Política

BRUTALIDAD POLICIAL

Río Negro: recta final en el juicio por la desaparición y muerte de Daniel Solano

Siete policías rionegrinos acusados de un crimen atroz escucharán hoy los alegatos de la querella y la fiscalía. La expectativa del abogado Leandro Aparicio. Y el recuerdo de Gualberto Solano.

Daniel Satur

@saturnetroc

Martes 3 de julio | Edición del día

El juicio por la desaparición y muerte del joven trabajador golondrina salteño Daniel Solano (ocurrida en noviembre de 2011 en Choele Choel, Río Negro) llega hoy a uno de sus momentos cúlmines con la lectura de los alegatos. La audiencia comenzará a las 9 de la mañana en la sala de la Ciudad Judicial de General Roca.

Durante la jornada de hoy expondrán sus alegatos tanto la querella (en representación de la familia de Solano) como la fiscalía representada por Teresa Giuffrida.

Miércoles y jueves les tocará el turno de alegar a los abogados de los siete policías acusados de secuestrar, asesinar y hacer desaparecer el cuerpo del joven obrero golondrina que trabajaba para la empresa Agrocosecha (tercerizada de Expofrut). Primero hablarán los abogados Ricardo Thompson y Pablo Iribarren y luego Pablo Barrionuevo y Gustavo Viecens (este último defensor oficial).

Los policías de Río Negro sentados en el banquillo son Sandro Berthe, Pablo Bender y Juan Barrera (acusados de ser coautores de desaparición forzada y vejaciones); Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel y Diego Cuello (acusados de ser partícipes primarios de la desaparición forzada de Solano y de incumplimiento de los deberes de funcionario público) y Héctor Martínez (presunto partícipe secundario de la desaparición y de las vejaciones, además de cometer abuso de autoridad y falsedad ideológica).

Foto Río Negro

El jueves pasado, en la última audiencia de declaraciones testimoniales, los siete uniformados dieron sus versiones de los hechos ocurridos la noche del 5 de noviembre de 2011 en Choele Choel. Lógicamente, con declaraciones similares se autoexculparon como si nada tuvieran que ver con el caso. Pero el mero hecho de haber puesto como condición no responder preguntas ni de la fiscalía ni de la querella (sino solo de sus abogados) habla de lo mucho que pretenden ocultar.

“Pese a los traspiés, llegamos a esta instancia”

Leandro Aparicio, abogado de la familia Solano y quien comenzará con los alegatos este martes, dijo a La Izquierda Diario en las horas previas a este importante momento que “después de seis años y medio es una satisfacción llegar al final de este juicio, pese a los muchos traspiés que hemos tenido, como la muerte de Gualberto o la paralización de las 24 causas conexas relacionadas a esta”.

Vale recordar que Gualberto Solano, padre de Daniel, fue junto a los abogados Aparicio y Sergio Heredia un incansable luchador por llegar a saber la verdad de lo ocurrido con su hijo. Desde un comienzo se instaló en una carpa frente a la sede judicial de Choele Choel, a donde había llegado desde Tartagal tras enterarse que Daniel no aparecía. Gualberto falleció en la madrugada del último 3 de abril y no dejó de luchar hasta su último minuto de vida.

A horas de comenzar los alegatos, el abogado Aparicio recuerda que “en el juicio declaró solo la mitad de los testigos que estaban citados. Muchos no fueron a declarar por miedo o porque fueron directamente apretados. De hecho hace un mes y medio se detuvo a un comisario por apretar a un testigo, un taxista que vio a uno de los policías afuera del boliche la noche que desaparece Daniel”.

Por último el letrado aseguró que la querella tiene “contabilizadas a quince personas que vieron a los policías aquella noche en la que desapareció Daniel. Así que confiamos en que vamos a poder acreditar lo que se fue comprobando durante la instrucción y que permitió que siete policías imputados lleven tres años y medios presos”.

El caso Solano es uno de los más claros ejemplos de desapariciones forzadas en tiempos de “democracia”, donde queda demostrado que, más allá de los discursos y maquillajes de que se vale el régimen político, los hijos del pueblo trabajador siempre son la carne de cañón de los negocios capitalistas y sus cómplices políticos, policiales y judiciales.

No hay que olvidar que Daniel desapareció durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y pocas semanas después asumiría la gobernación de Río Negro el Frente para la Victoria (con Carlos Soria y Alberto Weretilneck). Ni desde la Casa Rosada ni desde la Casa de Gobierno provincial hubo jamás un acercamiento a la familia Solano y mucho menos un aporte concreto a la verdad y la justicia en el caso.







Temas relacionados

General Roca   /    Gualberto Solano   /    Choele Choel   /    Sergio Heredia   /    Daniel Solano   /    Libertades Democráticas   /    Río Negro   /    Salta   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO