Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Revés para Pilkington: reincorporan a trabajador luego de siete años

La multinacional dedicada a la fabricación de cristalería automotriz tuvo que reincorporar a un trabajador luego de 7 años. El fallo aduce discriminación por parte de la fábrica hacia el trabajador.

Miércoles 6 de junio | 11:40

La multinacional perteneciente al grupo japonés NSG, tuvo que reincorporar a Rubén “Ronal” Farias, militante del PTS, quien había sido despedido en el año 2011.

Ronal, es parte del núcleo duro del activismo que surgió a partir del conflicto que se dio en la empresa en el año 2009, donde los trabajadores obtuvieron una victoria completa frente a la patronal, reincorporando a la totalidad de los 33 compañeros despedidos en ese momento y obteniendo importantes conquistas salariales y de condiciones de trabajo.

En ese conflicto la Lista Verde, que dirige el sindicato, mandó dos veces patotas de barras bravas para quebrar la lucha de los trabajadores que se mantuvieron firmes junto al apoyo de obreros de otras fábricas de la zona norte y la izquierda.

En marzo del 2011 fue despedido Ronal, pocos meses antes de realizarse elecciones sindicales en la fábrica, un despido “sin causa” que en realidad escondía una política antisindical y discriminatoria de la empresa que contaba con la complicidad de la Comisión Interna de ese momento, de la cual Ronal era parte de la oposición.

La causa judicial fue llevada adelante por los abogados del Centro de Profecionales por los Derechos Humanos (CeProDH).

La empresa se mantiene en una total ilegalidad, ya que no cumple con lo que ordena la justicia y “reincorpora” a Ronal en ADC-un establecimiento cercano a la fábrica- cuando el fallo dice claramente que la reincorporación debe ser en el puesto que ocupaba al momento de su despido, esto es en encapsulado de Planta Munro.

Hay que resaltar que Pilkington fusionó el sector donde trabajaba Ronal con otro sector dos semanas después de que se dictara el fallo judicial para argumentar que ese puesto “ya no existe".

La vuelta de Ronal a Pilkington fue muy bien recibida por sus compañeros, de Planta y ADC. Plantean un enorme desafío de organización independiente, hacia adentro y fuera de la fábrica, en un contexto de ajuste del Gobierno de Macri y la pasividad cómplice de la burocracia sindical.

No aceptar el despido durante todo este tiempo y rechazar los millones que le ofreció la empresa son muestra de la convicción por la defensa de los intereses de los trabajadores con la que Ronal vuelve a Pilkington.







Temas relacionados

Pilkington   /    CeProDH   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO