Política Venezuela

OFENSIVA IMPERIALISTA EN VENEZUELA

Reunión del Comando Sur con “equipo” de Guaidó: ¿nuevos preparativos golpistas?

Guaidó, confirmó este martes la reunión entre su “enviado” Carlos Vecchio y el alto mando del Comando Sur en el Departamento de Estado estadounidense. Movimientos apuntaría más a ejercer la presión a una escala mayor sobre las Fuerzas Armadas en clave golpista.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Miércoles 15 de mayo | 15:47

Foto de archivo: Juan Guaidó junto al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence y el presidente de Colombia, Iván Duque.

En una conferencia de prensa de este martes Juan Guaidó declaraba que "El día lunes [20 de mayo] se dará la reunión. Entiendo que será en el Departamento de Estado, ya nuestro embajador nos dirá qué resulta de esa reunión". Hablaba del encuentro que ya se venía planificando y siendo operativizada por los halcones de Washington.

De acuerdo a Guaidó esa reunión es parte de “múltiples esfuerzos internacionales” que se están haciendo para lograr “una salida a la crisis política, social, económica y humanitaria que vive Venezuela”. Ya vimos cómo han sido todos los “esfuerzos” internacionales a los que hace mención la oposición de derecha, todas intentonas golpistas, una situación que se vio, por ejemplo el pasado 23E, 23F y más recientemente el 30 de abril, frustradas tras no lograr quebrar a las Fuerzas Armadas.

La derecha y el imperialismo sacan provecho de la catastrófica situación que se vive en el país, con el gobierno de Maduro que ha descargado la brutal crisis sobre las espaldas de pueblo trabajador con sus políticas antiobreras y antipopulares, cercenando todo tipo de derechos elementales del pueblo. Un régimen sostenido por el pilar fundamental de las Fuerzas Armadas. Todo en el marco de una situación donde Maduro y el chavismo le han allanado el camino a toda la ofensiva del imperialismo y la derecha criolla, tal como puede leerse con detenimiento acá.

Te puede interesar: Guaidó aparece junto a Leopoldo López y llama a los militares a un golpe de Estado

Tras el fracaso de la última intentona golpista, no consiguiendo su objetivo central de quebrar a los militares para que le saquen el tapete a Maduro, ahora buscan dar un salto descarado llamando a un intervencionismo golpista mayor. Esta vez planificando una reunión con el alto mando militar del Comando Sur de Estados Unidos. “Cooperación militar” ¿hacia qué fines y objetivos? No hay que hacer muchos esfuerzos para responder: darle continuidad al golpismo.

Es claro que estos movimientos son organizados desde Washington, a los cuales los títeres y proimperialistas de la derecha criolla ejecutan tal cual las directrices. Ya lo vimos el pasado 23E cuando Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” y pasó a ser reconocido a los 10 minutos (literalmente) por el gobierno de Trump, para luego llegar todo el derechismo continental haciendo lo mismo horas después. O el propio 23F donde representantes del Departamento de Estado estaban directamente detrás de la llamada operación “ayuda humanitaria”.

Nueve días después de la fallida tentativa golpista del 30A el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU., vía un mensaje oficial se puso “a la orden para apoyar con estrategia militar al gobierno de Guaidó”.

Así, el 9 de mayo, el jefe del Comando Sur de EEUU declaró públicamente mediante la red social Twitter: “Cuando me invite @jguaido y el gobierno legítimo de #VENEZUELA, vamos hablar sobre nuestro apoyo a aquellos líderes de la @ArmadaFANB que tomen la decisión correcta, que respeten a los Venezolanos primero, y se restaure el orden constitucional. Estamos listos! #EstamosUnidosVE”

A esto es a lo que respondió este lunes el “representante” de Guaidó en EE.UU., Carlos Vecchio, cuando publicó en su cuenta de Twitter una carta dirigida al jefe del Comando Sur en la que le solicita una reunión "para avanzar en la planificación estratégica y operativa".

#Venezuela: siguiendo instrucciones del Pdte. (e) @jguaido solicité oficialmente al Comando Sur @Southcom reunión con delegación técnica para avanzar en planificación estratégica y operativa con el fin prioritario de detener sufrimiento de nuestro pueblo y restaurar democracia.

Aunque por el momento la posibilidad de una intervención militar directa en Venezuela es poco probable, más allá de las provocaciones recientes como la supuesta incursión de un buque estadounidenses en aguas venezolanas (hecho que no fue comentado por Estados Unidos). Los propios representantes estadounidenses han manifestado las consecuencias que podría tener una operación de tal tipo y muchos países se han opuesto a una intervención norteamericana directa.

Pero el hecho de ahora de los halcones de Washington de alardear con reuniones de “cooperación militar”, “planificación estratégica y operativa” para el “cese de la usurpación”, no es más que un todo belicista para escalar todo el intervencionismo golpista. Es claro, como dice el propio almirante Craig Faller acentuar su ofensiva sobre las Fuerzas Armadas. El jefe del Comando Sur abiertamente declara que “vamos hablar sobre nuestro apoyo a aquellos líderes de la @ArmadaFANB que tomen la decisión correcta”.

Guaidó declaró este martes también que “no desconoce ninguna vía para buscar una solución real para Venezuela”. Y por ello está dispuesto a trabajar con el Grupo de Contacto de la Unión Europea, el Grupo de Lima; e incluso a acercar posiciones con los países que supuestamente son aliados de Maduro (refiriéndose a Cuba, Rusia y China).

Al mismo tiempo explicaba que “no debemos confundir los medios con los fines; de manera que no estamos dispuestos a participar en ninguna patraña que implique una salida falsa a la crisis nacional. Hablar de diálogo es vintage, eso ya pasó”, concluyó. Pero vemos como está dispuesto a participar de todas las “patrañas” cipayas, injerencistas, todas planificadas desde Washington, apoyando abiertamente toda la política recolonizadora del imperialismo.

Te puede interesar: Repudiamos la intentona golpista de Guaidó apoyado por el imperialismo y la derecha regional

Como hemos venido sosteniendo desde el inicio de la agresión imperialista encabezada por el gobierno de los Estados Unidos, nos oponemos y enfrentamos el intervencionismo imperialista, sin que eso implique en modo alguno ningún apoyo político al régimen reaccionario y antiobrero de Maduro y las FF.AA. A Trump y los suyos no les importa en nada el sufrimiento del pueblo venezolano, su único objetivo es imponer en Venezuela un gobierno títere al servicio del plan de recolonización que proponen, un plan con el cual no habrá ninguna salida progresiva a las miseria actual que padecemos.

Tal como escribe la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) en la reciente declaración del 30A: “¡Nada bueno vendrá para las masas de un gobierno surgido de un golpe militar y tutelado por los EE.UU.! En nombre de “la libertad” y “la democracia” buscan instalar un gobierno para la subordinación nacional a los dictados del FMI y los capitales imperialistas, quienes pasarían a ser los nuevos amos del país, con la imposición de más endeudamiento externo y la entrega masiva de empresas y recursos con una ola de privatizaciones. Un plan totalmente proempresarial, antinacional y antipopular, donde las necesidades del pueblo trabajador estarán, más que hoy, totalmente supeditadas a garantizar los intereses y ganancias capitalistas. Quienes enfrentamos al gobierno de Maduro y sus políticas, debemos oponernos con toda firmeza a esta avanzada reconolizadora del imperialismo, cuyo vehículo es Guaidó.”

Pero en esta situación las FF.AA. han adquirido un rol preponderante, como puede leerse acá. Por eso es que es importante tener claro, como se explica en el reciente artículo de Ideas de Izquierda, que: “La suerte del pueblo no puede quedar en manos de esta casta privilegiada y reaccionaria. Por eso no hay que depositar ninguna confianza en estas FF. AA.; la lucha contra el golpismo y el imperialismo debe ser con total independencia política, con una política propia de los trabajadores en la perspectiva de fortalecernos también en la lucha contra la miseria a que somos sometidos y el autoritarismo del gobierno. Una derrota del golpismo proimperialista con nuestros propios métodos de lucha y levantando un programa de estas características, nos pondría en mejores condiciones para enfrentar también al propio de Maduro o cualquier intento de “transición” reaccionaria con estas FF. AA. como ‘árbitro’”.

Te puede interesar: Venezuela tras el golpismo del 30A y la agresión imperialista







Temas relacionados

Ofensiva imperialista en Venezuela   /    Juan Guaidó   /    Crisis Venezuela   /    Derecha Venezuela   /    Comando Sur    /    Política Venezuela   /    Venezuela   /    Estados Unidos   /    Fuerza Armada Nacional Bolivariana   /    Nicolás Maduro   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO