Internacional

México

MÉXICO

SUTIEMS: “La reforma al artículo 123 va en contra de los derechos humanos y laborales de los trabajadores”

El martes 3 de marzo, cientos de trabajadores de decenas de sindicatos y organizaciones sociales se movilizaron frente al Senado, en repudio al intento de reformar el artículo 123 constitucional, lo que les negaría el derecho a la sindicalización y contratación colectiva.

Gabriel Bagundo

México | @g_bagundo

Jueves 5 de marzo de 2015 | Edición del día

reforma política del D.F., le negaría –en caso de concretarse– el reconocimiento sindical y el derecho a la contratación colectiva a más de 100 sindicatos de organismos autónomos y descentralizados del Estado a nivel nacional.

Ante este duro ataque del gobierno y sus partidos políticos, cientos de trabajadores organizados en la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), la Nueva Central de Trabajadores (NCT), gremios universitarios, etc., se manifestaron el 3 de marzo frente al Senado de la República.

Para Karla Santoyo, responsable de prensa del Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior (SUTIEMS), este intento de reforma es un “golpe constitucional que va en contra de los derechos humanos y laborales de los trabajadores”, al tratar de despojar a los trabajadores del derecho a la huelga, a la libre asociación, y al trabajo digno.

“Los trabajadores no permitiremos que pase la reforma”

Para la responsable de prensa del SUTIEMS, la lucha obrera ha conquistado triunfos legales que hoy tratan de desaparecer con esta modificación al 123 constitucional; “el gobierno trata de volver ilegal a la legítima lucha de los trabajadores, pero los trabajadores no se mantendrán en un impasse”.

El SUTIEMS sostuvo dos huelgas durante el 2014, una por aumento salarial y otra por violaciones al contrato colectivo de trabajo. Con estos procesos de lucha, muchos trabajadores consiguieron su basificación, además de condiciones salariales superiores a las que el Gobierno del Distrito Federal, quien es su patrón, les ofreció inicialmente.

Para este mes de marzo, el SUTIEMS realizará un emplazamiento a huelga por violaciones graves al Contrato Colectivo. Desde el 12 de diciembre del 2014, el Instituto de Educación Media Superior (IEMS), que se encarga de la educación de miles de jóvenes de escasos recursos en la Ciudad de México, no cuenta con una autoridad. La directora Freyja López renunció y desde entonces la Institución se encuentra acéfala, afectando la labor docente y educativa.

La huelga nacional, una posibilidad

El SUTIEMS forma parte de la Nueva Central de Trabajadores, y será en la Comisión Ejecutiva de ésta en donde se analice lo obtenido durante la jornada de protesta frente al Senado del 3 de marzo.

Esta central de trabajadores ha analizado sumarse a la propuesta de diversos sindicatos y organizaciones políticas de ir a la huelga nacional, como una medida de lucha que unifique a todos los gremios para defenderse de los ataques que el gobierno está implementando.

De esta manera, pese a que es algo que no se ha discutido oficialmente ni se ha decidido, existe la posibilidad de que las trabajadoras y los trabajadores del IEMS se sumen a la huelga nacional si así se decide en los organismos correspondientes. Para Karla Santoyo, “entre los agremiados existe un ánimo de lucha para defender sus derechos, y las decisiones de los trabajadores podrían ir en este sentido”.

Un sindicato solidario con Ayotzinapa

El IEMS sostuvo una huelga del 23 al 26 de septiembre del 2014, y el 27 de ese mes amanecieron con la dolorosa noticia de los 43 normalistas desaparecidos y otros más asesinados en Iguala, Guerrero. Desde entonces, el Sindicato del IEMS ha apoyado activamente en diversas movilizaciones y eventos en solidaridad.

“Cada movilización tiene este referente en común: la solidaridad con las 43 familias de los desaparecidos. Aun cuando somos un sindicato independiente y relativamente pequeño, la solidaridad la mantenemos por una posición de clase y por un compromiso moral. La educación pública está siendo golpeada. El crimen de Ayotzinapa y la represión a la CETEG (ala democrática del magisterio en Guerrero) son consecuencia de las medidas de privatización y del ataque a la educación que realiza el gobierno”, señaló Karla Santoyo para este diario.

A nivel nacional se esperan más movilizaciones y acciones en los próximos días para evitar que se concrete la reforma al artículo 123 Constitucional.







Temas relacionados

SUTIEMS   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO