SUPLEMENTO

Ruinas y la comuna de Oaxaca; reseña del libro de Peter Kuper

Eduardo Zavala

Ruinas y la comuna de Oaxaca; reseña del libro de Peter Kuper

Eduardo Zavala

Ruinas, de Peter Kuper, es una historia que tiene múltiples lecturas.

En primera instancia, nos encontramos con la historia de una pareja de neoyorkinos que deciden pasar un año sabático en Oaxaca. La pareja atraviesa por una etapa complicada y creen que su viaje a “La perla de México” podrá ayudarles a soltar los conflictos que ambos cargan en su equipaje. Él, entomólogo recién desempleado, extraviado, buscando la razón que lo lleve de vuelta a algún camino, quizá el de volver a pintar; ella, con la intención de escribir un libro personal, escudriñando dentro de sí misma un pasado y un futuro que no parecen estar reconciliados en el presente.

Detrás de esa primera capa, tal vez melosa y desgastada sobre viajes, relaciones amorosas y problemas entre artistas del primer mundo que se pueden dar el lujo de escapes como ese, nos encontramos a Oaxaca, en toda su lindura, folklore y colorido, vista desde la mirada de un grupo variopinto de personajes y, sobre todo, de sus protagonistas: George y Samantha. La ciudad se vuelve, ella misma, una lectura más dentro de las páginas del libro.

El pasado del estado de Oaxaca, pre y colonial, con su mitología y violencia, es contado como alegoría de lo que sucede en esa primea capa diegética, la de la pareja y sus conflictos, a través la imaginación y el libro que Samantha está escribiendo, un libro introspectivo que se va entrelazando y contando poco a poco. Pero no sólo es la ciudad, así, etérea, folklórica y remota; detrás de ella se encuentra un contexto muy particular: cuando George y Samantha llegan a Oaxaca corre el año 2006; o sea, el año de la lucha de La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, la APPO. Aquí es cuando tanto la pareja como la narrativa del libro se vuelven un rizoma que se entre laza, se aleja, se pierde, se reencuentra y se vuelve a separar.

Sólo para recordar un poco: justo un día como hoy, en el que escribo esta reseña, el 14 de junio de 2006, la policía de Ulises Ruiz intentó reprimir al magisterio, el cual sostenía una huelga y un plantón en el centro de la ciudad. Con los maestros y trabajadores del sistema educativo a la vanguardia, el pueblo defendió la toma de la ciudad. Situación que provocó el surgimiento de una de las experiencias organizativas más importantes del movimiento social en México: La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

La lucha de la APPO, dentro de las páginas del libro, también, quizá sin saberlo, nos cuenta algo sobre la historia del estado: En Oaxaca, las asambleas populares son, históricamente, el espacio donde las comunidades deliberan y llegan a acuerdos; además, son el órgano por el cual se nombran autoridades en ciertos municipios. La APPO sintetizó la multiplicidad que es Oaxaca: sus contradicciones, la diversidad étnica, la lucha social, el arte, y un montón de cosas más que encontramos entre líneas al leer Ruinas.

En el libro aparece Al, un foto periodista en retiro voluntario ganador del premio Pulitzer, que ha trabajado en Chiapas y Nicaragua, probablemente en alusión al periodista norteamericano Brad Will, quien murió el 27 de Octubre durante un enfrentamiento entra la policía y los manifestantes, a manos de un agente encubierto; homicidio, lamentable como todos, que puso a la lucha de la APPO en el plano internacional.

Todo lo anteror, presentado en novela gráfica, brindando una lectura visual peculiar que habla por ella sola. Peter Kuper es un ilustrador y dibujante estadounidense, artista y escritor de Spy vs. Spy de la revista MAD y cofundador de WW3 Illustrated. Entre sus obras destacan una versión ilustrada por él de “Alicia en el país de las maravillas”, una versión de “Metamorfosis”, de Kafka y, su más reciente publicación, “Kafkiana” (Sexto Piso, 2019), una adaptación de catorce relatos del mismo autor. Sobre Oaxaca, además de Ruinas, Peter Kuper tiene el libro “Diario de Oaxaca”, en estrecha relación con Ruinas, en el cual retrata su experiencia mientras vivió en Oaxaca con su esposa e hija, precisamente del 2006 al 2008.

Mención especial merece un marco narrativo aparte (otra lectura más) que aparece en el libro: la migración de la mariposa monarca desde Canadá a México. Mediante viñetas principalmente monocromáticas, siguiendo el camino de una mariposa, vamos viendo el paisaje, las circunstancias sociales, naturales, los peligros, en el traslado del insecto lepidóptero; el cual, también acompaña de manera simultánea y simbólica al viaje de George y Samantha.

Con tintes autobiográficos y con episodios inspirados en hechos reales, Ruinas, es una maravilla. Las ilustraciones son estupendas: lápiz, pluma, tinta, acuarela y algunos retoques digitales fueron utilizados para su composición. La edición de Sexto Piso, muy bonita. Es un libro grueso, pesado, en términos de gramaje; pero no así en cuanto al gusto de pasar la mirada, contemplarlo, discutir con él. Es una de esas lecturas entrañables que se disfrutan mucho y, al cerras sus tapas, no queda más que recomendar.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[Publicaciones invitadas]   /   [Política México]   /   [Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca]   /   [Reseñas]   /   [Oaxaca]   /   [Libros]   /   [Literatura]   /   [Cultura]

Eduardo Zavala

COMENTARIOS