Economía

GIRA PRESIDENCIAL

Road show de Cambiemos: de Rusia a Davos, súplicas al capital por inversiones

Macri tras su paso por Rusia y solicitar a las empresas que inviertan en el país, llegará hoy a Davos con el mismo pedido. Su actitud pro libre comercio choca con el contexto mundial.

Martes 23 de enero | Edición del día

El Gobierno emprendió una nueva gira presidencial con el fin obtener la deseada lluvia de inversiones, lluvia que hace años es garúa. La primera escala de sus ruegos fue Rusia, donde se reunió con empresarios y con su par ruso, Putin.

Macri solicitó al mandatario ruso asegurar el ingreso de productos agrícolas a Rusia y afirmó "venimos con la firme intención de convencerlos de aumentar la presencia de firmas en nuestro país". En un encuentro con los empresarios el presidente subastó todo lo que pudo el país, y les pidió que "nos acompañen en el desarrollo de nuestros recursos naturales, aprovechando también los valiosos recursos humanos que tenemos". Recursos naturales y mano de obra servidos es bandeja a los empresarios.

La siguiente parada de Macri es Davos para asistir al Foro Económico Mundial donde disertará el jueves como presidente de G20. Se reunirá con empresarios, la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta; con el primer ministro de ese país, Mark Rutte, y con el mandatario de Canadá, Justin Trudeau.

Comenzó Davos

En Davos inició ayer el Foro Económico Mundial que reúne todos los años a empresarios, banqueros, ONG, jefes de Estado, políticos y hasta actores de Hollywood. Se desarrollará entre el 23 y el 26 de enero.

El primer ministro de India, Narendra Modi, fue el encargado de inaugurar el encuentro con críticas al aislacionismo. Es el primer mandatario de su país en asistir al encuentro de Davos en los últimos 21 años.

Asistirán más de 2.500 delegados y 70 jefes de gobierno. También estarán los presidentes de Brasil (Michel Temer), Colombia (Juan Manuel Santos) y Panamá (Juan Carlos Varela). Uno de los invitados controversiales es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Rodeado de 4.000 soldados y policías suizos para evitar las movilizaciones, se esperan grandes marchas en Zúrich y otras ciudades suizas con la llegada de Donald Trump. La solicitada “Trump not welcome” ya reunió 17.000 firmas.

Por su parte, el presidente Mauricio Macri llega hoy a la villa alpina donde disertará el jueves como presidente de G20. Se reunirá con empresarios, la reina de Holanda, Máxima Zorreguieta; con el primer ministro de ese país, Mark Rutte, y con el mandatario de Canadá, Justin Trudeau.

Cruces contra Trump

El primer ministro de India, Narendra Modi, inauguró el Foro Económico Mundial y en su discurso advirtió de una “tendencia preocupante” en contra de la globalización.

Modi señaló que “el resultado es que estamos viendo nuevos tipos de barreras tarifarias y no tarifarias. Los acuerdos comerciales bilaterales han llegado a una especie de estancamiento. Muchos países han visto cómo se ha reducido la financiación internacional y el crecimiento de las cadenas globales de producción también se ha frenado” y añadió que “la solución a esta preocupante situación contra la globalización no es el aislacionismo. La solución es entender y aceptar los cambios y formular políticas ágiles y flexibles acordes con los tiempos”.

Las declaraciones del mandatario son la expresión de los choques que emergieron del ascenso de las tendencias nacionalistas en un mundo “globalizado”.

La crisis de 2008, los salvatajes a los bancos y empresas convivieron con un deterioro de las condiciones de vida de amplios sectores de la población que desencadenaron el rechazo de las “elites” y el ascenso de populismos a derecha y a izquierda cuyas expresiones fueron el Brexit y Donald Trump, a quien apuntó Modi en sus críticas sin nombrarlo.

Te puede interesar: Un diagnóstico para la economía mundial y la inversa del reformismo

El lema oficial del encuentro es "creando un futuro compartido en un mundo fracturado", expresión que devela los debates que atravesarán el foro. Es probable que los cortocircuitos entre las tendencias nacionalistas y los defensores de la globalización vuelvan a presentarse en Davos como ya sucedió en la Organización Mundial del Comercio.

Volver al mundo “reloaded”

En este marco mundial, el presidente Macri se reunirá con empresarios y mandatarios para convencerlos que es viable invertir en Argentina, para ellos tiene su discurso de “reformismo permanente”, el plan antiobrero, para mostrar un país atractivo al capital.

En Davos, Macri estará acompañado por el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet y se prevé la llegada el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El aliado de Cambiemos, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey cambió de planes y no acompañará a Macri al foro, el motivo fue el cierre del ingenio San Isidro.

Además serán parte de la delegación argentina el canciller Jorge Faurie, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el ministro de Producción, Francis Cabrera.

Dujovne ya se reunió con representantes de los bancos HSBC, BBVA y City. Fuentes oficiales informaron que el objetivo del ministro es coordinar la agenda económica del G20, que se realizará entre el 19 y 20 de marzo en Buenos Aires.

Francisco Cabrera declaró en el Foro Económico de Davos que la Argentina tiene que aprovechar las nuevas tecnologías para dar un "salto productivo" y no quedar afuera de la cuarta revolución industrial.

En cuanto a la agenda del presidente, Macri se reunirá con Bill Gates, Ceo de Microsoft, representantes de Coca-Cola, Pepsico, Cargill (agroquímica), Lloyd’s (Seguros), Facebook, Siemens, Temasek International (inversionista) y Total (petroquímico). Además, tendrá una reunión con la canciller alemana Angela Merkel, quien pidió un encuentro con el presidente argentino.

La actitud friendly de Macri con el libre comercio y su deseo de volver al mundo en búsqueda de inversiones va a contramano del contexto mundial donde se expresan tensiones interestatales y persiste un débil comercio mundial. El objetivo será presentar al país como un lugar privilegiado para invertir, desde su asunción Cambiemos benefició al capital con múltiples medidas, desde el pago a los fondos buitres hasta convenios laborales a medida de los empresarios. Pero la aprobación de la reforma jubilatoria abrió una crisis política y debilitó al Gobierno.

La disposición oficial de ofrecer a los empresarios un país maravilloso para invertir choca de frente con una economía que enfrenta desequilibrios como el acelerado endeudamiento y el déficit comercial, un movimiento obrero que responde a los ataques del Gobierno y un contexto mundial a contramano de los deseos de Macri. Un combo que probablemente hará regresar al team Cambiemos de Davos con las manos vacías.







Temas relacionados

Globalización   /    Davos    /    Donald Trump   /    Mauricio Macri   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO