Política Chile

DEMOCRACIA CRISTIANA

Renuncia de Alvear y la continuidad del desplome democratacristiano

La reciente renuncia de la ex senadora tensiona aún más a la falange donde, al parecer, viene acompañada de una importante fuga de militantes.

Edson Elgueta

Valparaíso, Chile

Martes 24 de abril

FOTO: Agencia Uno

Un nuevo remesón sacude a la Democracia Cristiana (DC), y esta vez teniendo en el centro a una de sus figuras emblemáticas, la ex senadora Soledad Alvear, quien hizo oficial su renuncia durante la madrugada de ayer.

Fue por medio de un correo electrónico en el que notificaba a la actual presidenta de la falanage Myriam Verdugo y al secretario general, Gonzalo Duarte, sobre la determinación de abandonar las filas del partido por el cual milito más de cincuenta años.

Junto con la salida de Alvear a la DC, se sumaría la fuga de un importante número de militantes que la secundarían en dicha decisión, al parecer con el objetivo de conformar un nuevo movimiento político, con el sector más nuevo y que se ha mostrado crítico al giro que tomó la colectividad, refiriéndose a “Un movimiento que en nuestra inspiración humanista cristiana represente un aporte con nítida identidad a la política del país. Y un movimiento que espero se pueda constituir con la participación de muchos, donde con su aporte se genere una creación colectiva madura, profunda, convocante, seria, cívica y de calidad. Ojalá con muchos jóvenes que asuman el liderazgo” según señaló en una entrevista posterior.

Por su parte, la DC, por medio de un comunicado, lamentó la renuncia de la senadora, expresando que “respetan su decisión” y que “están seguros de que volverán a reencontrarse en distintas acciones políticas”.

El abismo democratacristiano

Si creíamos que la DC se había llevado la peor parte luego de la vergonzosa cifra obtenido por Carolina Goic durante las elecciones presidenciales del 2017, y posteriormente la salida de históricos como Mariana Aylwin y Compañía, tal parece que el desplome del centro político continúa.

La renuncia de una militante histórica de la falange como Soledad Alvear, es expresión del atolladero en el que se encuentra su actual ex partido, siendo el más golpeado por la victoria de Sebastián Piñera en las últimas elecciones, y la emergencia de una nueva izquierda representada en el Frente Amplio (FA).

Es la crisis vivida por uno de los partidos centrales de la gobernabilidad del régimen y la consagración concertacionismo. Partido que hoy no sólo sufre su ocaso, sino que se cae a pedazos ante un escenario nacional que ha dejado de ser terreno dócil para la casta de políticos corruptos, que apostaron por más de 25 años a la mantención incólume de la herencia de la dictadura y un sistema de miserias para el pueblo trabajador.






Temas relacionados

Democracia Cristiana   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO