Cultura

SERIES

Robotech, memoria de las invasiones del futuro

Este mes de octubre Netflix pone a disposición de sus suscriptores la serie de animación estadounidense/japonesa Robotech, siguiendo la línea de apelar a la nostalgia -y a la capacidad adquisitiva- de quienes pasaron su niñez en la década del ochenta y hoy ya alcanzaron la edad económicamente activa. En realidad, Robotech es la fusión de tres series japonesas distintas, adaptadas para la audiencia estadounidense en una misma historia.

Federico Berg

@fedeberg80

Viernes 21 de octubre de 2016 | Edición del día

Las tres series originales (La Fortaleza Súper Dimensional Macross, La Caballería Súper Dimensional Cruz del Sur, y Génesis Blindada MOSPEADA) fueron producidas en Japón. Las historias son completamente distintas e independientes entre sí, aunque remiten a una temática similar: vehículos militares que se convierten en robots gigantes para combatir invasiones extraterrestres, un tema bastante recurrente en los animés japoneses. Los argumentos de las series fueron cambiados durante el doblaje al inglés por la productora estadounidense Harmony Gold para unificarlas en una misma historia, ya que cada una las tiras era demasiado corta para una temporada televisiva en los EE.UU. Robotech fue emitido por primera vez en 1985, siendo un éxito especialmente en EE.UU. y América latina.

Las invasiones extraterrestres y las secuelas de la posguerra en Japón
El tema de las invasiones no es para nada ajeno a la cultura del sol naciente. Siendo Japón un país de desarrollo capitalista tardío, para cuando la burguesía nipona alcanzó la unificación territorial bajo su mando en un proceso dirigido desde el Estado Imperial para acabar con los resabios feudales, las principales potencias imperialistas ya se habían repartido el mundo en colonias y semicolonias. Ello condujo al país a una campaña agresiva de invasiones sobre la costa oriental de Asia, generando fricciones con Francia, Inglaterra, Alemania y Estados Unidos, y enfrentando militarmente a los imperios ruso y chino en sucesivas guerras.

La segunda guerra mundial encuentra a Japón invadiendo China en una conflagración signada por cruentas masacres del ejército agresor contra la población civil. Su participación militar en el bando de las potencias del Eje, junto a Alemania e Italia, lo enfrenta a Estados Unidos en el océano Pacífico y culmina con la rendición tras los bombardeos atómicos sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945. Más de 200.000 personas, en su gran mayoría civiles, murieron en estos bombardeos. El ejército estadounidense se mantuvo ocupando las islas de Japón bajo el comando del general Douglas MacArthur desde 1945 hasta 1952, período en el cual se impusieron fuertes restricciones económicas, políticas y culturales sobre el pueblo japonés.

La cultura popular japonesa quedó literalmente marcada a fuego por las bombas nucleares y la posterior ocupación extranjera de su territorio. Una sociedad que, derrotada tras medio siglo de hegemonía sobre el extremo oriental de Asia, terminó asimilando de forma traumática muchas de las imposiciones del ejército invasor. Este trauma se manifiesta en los géneros del manga y el animé en la forma de invasiones, masacres y levantamientos armados, en este caso interpretados desde la ciencia ficción. El subgénero de los mecha (robots gigantes piloteados como vehículos blindados de combate) es tributario de esta influencia, y las series que componen la saga Robotech se cuentan entre sus mejores exponentes.

Ya sea contra el invasor Centraedi, el Invid o los Maestros de la Robotecnia, a bordo de un caza Varitech o conduciendo una moto Ciclón, las campañas del teniente Rick Hunter y de la guerrilla de Scot Bernard harán las delicias de los “niños ochentosos”, y quizás hasta conquisten una nueva generación.








Temas relacionados

Robotech   /    Series   /    Netflix   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO