Política

SANTA FE

Rosario: el cinismo de la ministra Balagué y la realidad de la docencia en la provincia

La ministra de Educación provincial Claudia Balagué participó del centenario del Normal 3 de Rosario, haciendo gala del cinismo del gobierno provincial respecto a la educación pública y la realidad de los docentes.

Viernes 30 de junio | Edición del día

Este lunes la Ministra de Educación Claudia Balagué se hizo presente en el acto por el aniversario de los 100 años de vida del Normal 3 de Rosario, en representación del Partido Socialista que dirige nuestra provincia. También se hizo presente Pablo Javkin, actual miembro del gabinete de Monica Fein, actualmente en plena campaña por su candidatura a concejal de las próximas elecciones.

Luego de algunas palabras de miembros de la institución y del candidato a concejal, le tocó el turno a la Ministra de Educación. Es inevitable recordar que durante el conflicto docente Balagué destacó como “superadora” la propuesta de paritarias por parte del gobierno de Lisfchitz, ahora, ante las y los docentes presentes en el acto habló en defensa de la educación pública. Algo de bastante cinismo cuando los y las trabajadoras del sector año a año pierden cantidades significativas de su poder adquisitivo, lo que los obliga a trabajar doble jornada por sueldos miserables. Difícilmente tendremos una educación de calidad bajo estas circunstancias.

Es sabido ya, que para establecimientos que poseen una repercusión mediática y social preponderante, el gobierno en sus diferentes niveles tiene un as bajo la manga, y dispone de una caja para salir del paso. Pero la cruda realidad de los diferentes establecimientos escolares a lo largo y ancho de la provincia dista mucho de lo que es el Normal 3, lugar donde recientemente anunciaron la reapertura de su pileta climatizada, gracias a que “los mails al gobernador no cayeron en saco roto”, según palabras de la ministra.

Las promesas que sí cayeron en saco roto fueron las que el ahora gobernador realizó durante su campaña, llegando a decir que Santa Fe era una “Finlandia” en materia educativa. Una tomada de pelo, cuando en la provincia hay centenares de escuelas que se caen a pedazos, que no tienen calefacción ni condiciones de cursado dignas, escuelas que necesitan de manera urgente nuevos cargos y recursos. Muchas instituciones ni cerca están de contar con una pileta, sino que siguen reclamando por un edificio propio, yendo estudiantes y docentes a establecimientos prestados, con paredes electrocutadas como en el caso del ISEF, o techos e iluminarias cayéndose a pedazos. Además, miles de familias se ven imposibilitados de mandar a sus hijos a jardín desde los 4 años por la falta de vacantes en ese nivel.

En su discurso aprovechó y se redujo a hablar del Normal, recalcando su inclusión social, de una “escuela de puertas abiertas”… pero omitió decir que en materia educativa la provincia de Santa Fe tiene la menor capacidad de captación en jóvenes de 15 a 17 años en cualquiera de sus niveles y modalidades según un estudio de la UNR y Unicef.

La ministra, “habitué” de estos tipos de actos en instituciones con mayor llegada mediática, sabe de la desprotección que sufre el sector, sabe y es cómplice del ataque que los docentes estamos padeciendo, pero no quiere hacerse cargo.

Históricamente fuimos el blanco de los gobiernos a la hora de comenzar a implementar sus diferentes políticas. En mayor o menor medida hemos sorteado y resistido muchas de ellas. Desde el conflicto paritario de este año, en la provincia se han sucedido repudiables hechos de ataques a los docentes.

María de los Ángeles París, docente que muere esposada dentro de la comisaría décima, dos casos de docentes detenidos por supuestos abusos, seguidos de graves hechos de violencia en la escuela con agresiones verbales y físicas, y su linchamiento mediático constante, como así también una denuncia de un padre por un aparente caso de bullying en la Escuela Nº 96 Florentino Ameghino la cuál fue desmentida con un abrazo solidario por parte de la comunidad educativa y en la que se destacó que la institución es "de puertas abiertas donde las cosas se solucionan con diálogo. Y ante cualquier situación de violencia intervenimos y no lo dejamos pasar".

Recientemente con el paro docente por reclamos salariales de las tres escuelas preuniversitarias, Politécnico, Superior de Comercio y Agrotécnica de Casilda y con la amenaza de no comenzar el segundo cuatrimestre del ciclo lectivo, la ministra tuvo lamentables y frías declaraciones en los medios mostrando su “preocupación” y extrañándole la medida tomada, "hacía mucho que no se daba en la universidad una situación así, con tantos días de paro. Yo soy docente universitaria y entiendo el reclamo, no hubo acuerdo paritario y está muy demorada la negociación, al contrario de lo que pasó en Santa Fe", hipócrita.

Balagué, Fein y Lisfchitz seguirán hablando de la pileta del Normal. Mientras, los y las docentes resistimos a sus ataques a través de los medios y de sus políticas de ajustes apoyadas por los partidos como Cambiemos, el FpV, PJ y hasta de Ciudad Futura en Rosario.

Desde la Agrupación Docente 9 de Abril, del PTS en el Frente de Izquierda de los Trabajadores exigimos al gremio Amsafe Rosario y Provincial a que lleven adelante un plan de lucha serio, con paros y de manera constante, que debata en jornadas abiertas desde las bases la violencia institucional y apertura de paritarias retomando la lucha docente que compañeros y compañeras de Santa Cruz y Buenos Aires continúan.

Insistimos en implementar políticas que creemos necesarias y primordiales para que tengamos una verdadera educación de calidad, su financiamiento será en base a terminar con los beneficios impositivos a las grandes empresarios, la estatización de los puertos, la implementación de impuestos progresivos a las grandes fortunas, el fin del financiamiento de la educación privada y confesional, y el no pago de la deuda externa provincial:

Salario mínimo igual a la canasta familiar por un cargo inicial, con 4 horas frente al grado y 2 horas para capacitación en servicio y tareas administrativas y pedagógicas de clase.

Construcción y remodelación de establecimientos educativos.

Creación de cargos docentes, no docentes y de un equipo psico-socioeducativo necesario para el desarrollo ideal de un proceso pedagógico a medida de los estudiantes y docentes.

Para estudiantes de profesorados y magisterios, residencias pagas, por jardines maternales y boleto gratuito para docentes y estudiantes. Becas para evitar la enorme deserción escolar que padece la provincia.

Transformar las escuelas privadas en públicas para garantizar el acceso y la educación laica, respetando los puestos de trabajo de quienes ejercen en el sector privado.






Temas relacionados

Claudia Balagué   /    AMSAFE   /    Miguel Lifschitz   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO