Política

HABÍA SIDO JEFE DE CEREMONIAL

Renunció el jefe de Gabinete de Martiniano Molina: fue funcionario de la dictadura

Otro coletazo de la crisis entre Martiniano Molina y el radicalismo en el gobierno municipal de Quilmes fue la renuncia del jefe de gabinete Ariel López, exfuncionario de la dictadura.

Carla Lacorte

Integrante del CeProDH | Dirigente del PTS

Viernes 5 de febrero de 2016 | Edición del día

En medio de las acusaciones cruzadas del último fin de semana se confirmó e hizo público que el jefe de gabinete de Quilmes había sido Jefe de Ceremonial de la Intendencia de Berazategui entre 1981 y 1983, es decir, en los dos últimos años de la dictadura militar. Además de lo repudiable que implica la situación, hay que aclarar que dicho nombramiento era violatorio de la Ley Provincial 14656 que prohíbe ejercer cargos municipales a quienes hayan cumplido funciones a nivel ejecutivo durante los gobiernos militares.

No conforme con esto, y ante las críticas que comenzaron a lloverle el día lunes, López salió a justificarse con declaraciones en el Diario Popular, tales como, "todo lo que se supo de la barbarie fue después" y "si todos los que ocuparon un cargo durante la dictadura no podrían hacerlo ahora, no quedaría nadie". López es totalmente cínico. Si ya es de difícil aceptación la posibilidad de que un funcionario no se enterara de los crímenes del terrorismo de Estado, es imposible que no lo hiciera entre 1981 y 1983, momento en que el accionar de la dictadura era de público conocimiento, y sobre todo con la enorme cantidad de desaparecidos que tuvo Berazategui entre obreros de las fábricas Rigolleau y Peugeot, docentes y estudiantes. Cubre su colaboracionismo con un cinismo a la altura del expresado por Darío Lopérfido con sus recientes declaraciones sobre los compañeros detenidos-desaparecidos.

Para colmo, Martiniano Molina, que en su particular visión del “republicanismo” quebrantó nuevamente una ley provincial (ver nota), lo justificó diciendo que “es una buena persona y que muchos trabajaron en la dictadura”. Finalmente, cuando se multiplicaban las denuncias de distintos sectores, incluyendo las del CeProDH y el PTS en el FIT, López terminó renunciando en la tarde de ayer.

No sólo Molina y sus aliados radicales tuvieron a este funcionario de la dictadura en el gabinete. López fue funcionario de los Mussi del FpV en Berazategui y llegaron a promoverlo a una de las secretarías de medio ambiente a nivel nacional durante la década K.







Temas relacionados

Martiniano Molina   /    Gabinete    /    Renuncia   /    Quilmes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO