Política

POLÍTICA

Repudiable: Pando y Lopérfido dicen que “no hubo treinta mil desaparecidos”

El ministro de Cultura de CABA dijo que “fue un invento para cobrar subsidios”. La defensora de los genocidas lo secundó. Rechazos desde la izquierda y el progresismo.

Miércoles 27 de enero de 2016 | 13:30

Lopérfido ya tiene su prontuario. Lejos de la “nueva política” que pregonaba el PRO antes de llegar al Poder Ejecutivo nacional, el actual ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, al igual que otros funcionarios de Cambiemos, ya había pasado por el gobierno de De la Rúa, el mismo que terminó con más de 30 muertos en Plaza de Mayo, en las manifestaciones de diciembre de 2001.

Ahora se conoció el audio –que se puede escuchar casi completo aquí- de las declaraciones que hizo hace pocos días en un encuentro en Pinamar, donde el periodista Luis Majul hacía de conductor y moderador, al mismo tiempo que entrevistaba a Edi Zunino, uno de los autores del libro Cerrar la grieta. Aunque en declaraciones a Radio 10 el ministro de Cultura afirmó que lo habían “sacado de contexto” el audio –también reproducido en el sitio Infobae- es contundente.

A lo largo de su alocución Lopérfido no dejó de despachar frases completamente reaccionarias. Por ejemplo, señalando que “el peronismo es una distorsión” y “que surgió de un golpe de Estado”, al mismo tiempo que señalaba que “era muy parecido al fascismo italiano y al nazismo alemán, aunque sin matar judíos”.

Además del objetivo reaccionario de las comparaciones, el funcionario demuestra nulo o bajo conocimiento de la historia nacional. Las investigaciones históricas más serias han puesto en evidencia que el nacionalismo burgués que encarnó el peronismo, al que siempre nos hemos opuesto desde el trotskismo y que en los ´70 terminó conformando la Triple A para enfrentar el ascenso obrero iniciado con el Cordobazo, no era equiparable a los movimientos como el que encabezaron Hitler y Mussolini.

Lopérfido afirmó asimismo que decir que “hubo 30 mil desaparecidos es una mentira que se inventó en una mesa para recibir subsidios”. La escandalosa definición entronca con el discurso que los sectores más reaccionarios han venido sosteniendo por años, intentando minimizar el genocidio que implicó el llamado Proceso de Reorganización Nacional, en aras de trabajar para la impunidad de los genocidas.

Periodistas como Ceferino Reato u organizaciones como el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv) han venido insistiendo con este discurso. Precisamente, Lopérfido citó a Reato en su defensa. Pero las investigaciones de ese periodista han sido abiertamente cuestionadas.

Este tipo de discurso político es el mismo que se vio en el altamente repudiado editorial del diario La Nación, al día siguiente de la asunción de Mauricio Macri, donde llamaba a terminar con los juicios contra los represores. No parece casualidad que Lopérfido esté casado con una de las herederas del clan Mitre, fundador y dueño de ese diario.

En referencia al período kirchnerista, Lopérfido -criticando a La Cámpora y al discurso oficial- afirmó que la reivindicación de una “década luctuosa” como la de los 70’, “es la exaltación que hizo el Estado de una época violenta”.

El funcionario macrista considera “violento” solo al accionar de las organizaciones armadas revolucionarias, haciendo un recorte completamente arbitrario de la historia. No menciona a la Triple A ni al Comando Libertadores de América que fueron responsables, según diversos estudios, de entre 1500 y 2000 asesinatos.

Pero además añadió poco después que “hay un porcentaje de la población que reivindica la violencia, que reivindica los ´70, que te lleva por delante tus derechos” y puso de ejemplo que “a mí no me parece que tengo que ver una imagen de Eva Perón que ocupa un espacio en la 9 de Julio como si fuera Ban Ki-moon”.

Así, volvió a demostrar una vez más –en solo 15 minutos- una ignorancia supina, al confundir al actual secretario general de las Naciones Unidas con el líder de Corea del Norte (Kim Jong-un). “A mí me da vergüenza ajena” afirmó al hacer la comparación con Corea del Norte. Lo único que en realidad debería avergonzarlo son sus propias afirmaciones.

El PRO hizo del menosprecio de la ideología una cuestión básica para su construcción. Solo así pudo amalgamar radicales, peronistas, empresarios e integrantes de ONGs bajo las órdenes de Macri. Eso no implica que la ideología reaccionaria que comulga gran parte de sus cuadros dirigentes se explicite cada tanto. Sin embargo, ahora también parece ser que, para ser Ministro de Cultura, se puede prescindir de la cultura misma.

De todos modos, afirmaciones como ésta no sorprenden entre las filas del PRO y Cambiemos. De hecho, desde el pasado 10 de diciembre, la lista de funcionarios que pasaron por la dictadura, la reivindicaron o están implicados en la represión policial, no cesó de crecer.

Cecilia Pando defiende y ratifica lo dicho por Lopérfido

En la mañana de este mièrcoles, quien volvió a entrar en escena fue Cecilia Pando, titular de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de la Argentina (AFyAPPA). Entrevistada por Fabián Doman en Canal 13, Pando secundó a Lopérfido y aseguró que "es una mentira que la cantidad de desaparecidos fue 30.000".

Pando es una reconocida defensora de la impunidad de los genocidas, a los cuales considera “presos políticos”.

Repudios desde la izquierda y el progresismo

Las declaraciones de Lopérfido y Pando suscitaron un amplio rechazo. Estela de Carlotto, referente de Abuelas de Plaza de Mayo, señaló hoy que rechaza esas afirmaciones y contestó que “Lopérfido nos dé la lista de los que piensa que son los desaparecidos. Manejamos la cifra de 30 mil porque los propios depredadores registraron cerca de 45 mil”.

Desde la izquierda, el legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Patricio del Corro (PTS-FIT) escribió en su muro de Facebook que "el fascitoide que hoy la Ciudad de Buenos Aires tiene como ministro de Cultura, Dario Loperfido, no por casualidad hace declaraciones como "En la Argentina no hubo 30.000 desaparecidos, fue una mentira que se construyo en una mesa para obtener subsidios" (...) quien saltara a la fama como un sushiboy de De La Rua sabe bien lo que dice, juega el rol de vocero gubernamental de su nueva familia, los Mitre. Cualquier coincidencia con la editorial ampliamente repudiada de La Nación sobre el tema no es pura coincidencia".

Al mismo tiempo, desde su cuenta de Twitter criticó los dichos de Pando. Como también lo hizo la diputada del Frente de Izquierda, Myriam Bregman.







Temas relacionados

Cecilia Pando   /    Darío Lopérfido   /    Detenidos desaparecidos   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO