Deportes

MUNDIAL RUSIA 2018

Rusia 2018: ¿cómo juega Islandia, el primer rival de la Argentina?

Analizamos el juego y las variantes tácticas del seleccionado islandés, equipo que la Selección Argentina enfrenta mañana a las 10 hs en su debut en esta Copa del Mundo.

Sebastián Parnes

@SebaParnes

Viernes 15 de junio de 2018 | Edición del día

Islandia inició un proceso de irrupción dentro del futbol europeo que se volvió muy llamativo. Un país con menos población que el barrio porteño de Palermo se metió en un Mundial después de perder un repechaje en 2013 y llegar a cuartos de final en una Eurocopa, en dónde eliminó a Inglaterra venciéndolo por 2-1.

Islandia, con estos antecedentes, genera mucho interés en todo el futbol internacional por su estilo ordenado y contenido, prolijo defensivamente y correcto en ataque. Una selección limitada en nombres pero sin un techo mental que le imposibilite crecer. Uno de estos ejemplos fue su capitán Aron Gunnarsson, el lateral derecho del Cardiff galés, que con 10 años en la selección islandesa se ha convertido en su emblema nacional, comandando el tradicional festejo después de una victoria.

Sin embargo, la estrella islandesa es Gylfi Sigurdsson, que jugó 41 partidos y marcó 26 goles. En este Mundial será todavía más importante que en la Eurocopa de 2016 debido al cambio significativo que supone formar un doble pivote, a empezar a hacerlo jugar como media punta. Menos es más si en 3/4 de cancha todo pasa por Gylfi.

En su manera de jugar, Islandia es estructurada: ha pasado del 4-4-2 al 4-5-1 o al 4-1-4-1 en los partidos importantes que implementa nuevos roles. Con este módulo se sitúa a Sirgurdsson como enganche, cumpliendo como apoyo permanente en la salida lo que permite que Islandia nunca quede en inferioridad en la medular de cara a las segundas jugadas.

Defensivamente estructuramos a Islandia en un bloque que puede armarse en pocos metros, con la intención de reducirle los espacios al ataque de la Selección Argentina.

Resumiendo: nos encontramos con una selección aguerrida y ordenada futbolísticamente a la cual Sampaoli deberá enfrentar con un juego dinámico y con mucha movilidad con el fin de romper la estructura islandesa. Los ataques nórdicos suelen ser rápidos y directos, aprovechando los saques de banda o los pelotazos largos, lo cual implica que los centrales argentinos deban estar atentos durante todo el partido.

Un dato de color: su entrenador Hamir Hallgrimsson es dentista además de director técnico. Afirmó en las últimas horas que “no rompería corazones por perder contra Argentina”, con lo cual sugiere que un empate sería un muy buen resultado para ellos. “Islandia debe ser compacta, organizada, dar pocos espacios. Tenemos un equipo que o gana colectivamente o nada. Estar unidos y así anular al rival. Me gustaría jugar como el Barça, pero agregándole nuestras características”, declaró Hemir Hallgrimson al diario español Marca.

¿Qué tan complicada será la selección “vikinga” para la celeste y blanca? Cuando mañana ruede la pelota en el estadio del Spartak de Moscú comenzará a despejarse la incógnita.







Temas relacionados

Mundial Rusia 2018   /    Jorge Sampaoli   /    Islandia   /    Selección Argentina   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO