Política Chile

TOLERANCIA 0

René Saffirio apuntó sus dardos a la red funcionarios vinculados al financiamiento del SENAME

El diputado independiente se refirió al polémico caso del Informe SENAME II y su rechazo, apuntando sus dardos a la red de personas e instituciones, que sacan provecho del financiamiento del Estado, en materia de protección a la infancia y los derechos de los niños.

Edson Elgueta

Valparaíso, Chile

Martes 11 de julio

En último programa de Tolerancia 0, emitido el pasado domingo, se presentó como invitado el diputado independiente (ex DC) René Safirio, quien se refirió al polémico rechazo al informe de la Comisión SENAME II, en la cual se responsabilizaba a la ex ministra de justicia Javiera Blanco, por su negligencia en la institución, expresada en la muerte de 1313 niños.

En el programa el diputado -quien también estuvo a cargo de la Comisión SENAME- se manifestó en torno a las precarias condiciones en las que se desenvuelven los niños y niñas de dicha institución, junto a los vejámenes y vulneraciones recibidas al interior del recinto, que salta a la luz tras la muerte de infante Lisette Villa, la pequeña de 11 años muerta por asfixia durante el año pasado.

Durante el programa, Saffirio también se refirió a la red de autoridades que operan tanto en el sostenimiento económico en la cadena de violaciones de los derechos de los niños.

“Aquí hay una red de partidos, coaliciones e instituciones colaboradoras, que es desgraciadamente desde mi punto de vista, lo que es el núcleo central de la tragedia de lo que ha ocurrido en el SENAME. Probablemente si esta red no existiera, el país hubiera sabido con mucha anticipación lo que ocurría” manifestó el diputado independiente.

En su palabra apuntó principalmente a funcionarios vinculados a la Democracia Cristiana como son Enrique Correa y Josefina Bilbao, por Fundación Mi Casa, una de las tantas dedicadas al trabajo con los niños del SENAME.

Así también se refirió a Tomás Walker hermano de los parlamentarios, Ignacio, Patricio y Matías Walker como Secretario Ejecutivo de Fundación Rodelillo, apuntando al negocio de los privados a través de los programas de protección de la infancia.

Junto con sus declaraciones al SENAME como “caja pagadora de deudas políticas” también apuntó sus dardos a los ministros Javier Eyzaguirre y Jaime Campos quienes se refirieron al caso del SENAME, desmarcándose de la responsabilidad del Estado, de la situación actual en la que se encuentran los niños y niñas afectadas.

Sin embargo más allá de problematizar sobre el financiamiento y el negocio en la educación de los niños más marginados de las políticas públicas, Saffiro responde en un sentido jurídico, queriendo crear figuras legales como “el abogado de los niños” que sea el responsable de velar por sus derechos.

A su vez se ha dado a conocer el proyecto presentado por Saffirio, junto a parte de la denominada banca estudiantil (Giorgio Jackson y Gabriel Boric) junto con la independiente Karla Rubilar, planteando la necesidad de incrementar el presupuesto hacia el SENAME, como también la implementación de una serie de instituciones como la Subsecretaría de la Niñez, el Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez y una Reforma Integral al Sistema de Adopción entre otras medidas, según señala el medio La Tercera.

Sin embargo el problema medular no son instituciones más o instituciones menos, leyes más o leyes menos, sino que la problemática de la vulneración de la niñez en los sectores más desprotegidos de la población se ha convertido en un negocio de los privados y sus círculos de cercanos quienes se reparten la subvención que les entrega el Estado.

Es el Estado quien debe hacerse cargo de la situación crítica en la que se encuentra la política relacionada a los niños y niñas del país, por medio de atención inmediata y especializada para las vulneraciones sufridas, mediante programas y casas de acogidas para los miles de niños, niñas y jóvenes afectados por la precariedad del sistema, costeadas por el impuesto a las grandes empresas, y que se encuentren bajo control de sus trabajadores, los niños, sus familiares o tutores, por medio de una política que realmente tenga como objetivo el desarrollo integral del niño de manera tanto individual como colectiva, y no sean condenados a vivir los residuos y miserias de las políticas públicas y su espectro carcelario.






Temas relacionados

Sename   /   Política Chile   /   Crisis

Comentarios

DEJAR COMENTARIO