DESPIDOS

Rosario: 36 trabajadores reclaman por sus puestos ante el cierre de dos hoteles

Son 36 familias que están en vilo ante la posibilidad de la pérdida de su fuente de trabajo por el cese de actividades en los hoteles Plaza y Plaza del Sol, y una cochera de los mismos propietarios. Frente a esto los trabajadores decidieron mantenerse en sus puestos de trabajo, reclamando los sueldos adeudados y una solución inmediata a esta situación.

Jueves 4 de mayo | 22:36

Mientras el Secretario de Turismo de la Provincia de Santa Fe, Martín Bulos, compartía desde C5N los atractivos y “la calidad de los muy lindos hoteles” de Rosario, de cara al fin de semana largo del primero de mayo. La situación de los trabajadores de estos dos históricos hoteles de la ciudad dista mucho de esa realidad. El día del trabajador los encontró peleando por la defensa de sus puestos de trabajo y reclamando el pago de los sueldos adeudados.

El martes tras una audiencia en el Ministerio de Trabajo en la que se presentaron los trabajadores, miembros de la empresa y el sindicato, la empresa dueña de ambos hoteles planteó que se tornaba inviable mantener los puestos de trabajo. Aducen problemas de falta de dinero y crisis económica ante una supuesta baja en la cantidad de ocupación. Esta situación que exponen los propietarios y que los trabajadores rechazan, no fue probada con ningún tipo de documentación contable, sino que es sólo un argumento utilizado para negociar indemnizaciones por el 30% de lo correspondiente y en cómodas cuotas.

Una historia de resistencia

En el año 2001, tras la quiebra de los hoteles, los trabajadores resistieron dentro de los mismos para mantener sus puestos de trabajo. Los actuales propietarios los adquirieron en el año 2003, tras esa quiebra, y 14 años después no han culminado el pago del concurso.

Sin embargo, es ya sabido que en los últimos años el turismo fue uno de los sectores que más se benefició en nuestro país, millones de argentinos y extranjeros disfrutaron recorriendo el país y dejaron ganancias gigantescas al sector. Empresarios gastronómicos, hoteleros y de otros rubros ligados al turismo se llenaron durante años sus bolsillos mientras miles de trabajadores del sector accedieron a trabajos precarizados con sueldos por debajo de la canasta básica y con ritmos de trabajo extenuantes.

Según denuncian los trabajadores, ambos hoteles fueron enormemente rentables pero la patronal no invirtió durante todos estos años ni un peso en el mantenimiento adecuado y modernización de los edificio. Además, por responsabilidad empresarial, muchos clientes, empresas y agencias fueron dejando de frecuentar los hoteles por esa falta de mantenimiento y por el mal manejo comercial de los mismos desde la gerencia. A pesar de esto los trabajadores señalan que siguen teniendo solicitudes de reservas para grupos y turismo individual, pero que ante la situación del vaciamiento patronal no pudieron concretar las mismas.

Hoy estos empresarios, como tantos otros, quieren que la crisis la paguen sus trabajadores, algunos con más de 25 años de antigüedad en el hotel, muchos de ellos son sostén de familia y algunos están pronto a jubilarse, quienes se encuentran viviendo una situación de absoluta incertidumbre por su futuro laboral. Los mismos seguirán resistiendo en el hotel para evitar el vaciamiento y mantener sus puestos de trabajo, o en el caso del cierre definitivo que se les pague lo adeudado y las indemnizaciones correspondientes.






Temas relacionados

Rosario   /    Despidos   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO