Mundo Obrero

CABA

Repudio a la brutal represión a trabajadores de la salud del hospital Castro Rendón Neuquén

Se realizó un acto en la casa de Neuquén en solidaridad con los trabajadores de la salud que fueron brutalmente reprimidos. Participaron delegaciones ATE Provincia, ATE Capital que se manifestaron de forma dividida. La Marrón Clasista participó de los dos actos.

Viernes 1ro de diciembre | Edición del día

Tras la brutal represión sufrida en el día de ayer por los trabajadores tercerizados del hospital Castro Rendón junto al gremio ATE, en Neuquén Capital, que se encontraban reclamando por su convenio colectivo, se escuchó en Buenos Aires un clamor de repudio y solidaridad con los trabajadores en lucha.

Te puede interesar: Represión policial deja heridos a trabajadores de ATE del hospital Castro Rendón

Ayer a la noche, ni bien se veían las imágenes por las redes sociales, donde se contabilizaban en 70 trabajadores heridos por la represión y tres de importante gravedad, indignó a todos los trabajadores.

Esta bronca y solidaridad se expresó hoy por la mañana en un acto en las puertas de la Casa de Neuquén, organizada por la noche, un centenar de estatales se hicieron presentes con una sola consigna, “si tocan a uno tocan a todos”.

La división en la que se encuentran las directivas de ATE, no escapó ante semejante hecho de represión sobre los estatales neuquinos y la escalada del gobierno de Macri y los gobernadores de pasar el ajuste aumentando la persecución y represión contra los que protestan.

Primero se manifestaron los estatales de ATE provincia, encabezados por su dirigente Oscar de Isasi, con una delegación que se hizo presente antes de realizar la marcha en defensa de la salud publica programada para este mismo día.

Al finalizar este acto, llegaron las columnas de ATE Capital con su Sec. Adjunto Manolo Sueiro y varias representaciones de ATE Sur, ATE San Fernando y de varias juntas internas porteñas, como las de Desarrollo Social, Trabajo, Hacienda, INDEC, Cancillería, DGMus, entre otras.

Al finalizar ambos actos hablamos con Lorena Itabel, delegada del Ministerio de Hacienda y de la Agrupación Marrón Clasista, que se hicieron presentes con una delegación de estatales de CABA, y de trabajadores de la salud del GBA, de los hospitales Alende y Posadas, y nos decía: “Ni bien nos enteramos de la represión por las redes sociales, nos comunicamos con nuestros compañeros de la Violeta y Negra del Hospital Castro Rendón de Neuquén, y de inmediato nos sumamos a convocar a este acto de repudio ante semejante represión sobre los trabajadores, mas porque todos miramos en especial hacia el sur. El sur patagónico se transformó en una zona completamente militarizada y donde el gobierno viene mostrando su peor rostro contra los pueblos originarios y ahora contra los trabajadores. Queda demostrado que los gobiernos nacional y provinciales van por el mismo camino, ajuste y represión para poder doblegar a los trabajadores y el pueblo”.

Por su parte nos agregaba Carina David, delegada del INDEC y de la Marrón Clasista: “Con la Marrón Clasista nos quedamos en ambos actos, porque entendemos que los estatales venimos siendo nuevamente blanco de ataque del ajuste y bregamos por la unidad de los trabajadores. La inestabilidad por la precariedad de los contratos y el anuncio de despidos, con la llamada “dotación óptima” que quieren imponer, prefigura un fin de año con la posibilidad de nuevos despidos masivos. Semejante anuncio de ataque sobre los estatales y la brutal represión sobre nuestros compañeros neuquinos, pareciera que para las direcciones sindicales, esta situación no es razón suficiente para salir del divisionismo y golpear con fuerza contra el ajuste y la represión. Las directivas de ATE Provincia y ATE Capital, en un acto que parece un "dejavu", no pudieron ponerse de acuerdo en una misma acción ante este ataque brutal. Como ya es costumbre, los intereses de las direcciones están puestos por encima de la necesidad de poner el sindicato a la altura de la circunstancia”.

Estos actos de repudio frente a la Casa de Neuquén no fueron mas que un eco de la movilización que en los mismos momento se realizaba en la ciudad de Neuquén. Son momentos donde los ecos entre los trabajadores deberán multiplicarse, porque la consigna que inventaran hace años los Ceramistas neuquinos de FASINPAT, ya es patrimonio de los trabajadores del país y en unidad deberá responderse: si nos tocan a uno, nos tocan a todos.








Temas relacionados

Hospital Castro Rendón   /    Represión   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO