Géneros y Sexualidades

Ronda de intercambio: Mujeres y Feminicidio/Femicidio

En el marco del Encuentro de Mujeres del Uruguay, se vienen realizando diferentes rondas de intercambio, entre ellos ya se realizó la ronda de "Mujeres y Feminicidio/Femicidio".

Sábado 4 de noviembre | 21:38

En la ronda de intercambio participaron alrededor de treinta personas, entre ellas varias familiares de mujeres asesinadas por parejas con las cuales tenían relaciones íntimas, o varones conocidos por ellas, e incluso en algunos casos también se presume que han operado la redes de trata en complicidad con la policía.

Entre los diferentes testimonios de madres que han perdido a sus hijas, manifestaron que en el proceso de exigencia por justicia, se sintieron totalmente desamparadas por parte del Estado, tocando puertas en la búsqueda de verdad y justicia, y obteniendo por respuesta la indiferencia estatal, la falta de responsabilidad por parte del Estado, y revictimizando a las mujeres víctimas de la trata.

Por otra parte se abordó la problemática teórica y conceptual, acerca de la distinción entre los términos femicidio y femenicidio. En el caso del femicidio, se lo concibe como el acto de violencia individual de un hombre contra una mujer por el sólo hecho de ser mujer, en cambio con el feminicidio, el movimiento feminista quiere visibilizar la omisión por parte del Estado, y por tanto una responsabilidad en no velar por los derechos de la mujeres, de no proteger a las mujeres en los casos de violencia machista, y que en última instancia las muertes podrían ser evitadas y evitables, si el Estado actuara a través de diferentes políticas institucionales, principalmente educativas, y no a través de la vía punitiva.

Por lo tanto se planteo que la diferencia entre femicidio y feminicidio, consiste en la primera es una acción individual, y la segunda involucra también una responsabilidad estatal.

La centralidad del debate giró en torno a como enfrentar los feminicidios, evitando revictimizar a las mujeres por un lado, y por otro constatando que los feminicidios en realidad constituyen la punta del iceberg de muchas situaciones anteriores de violencia, en donde la sociedad las naturaliza y por eso ocurren los casos de feminicidios, que son totalmente evitables.

Se comentaron varias experiencias de organización de las mujeres que estando en una situación de riesgo de vida, se originan redes solidarias y empáticas con otras mujeres, organizándose en la lucha contra los feminicidios,

También se habló de la necesidad de la organización de las familiares de las víctimas, y se reconoció que para enfrentar los feminicidios es indispensable la organización y la movilización, tomando las calles y organizándose en espacios que empoderen a la mujer, y le permitan combatir todo tipo de machismo, para prevenir los feminicidios.

Se reivindicó la lucha de la mujeres, como un combate contra el Estado patriarcal, contra sus aparatos represivos y el Poder Judicial que sistemáticamente reevictimizan a las mujeres, y defienden a los feminicidas. También como una lucha contra las Iglesias que muchas veces imponen un modelo de familia, en donde la mujer esta supeditada a soportar diferentes formas de violencia por parte de su pareja masculina, incluyendo la violencia física, que muchas veces termina en un feminicidio.

Rescataron también la importancia de generar un gran movimiento de mujeres que tome el tema de los feminicidios como la punta de lanza de la lucha por los derechos de las mujeres; organizando comisiones de género en todos los lugares de trabajo y estudio, para que desde ahí las mujeres organizadas y empoderadas puedan combatir el machismo de sus propios compañeros de trabajo, o sus compañeros de facultad o del liceo.

En este sentido se planteó que el enemigo no lo constituyen los varones, sino el Patriarcado, al que se debe enfrentar.

Por otra parte, con respecto a la temática de la legislación sobre el feminicidio, y a las leyes que se sancionaron recientemente en Uruguay, reflexionaron que si bien están de acuerdo con la visibilización a través de la categoría del feminicidio, como un crimen contra la mujer; en realidad la última ley que votó el Frente Amplio no habla de Feminicidio, sino de Femicidio, demostrando que a pesar de la políticas públicas que el FA dice haber llevado a cabo en favor de la mujer, no llevan hasta el final la lucha por los derechos de la mujeres, entre ellos los más elementales.

En último lugar, se arribó a la conclusión de que la lógica punitiva no puede solucionar los problemas estructurales de la violencia machista ni ofrecer su superación; y que esta tarea recae sobre la organización independiente de las mujeres.






Temas relacionados

Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO