Política

ACTUALIDAD

Revocan el procesamiento a Julio De Vido

La justicia revocó el procesamiento en la causa en donde se lo acusa de administración fraudulenta en subsidios para el gasoil.

Miércoles 7 de febrero | Edición del día

La sala II de la Cámara federal porteña revocó el procesamiento contra Julio De Vido en la causa donde se lo acusó de administración fraudulenta por irregularidades en la asignación de subsidios para el gasoil de las líneas de colectivos durante el período entre 2003 y 2014. En el marco de dicho expediente se había procesado al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, a su sucesor Juan Pablo Schiavi y a los ex titulares de la Comisión Nacional de Regulación de Transportes (CNRT), Alejandro Ramos (actual diputado nacional kirchnerista por Santa Fe), Roque Guillermo Lapadula, Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro. A todos se les revocó el procesamiento.

En la tarde de ayer miércoles se dio a conocer el fallo de la sala II de la Cámara Federal de la ciudad, que instruye la revocación del procesamiento contra Julio De Vido, acusado de administración fraudulenta por irregularidades en la asignación de subsidios para el gasoil de las líneas de colectivos durante el período entre 2003 y 2014.

El juez Bonadío procesó al ex ministro De Vido al establecer en la causa que se había implementado un sistema de entrega de subsidios al transporte público automotor de pasajeros superiores a los que correspondían. Estos subsidios habrían ocasionado un fraude por más de 609 millones de pesos.

La acusación y procesamiento de Julio De Vido llevó al juez a solicitar la prisión preventiva.

Sin embargo los jueces Ballesteros y Farah consideraron que la comparación de kilómetros y dinero entregado por el gobierno kirchnerista, en el que había basado su acusación Bonadío, no era precisa.

De Vido enfrenta todavía la causa de las obras en la mina Río Turbio, por lo que seguirá encarcelado de manera preventiva.

Recordemos que Cambiemos había intentado llevar adelante la expulsión de De Vido del Congreso por “inhabilidad moral”, una maniobra que no tenía consecuencias legales ni implicaba ningún combate a la corrupción. Por lo que en ese momento los diputados y diputadas del FIT denunciaron que de votarse sentaba un precedente peligroso, donde cualquier mayoría circunstancial podría arbitrariamente echar del Congreso a sus opositores.

El festival de ataques judiciales amparados e instigados por el gobierno de Cambiemos -que hace la vista gorda sobre los escandalosos casos de corrupción oficiales-, representan una verdadera puesta en escena y un avance sobre loas garantías procesales mediante el dictado de prisiones preventivas.

Su fin último no es juzgar a funcionarios como De Vido, que hicieron negocios a costa del Estado, sino tirar bombas de humo que oculten el ajuste que está dispuesto a llevar adelante el gobierno.








Temas relacionados

Enriquecimiento ilícito    /    Julio De Vido   /    Claudio Bonadio    /    CABA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO