Internacional

DEBATES INTERNACIONALISTAS

Révolution Permanente en Grecia para debatir sobre la lucha de clases en Francia

El 3, 4 y 5 de junio fuimos invitados al festival Anaireseis 2016 en Grecia, para discutir sobre el movimiento contra la reforma laboral del gobierno de Hollande. Un intercambio internacionalista.

Jueves 9 de junio | Edición del día

En un clima marcado por mucho entusiasmo e interés por la situación en Francia, cerca de 400 jóvenes y otros no tan jóvenes participaron en los debates internacionalistas que se llevaron a cabo en Atenas, en Salónica y en Patras.

El festival Anaireseis se realiza todos los años desde fines de los años 1990 y se lleva a cabo en varias ciudades griegas simultáneamente. Se trata de un evento organizado por la juventud de NAR (Nueva Corriente de Izquierda), ruptura del Partido Comunista Griego (KKE) en 1989 y principal componente del frente anticapitalista Antarsya. Durante el festival los jóvenes pueden participar en los debates, escuchar conciertos y divertirse sin gastar mucho dinero. En Atenas, alrededor de 8.000 personas participaron en el festival este año.

Como diario digital Révolution Permanente estábamos invitados para hablar del movimiento contra la Ley El Khomri en Francia, del rol de la juventud, la participación de los trabajadores, de las huelgas y de la significación de esta resistencia en un contexto de ataques generalizados, especialmente en Europa, contra la clase obrera, la juventud y las clases populares. Junto a nosotros, una camarada de Socialist Alternative, Darletta Scruggs, se desplazó desde los Estados Unidos para hablar sobre la lucha por los 15$ y el movimiento “Black Lives Matter”.

La importancia de la lucha en Francia para el conjunto de la clase obrera en Europa

Durante los intercambios, varios participantes señalaron la importancia del movimiento de oposición a la contrareforma del gobierno de Hollande para los trabajadores y la juventud en los otros países europeos, particularmente Grecia. En efecto, en este país la capitulación completa de Syriza frente a la Troika el verano pasado, tuvo el efecto de un choque que se traduce en la desmoralización de una parte de las clases populares. El escepticismo se expandió en cuanto a la posibilidad de hacer retroceder al gobierno y a la patronal a través de huelgas y movilizaciones.

En este sentido, una victoria de la clase obrera y de la juventud en Francia contra el gobierno de Hollande podría “dar ideas” a los trabajadores y a la juventud en Grecia y en Europa. Más aun cuando sabemos que el gobierno de Alexis Tsipras pretende presentar una nueva reforma laboral este verano.

El rol de la juventud

En las discusiones se destacó igualmente el rol importante de la juventud en la lucha contra los ataques de los gobiernos y de los patrones. En efecto, tanto en Francia como en Grecia, pero también en los EEUU, los jóvenes tienen condiciones de vida muy precarias, por más que la situación griega sea más difícil aún.

En este sentido, en todos estos países la juventud tiene un rol muy importante a jugar en la defensa de las condiciones de vida del conjunto de las clases populares.

La lucha de clases contra la influencia de la extrema derecha

Mientras que en Grecia el partido de extrema derecha fascistizante Aurora Dorada es la tercera fuerza política en el parlamento, muchas preguntas surgieron inevitablemente sobre el rol del Frente Nacional francés en el movimiento contra la reforma laboral.

Una de las conclusiones que surgieron de los intercambios fue que la lucha de clases, las huelgas y las movilizaciones constituyen los mejores anticuerpos para hacer retroceder las ideas reaccionarias de la extrema derecha y su influencia en las clases populares.

Sacar lecciones

No hay ninguna duda que los capitalistas sacan lecciones de la lucha de clases a nivel nacional e internacional. Son completamente conscientes de sus intereses. Es por eso que por ejemplo Tsipras pudo pasar de ser un “paria”, cuando aun simulaba oponerse a los dictados de la Troika, a transformarse en el “mejor amigo” de dirigentes europeos como Merkel u Hollande, una vez que adoptó la agenda ajustadora como propia.

Es por eso también que los capitalistas europeos apoyan a Hollande frente a los trabajadores y a la juventud movilizados en Francia y lo alientan a “mantenerse firme”, como lo hizo el Financial Times el 2 de junio último. Saben muy bien lo que un retroceso del gobierno del PS en Francia podría provocar en Europa.

En este sentido, la juventud, aplastada por la precariedad, y los trabajadores, cuyas condiciones de trabajo son cada vez más insoportables, deben también sacar lecciones de las luchas recientes y menos recientes. En efecto, una preocupación de algunos participantes en los debates era que el movimiento en Francia sea canalizado por opciones reformistas de cómo Syriza o Podemos y que todo termine como en Grecia con una traición y las clases populares paralizadas y desorientadas.

Lo que es seguro es que la actitud de los revolucionarios contará mucho en esto. Pero lo que es también seguro es que el actual movimiento de la juventud y de la clase obrera en Francia es una gran oportunidad para que los revolucionarios salgan reforzados y así avanzar en construir una alternativa política que haga que sean los capitalistas que pague su propia crisis.




Temas relacionados

Reforma Laboral Francia   /    Represión en Francia   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO