Mundo Obrero México

GUERRERO

Repudio al asesinato de mineros huelguistas en Guerrero

La CTM, el ejército y la minera canadiense son los culpables del asesinato de dos mineros en huelga por la exigencia de mejores condiciones laborales y por el derecho a libre sindicalización, una pelea que se repite en varios centros de trabajo contra la CTM. Desde la Izquierda Diario repudiamos esta acción de la burocracia sindical

Alex Osorio

México

Lunes 20 de noviembre | 18:03

Desde el 2 de noviembre los mineros de la mina Media Luna, en Cocula, Guerrero, propiedad de la canadiense Torex Gold Resourses, se fueron a huelga contra la explotación laboral que vivían y por el derecho democrático a elegir su sindicato, la patronal canadiense impuso como titular del Contrato Colectivo de Trabajo a un sindicato perteneciente a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Los trabajadores quieren afiliarse al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana y denuncian que los patrones canadienses les pagan el salario mínimo por trabajar 12 horas en la mina.

El conflicto comenzó a tomar otras dimensiones cuando al paro de los mineros se unieron pobladores de las comunidades aledañas de Valerio Trujano, municipio de Tepecoacuilco; Aztcala, Real de Limón, La Fundición y Nuevo Balsas, además de pobladores de Balsas Sur, Mazapa, Tepehuajes, San Miguel y una parte de Mezcala, municipio de Eduardo Neri, todos afectados por la mina Media Luna, tanto por la contaminación del río que afectó a los pescadores de Nuevas Balsas, como por los nuevos proyectos que amenazan sus comunidades. Por último varios propietarios de camiones de volteo, pipas y camionetas que habían sido desplazados por la CTM decidieron sumarse a los huelguistas y reforzar los puntos de toma.

Desde los primeros días la gendarmería llegó a la mina a amedrentar a los trabajadores ya cuidar la propiedad de los patrones canadienses, pese a la presencia de los gendarmes, los valientes mineros decidieron continuar con la huelga.

La noche del sábado 18 de noviembre un grupo de matones enviado por la CTM llegó a la población de Azcala, dónde mineros y pobladores mantenían un bloqueo en las inmediaciones de la mina, el resultado fue el asesinato de los hermanos Víctor y Marcelino Sahuanitla Peña.

Pese al presencia de la patrulla militar número 0827327 y la Gendarmería, ambas corporaciones detuvieron a los agresores solo para escoltarlos y dejarlos en libertad tras la muerte de dos mineros. Encima los pobladores reconocen que la patrulla militar 0827327 estuvo inmiscuida en la desaparición de los 43 normalistas de la Normal Rural de Ayotzinapa.
Por su parte los sindicatos mineros canadienses y el sindicato minero mexicano repudiaron la agresión y particularmente el sindicato minero llamó a castigar penalmente los homicidas de los mineros y responsabilizó a la CTM, a la Secretaría de Trabajo y Prevención Social y a la patronal canadiense Torex Gold Resourses y exigen que se le reitre la concesión bajo la cual se le permitió establecerse en Guerrero.

Por su parte los mineros siguen sosteniendo la huelga y con toda la rabia de haber perdido a dos compañeros exigen justicia y comentan que no se celebrará el recuento por la titularidad del CCT ya qué, después de esto, para ellos el titular del contrato es el Sindicato Minero.

Los trabajadores, mujeres y jóvenes que impulsamos el diario digital La Izquierda Diario repudiamos categóricamente los métodos cobardes con los que la CTM intenta impedir la organización de los trabajadores y defiende las millonarias ganancias de los trabajadores, incluso a costa de matar a obreros en huelga, llamamos a todas las organizaciones de derechos humanos, centrales sindicales y sindicatos democráticos a repudiar este asesinato y a rodear de solidaridad la huelga de los mineros guerrerenses hasta el triunfo de sus demandas.

Exigimos justicia para nuestros compañeros Víctor y Marcelino Sahuanitla Peña, asesinados por la confederación que desde hace décadas se ha empeñado en impedir la organización del movimiento obrero, basta de ataques gansteriles por parte de la CTM.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO