Mundo Obrero Estado Español

MOVIMIENTO OBRERO

“Renovación” en la cúpula de CCOO de Catalunya

Carles Puigdemont y otros cinco miembros más del gobierno catalán, junto a la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, han estado presentes hoy en el inicio del 11ºcongreso de CCOO de Catalunya, donde se despide Juan Carlos Gallego, su Secretario General.

Joe Molina

Trabajador despedido de Panrico, Barcelona | @joemolina57

Miércoles 5 de abril | 18:32

Radicalidad democrática ha sido el término utilizado por el presidente del gobierno catalán para calificar la gestión del sindicato durante el mandato del cesante en el cargo y le pide a su posible sucesor Javier Pacheco, continuidad en la misma línea.

Gallego se va diciendo que el sindicato "no ha callado" durante los peores años de la crisis porque era el papel que le tocaba, habla de resistencia, de un replanteamiento y de un inicio de la ofensiva.

¿Consistirá en eso la “radicalidad democrática”? Protesto, me enfado, amenazo y luego democráticamente me siento contigo y negocio, pacto por el bien de todos y bajo la bandera del mal menor, permitimos que unos miles de trabajadores, sean víctimas de los mayores atropellos en derechos laborales.

Curiosa forma de ser radical y sobretodo democrático, cuando ante un puñado de trabajadores y trabajadoras que se sienten traicionados por su sindicato y acuden a la sede de CCOO a pedirle explicaciones, usted se esconde y solo el azar hace posible verse las caras. Seguro que se acuerda de Panrico, aunque se podrían enumerar muchos más.

La actitud de los grandes sindicatos desde que se inició la crisis ha sido el de frenar y aislar las luchas obreras que se han alzado contra las políticas austericidas. Una versión, la de la realidad, muy distinta al discurso del acto de despedida.

Han conseguido ustedes y su sindicato, que no nos interese lo más mínimo quien le va a suceder. ¿Qué más da? El “no nos representan”, cada vez tiene más adeptos, se lo han ganado a pulso.

No obstante no hay que dejar que las actitudes burocráticas de las cúpulas sindicales adormezcan el potencial transformador de que los cientos de miles de trabajadores afiliados tienen y tenemos.

Las verdaderas renovaciones en CCOO, al igual que en UGT, llegarán cuando se consigan estructuras verdaderamente democráticas, de base, donde las asambleas de trabajadores tengan todo el poder de decisión y los dirigentes estén al servicio de ésta.






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   CCOO   /   UGT   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO