan fondos que son necesarios para los jubilados y desocupados, debería llevar a plantear que la única salida de fondo como dice el Programa del Plenario del Sindicalismo Combativo es la ocupación y puesta en producción bajo control obrero de toda fábrica que despida, peleando por la estatización bajo administración y control obrero.

Pero ese no era ni es el caso. Se trata de una las mayores fortunas del país que usa plata del estado para beneficiar a su empresa que simplemente, como dice el ministro de economía Guzmán sobre los fondos de especulación, "no le pedimos que dejen de ganar, sino que lo hagan un poco menos".

Y en estos casos donde la empresa se llevó millones en ayuda estatal, no llevó a ninguna mejora para nosotros. Esto es lógico, los trabajadores conseguimos mejoras con la lucha más decidida y no por los beneficios que nuestros patrones reciben del estado.

Nosotros estamos a favor del monopolio del comercio exterior, bajo gestión y control de los trabajadores, para que se administren los dólares escasos del país en función de importar y exportar de acuerdo a las necesidades sociales, en el marco de un programa anticapitalista, pero no en función de beneficiar a una empresa o grupo de empresas. Evitando caer en la competencia entre los trabajadores del neumático de distintos países.

Pretender que los trabajadores de un gremio o una fábrica pueden salvarse solos, por estos medios, no lleva a confiar únicamente en la misma fuerza de la organización obrera para resistir los ataques y planes de ajuste que vendrán.

En contraposición a esto, pensamos que el SUTNA debe ser un sindicato que fomente el surgimiento de una militancia obrera clasista lo más amplia posible, defendiendo la más absoluta democracia sindical y la unidad de las filas obreras entre efectivos, contratados y tercerizados.

Un sindicato con esta política, es decir, un sindicato con gran capacidad de militancia y movilización es lo que necesitamos ahora, junto con la unidad más profunda con el resto de la clase trabajadora, llamando a plenarios abiertos donde participen miles de compañeros y compañeras, uniendo a los sindicalizados, precarizados, trabajadores en negro y desocupados, para ganar desde allí a quienes hoy todavía confían en la burocracia y el peronismo; y ser así un factor clave para organizar la lucha de millones para que la crisis la paguen los grandes capitalistas, incluido desde ya al propio Madanes.







Temas relacionados

Partido Obrero (PO)   /    Sutna   /    Fate   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO