Mundo Obrero

SAN NICOLÁS

SIDERAR: La ganancia y la producción por encima de la salud y la vida

La situación en SIDERAR-TECHINT se vuelve insostenible. La circulación de COVID en sectores de la planta San Nicolás/Ramallo enciende las alarmas de los trabajadores y sus familias. Gravedad e incertidumbre.

Viernes 28 de agosto | 12:16

No se puede detener el avance de los contagios de COVID-19 en Siderar. La circulación del virus adentro de la planta se volvió inmanejable, mientras el sindicato de la UOM se desentiende del problema sanitario adentro de los sectores productivos y hace un guiño sobre la desidia patronal. Sin un plan serio y sin claridad, más de tres mil obreros producen a diario ganancias fabulosas a riesgo de su salud y la de sus familias.

En este sentido el gobierno nacional de Fernández modificó el decreto presidencial para ajustar a esta empresa como un servicio esencial. Kicillof también garantiza que los sectores productivos queden bajo el manejo totalmente arbitrario de los empresarios y que se jactan de anunciar por los medios. Estallan las crisis en LEDESMA, TOYOTA, MONDELEZ, PIRELLI, SIDERAR ENSENADA, MOTOMEL, ACINDAR y un largo etcétera, que recuerdan a la tragedia en Tenaris Bergamo Italia. Allí fue donde el grupo de los Rocca presionó sobre la confederación de la industria para no detener la producción, llevando a miles de muertos colapsando los centros de salud y morgues.

Es más que necesario la intervención decisiva de los trabajadores en asambleas, con la elección de representantes en comités de salud con apoyo de profesionales que se encarguen del manejo de la pandemia en los sectores y garantice testeos masivos inmediatos. Que existan partes diarios de la situación en cada sector y proveer todas las garantías sanitarias de protección y resguardo de los trabajadores, no obligándolos a permanecer 12 horas dentro de una planta que es más que evidente se les escapa de las manos.







Temas relacionados

Covid-19   /    Ternium-Siderar   /    San Nicolás   /    Provincia de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO