Sociedad

SALUD // SANTA FE

Rosario: denuncian faltante de medicación para tuberculosis

Desde principios de mes los Centros de Salud no reciben los tratamientos que debe entregar la provincia. Por el faltante se utilizan otros fármacos y combinaciones, lo que aumenta el riesgo de fracasos terapéuticos en una enfermedad contagiosa y potencialmente mortal.

Alfredo González

Médico | @Alf_Gonzalez_

Miércoles 21 de diciembre de 2016 | Edición del día

Desde principios de diciembre, los Centros de Salud de Rosario dejaron de recibir los tratamientos para tuberculosis, una enfermedad contagiosa y potencialmente mortal que afecta a centenares de rosarinos, especialmente en las zonas más pobres. Según la denuncia que hicieron llegar a La Izquierda Diario médicos que ejercen en Centros de Salud, la situación es insostenible, ya que tanto el Gobierno nacional como el provincial dejaron de enviar los comprimidos de “triple asociación antituberculosa” y Etambutol, necesarios para los tratamientos, lo que obliga a utilizar otras drogas y presentaciones que, según los profesionales, aumentan el riesgo de abandono de tratamiento, fracasos terapéuticos y aparición de resistencia a los fármacos.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa, causada por gérmenes que se contagian a través de secreciones respiratorias. Según los datos publicados por el Gobierno provincial en 2014, cada año se reportan más de 550 casos en la provincia, aunque se cree que existen muchos más contagios que no son diagnosticados o reportados. Se trata de una enfermedad potencialmente mortal, pero que puede curarse con tratamiento antitubercoloso, que para ser efectivo debe hacerse por tiempo prolongado y sin perder ninguna dosis.

Una médica que trabaja en un Centro de Salud de la zona sur de Rosario explicó a La Izquierda Diario que “desde hace 15 días no nos envían el tratamiento de primera línea para tuberculosis, la triple asociación antituberculosa y Etambutol. Debido a esta falta, estamos teniendo que usar un cóctel de pastillas, o directamente medicamentos que se consideran de segunda elección, para no dejar pacientes sin tratamiento. Pero es insostenible, porque genera abandonos de medicación, confusiones con las dosis y una serie de problemas que perjudican al paciente”.

Según la profesional, “el abandono o suspensión del tratamiento aumenta mucho el riesgo de que el germen se haga resistente al tratamiento de primera elección. Eso es algo muy grave, porque ese paciente va a tener mucho más riesgo de que el tratamiento fracase, y además puede contagiar a otras personas y diseminar una versión resistente de tuberculosis. Por eso es tan preocupante que ni la nación ni la provincia se hagan cargo de la situación. Están jugando con la vida de mucha gente”.

“En nuestra provincia existe una decisión política del gobierno de hacer como que no pasa nada con la tuberculosis. Los datos se actualizan muy ocasionalmente y las estadísticas son muy poco creíbles. Hablan de descenso en el número de casos y cada vez se ven más contagios. No hay campañas públicas de prevención ni de promoción de la salud respecto a tuberculosis, y la mayor parte de la gente ni se entera de que estamos en una zona con alta circulación de la enfermedad. Y ahora ni siquiera tenemos medicación, es el colmo” se lamentó la profesional.








Temas relacionados

tuberculosis   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO