Internacional

BRASIL – RIO DE JANEIRO

Renuncia Beltrame, responsable de la "pacificación" de las favelas de Río de Janeiro

José Beltrame, responsable de las Unidades de Policía Pacificadora (UPPs) en Río, la principal política de seguridad pública del estado, dejará su cargo como secretario de Seguridad Pública.

Jueves 13 de octubre | Edición del día

José Mariano Beltrame, responsable por la implementación de las Unidades de Policía Pacificadora (UPPs) en Río de Janeiro, la principal política de seguridad pública del estado, dejará su cargo como Secretario de Seguridad Pública a poco de completar diez años al frente de la cartera.

Algunos factores explican la extensión de su mandato en el cargo: el hecho de ser alguien “de afuera”, oriundo de la Policía Federal, ayudó a que tuviera un papel importante en la pacificación de las interminables disputas entre la Policía Militar y la Civil en la capital fluminense. Estas disputas por el control del territorio y de los lucrativos negocios ilegales controlados por la policía, como las milicias y los “arreglos” (sobornos) del tráfico de drogas y del juego, son una piedra en el zapato de los gobiernos. Beltrame logró lidiar con ellas de forma razonablemente exitosa, al no pertenecer a ninguna de las dos corporaciones y de este modo, estuvo mejor posicionado para mediar en las disputas.

La política de las UPPs, implementadas bajo la gestión de Beltrame y elogiadas indiscriminadamente por sectores gubernamentales y patronales, desde el PT al PSDB, fue recibida, cuando fueron creadas en 2008, con una aprobación casi unánime de la población carioca. Sectores críticos de las UPPs desde sus inicios, como los que construimos Esquerda Diário, nos encontramos en ese entonces en una posición minoritaria frente a una enorme campaña de los medios y los gobiernos, exitosa por cierto, en convencer a la mayor parte de la población de que esta política llegaría a cambiar la relación entre la población pobre y los trabajadores de las comunidades en las favelas con la policía. Basadas en el concepto de “policía de proximidad”, que en tesis se fundamenta en la colaboración entre la población y las fuerzas policiales. Con el paso del tiempo la fachada ideológica de esta propaganda se fue erosionando y dejó en claro a la población, que convivía diariamente con ellas, lo que realmente representaban.

Asesinatos, intensificación de la represión, violencia contra las comunidades. Casos emblemáticos se convirtieron en banderas de lucha contra las UPPs, como la desaparición del albañil Amarildo Souza Lima, de 47 años, quien fue visto por última vez siendo llevado por policías de las UPPs de la favela de la Rocinha, una de las mayores de la capital fluminense o el asesinato del bailarín DG, cuyo cuerpo sin vida apareció en el patio de una guardería de Pavão-Pavãozinho, favela a la que había ido para visitar a su hija de cuatro años. Con el paso del tiempo, las protestas contras las unidades policiales se hicieron más frecuentes.

Beltrame comenzó a realizar críticas públicas en relación a la falta de inversión social, que según él obligaba a los policías de las UPPs a realizar tareas que no eran de su incumbencia, desgastando su imagen y aumentando la impopularidad de los agentes en las comunidades. Recientemente, frente a los recortes presupuestarios del gobierno, las críticas fueron en aumento por la falta de recursos. El pedido de exoneración de Beltrame se dio luego de una operación que resultó en la prisión de ocho sospechosos y la muerte de tres, y generó un clima de tensión en la región turística de Copacabana. Al respecto Beltrame comentó la operación en su Twitter:

Beltrame: en la zona sur, ayer la UPP y el Comando de Operaciones Especiales evitaron nuevamente una guerra entre pandillas.

Beltrame: las imágenes producidas ayer son pésimas para la ciudad, pero la policía no puede omitirse y una vez más, cumplió su papel

Según el medio O Globo, quien lo reemplazará será el subsecretario de Planeamiento e Integración Operacional de la Secretaría, Roberto Sá, quien ya fue instructor de BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales), de 1989 a 1992, y luego pasó a actuar en la Policía Federal. El programa de las UPPS fue planeado y coordinado por su subsecretaría.

Tendrá el desafío de asumir en reemplazo de Beltrame en un contexto de mayor división en el gobierno carioca, con la reciente derrota del PMDB en el primer turno de las elecciones municipales, el creciente descontento y cuestionamiento a la actuación de las UPPs y la disputa entre la policía civil y miliar por el control de las regiones de la ciudad. Organizar la represión estatal contra los trabajadores y el pueblo pobre en un estado con tal precariedad y desigualdad social como Rio de Janeiro no será tarea sencilla, incluso para un asesino con un extenso currículo como Roberto Sá.




Temas relacionados

seguridad pública   /    José Beltrame   /    Río de Janeiro   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO