Política

FUEGO AMIGO

Represión y muerte en la Patagonia: hasta la iglesia aliada de Vidal denuncia a Macri

Los Curas en la Opción por los Pobres publicaron una carta donde hablan de “disolución del estado de derecho, de las garantías constitucionales” y de la instalación de un “Estado Policial”.

Daniel Satur

@saturnetroc

Viernes 1ro de diciembre | 10:42

En una carta publicada el miércoles en su sitio web, la agrupación Curas en la Opción por los Pobres (de estrechos lazos con el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal) lanzó una serie de definiciones que cuestionan la represión y la muerte a manos del Gobierno nacional de Mauricio Macri.

El “Padre Pepe” y sus compañeros manifiestan que se ven obligados a dar una palabra pública en virtud de “los acontecimientos que vive el país”. “Creemos que no debemos callar y no rendirle culto a la cautela cuando se trata de la vida o la muerte de los pobres”, sentencian.

Además de lógicas invocaciones a Dios, los “curas villeros” se muestran preocupados por “la acelerada disolución del estado de derecho, de las garantías constitucionales y la instalación de un virtual ’Estado Policial’. Es sumamente preocupante la militarización de la Patagonia en pos de defender los intereses de los terratenientes e inversores extranjeros por encima de los derechos de la población y, dentro de ella, los derechos ancestrales de los pueblos indígenas protegidos por la Constitución Argentina”.

Los sacerdotes de la “opción por los pobres” vincularon directamente “la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, en circunstancias represivas ilegales de la Gendarmería” con el asesinato “por la espalda de Rafael Nahuel, de quien no ha sido probada actitud violenta alguna ni manipulación de armas”. Esos hechos, dicen, “deben ser juzgados y castigados”.

También acusan al Estado de haberse encargado casi exclusivamente de “producir relatos fantásticos, difamaciones, mentiras y ha herido la dignidad y el buen nombre del pueblo mapuche y la familia Maldonado”.

Específicamente los curas cuestionan al Presidente Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, que dicen que van “a creer la versión de las fuerzas de seguridad”. Los miembros de la iglesia (de estrecha relación con Cambiemos, al menos en la Provincia de Buenos Aires) no ven con buenos ojos que Macri haya afirmado que “hay que volver a la época en la que dar la voz de alto significaba que había que entregarse”.

En ese sentido, expresaron que “la dictadura cívico-militar usó la misma lógica para desaparecer personas. El gobierno instala la hipótesis del enemigo interno, culpa de la violencia a grupos virtuales creados por el relato mediático y nos va llevando a un peligroso y perturbador límite entre la democracia y el caos autoritario, cuyo extremo puede llegar al terrorismo de estado”.

Dando un paso más en el análisis, los Curas de la Opción por los Pobres denunciaron también “el saqueo del país y la exclusión de las mayorías a través de las falaces reformas laboral, previsional y tributaria, que no son más que la institucionalización del trabajo esclavo, la transferencia indiscriminada de riqueza a las élites del capital concentrado, la pérdida de derechos adquiridos”.

Incluso caracterizan al Gobierno como “depredador”, que necesita para sostener sus planes “la represión como no habíamos visto en democracia retrotrayéndonos a los peores momentos de nuestra historia”.

Por último llaman (tal vez con una dosis elevada de ingenuidad) a que el Episcopado argentino expresa “un apoyo público a la defensa de los derechos de la población en peligro, una condena pública del manejo autoritario y elitista de las fuerzas de seguridad y la solidaridad con las víctimas de este modelo neoliberal”.

Aún no se sabe qué piensa María Eugenia Vidal de esta manifestación pública de la agrupación “Curas en la Opción por los Pobres”, cuyo referente es su amigo y aliado barrial “Padre Pepe”.

Habrá que ver si la Gobernadora sigue pensando lo que manifestó hace apenas cuatro meses, durante una visita oficial a la iglesia que conduce el cura, ubicada en la villa La Cárcova de José León Suárez. Allí, durante la inauguración de una radio parroquial financiada con parte de fondos aportados por la Gobernación, Vidal le dijo a los fieles que “Dios les mandó a Pepe y a todo su equipo, y eso es una gracia. Este barrio ha sido bendecido por tenerlo a Pepe”.








Temas relacionados

Rafael Nahuel   /    Santiago Maldonado   /    María Eugenia Vidal   /    Mauricio Macri   /    Criminalización de la protesta social   /    Prefectura   /    Pobreza   /    Iglesia Católica   /    Libertades Democráticas   /    Río Negro   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO