Juventud

RÍO CUARTO

Relatos de una juventud que solo conoce el trabajo precario de los planes de Gobierno

En plena crisis por la pandemia del Coronavirus, y bajo la medida del aislamiento total obligatorio, el gobierno provincial tomó la medida de dar de baja los programas laborales y de inserción profesional PPP, PIP, XMÍ y PILA. Esta decisión fue notificada el pasado 16 de abril mediante un mensaje de texto, en el cual se les avisó a miles de jóvenes que a partir de la fecha se quedaban sin su fuente de ingreso. Sin embargo, como sucede en Córdoba, en la ciudad de Río Cuarto, las y los jóvenes empezaron a organizarse.

Sábado 25 de abril de 2020 | 14:41

A medida que pasan las semanas del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, se vuelven más evidentes las condiciones de precarización laboral en la que se encuentran la gran mayoría de los jóvenes. Hace unas semanas fueron los trabajadores de comidas rápidas de cadenas multinacionales como McDonald’s, Burger King, Mostaza, entre otras que denunciaron haber cobrado tan solo 3000 pesos, bajo el argumento de la crisis del coronavirus. Esta semana los pibes y pibas que pedalean bajo los ritmos de las apps de delivery, adhirieron al paro internacional de trabajadores y trabajadoras de las "economías de plataforma", reclamando a las empresas que provean de insumos de higiene necesarios para evitar cualquier contagio.

Ahora es la provincia de Córdoba la que deja al desnudo ser uno de los responsables en habilitar condiciones de precarización laboral para los sectores privados de la economía, con numerosos planes de empleo que no superan los 7.000 pesos por mes, los cuales el Gobierno decidió dar de baja a 30 días de iniciada la cuarentena total.

La Izquierda Diario se contactó con integrantes del grupo de Autoconvocados/as de Río Cuarto para conocer como les afecta está situación y qué medidas están llevando a cabo.

Una de las personas damnificadas nos comentó que en los últimos 7 años, los únicos trabajos que ha conseguido han sido bajo planes de empleo, a la par que se las ha ingeniado para seguir estudiando. Conoce bien la situación de precarización que ofrecen dichos planes, y enterarse que en plena cuarentena el gobierno decidió darlos de bajo, es lo que motivo a organizarse junto con otras personas en situación similar.

¿Cuándo comenzaste a trabajar con los planes de inserción laboral?

Desde los 18 años trabajo por planes, nunca tuve la posibilidad de tener un trabajo en blanco, y no es porque uno es ineficiente o te echan, sino porque estos planes tienen bache, y hace que el empleador esté especulando con quien viene detrás de vos, con otros planes. Eso fomenta la precarización laboral y que uno vaya de un plan a otro. No tenés antigüedad y tampoco tenés un buen currículum, cualquiera que lo ve se pregunta por qué has tenido tantos trabajos, y no, es que pasé ya por 7 planes de empleo, y hoy tengo 26 años.

Se viene gestando un proceso de organización contra esta precarización, contanos cómo lo están llevando adelante aquí.

Bueno primero comentar que no es sólo en nuestra ciudad, sino que en Córdoba también se están organizando. En Río Cuarto se formó un grupo de WhatsApp donde aquellas personas que estamos en los planes de trabajo nos empezamos a auto convocar, para organizarnos y ver de qué manera visibilizar nuestra situación y reclamo. En la ciudad somos 80 personas las que estamos en este grupo, de los cuales 60 pertenecen al PIP y 20 chicas en el Plan Por Mí. El grupo es muy heterogéneo en posiciones ideológicas, aún así decidimos respetar nuestras diferencias y avanzar en el reclamo común que es poder cobrar hasta la finalización del plan. Para muchos y muchas es su único ingreso, incluso hay personas que tienen a cargo hijos.

Queremos que se visibilice nuestra situación, que la provincia nos escuche y nos dé una respuesta. Por eso también, redactamos una carta que le haremos llegar al intendente y al Defensor del Pueblo, para que estén enterados de lo que estamos viviendo. Por otra parte, decidimos trabajar con un estudio jurídico para presentar una acción amparo el día lunes 20, que abarcará no solo el PIP, sino todos los programas provinciales de empleos que han sido suspendidos. Para que este reclamo tenga fuerza se necesita la mayor cantidad de accionantes posibles. El trámite no va a tener costo ni se cobrarán honorarios profesionales. Por lo que estamos invitando a sumarse y mandarnos al mail de uno de los compañeros que es abogado y trabaja con el plan PIP, [email protected], una captura de pantalla en PDF de concesión del programa, con número de sticker y expediente, PDF de ambas caras de DNI, y un teléfono de contacto.

Estamos buscando el mayor apoyo por parte de la gente, por eso creamos una cuenta de Instagram donde vamos informando sobre nuestra situación, lanzamos una campaña de fotos recibiendo apoyo. También tenemos una cuenta de Twitter donde nos pueden seguir, y creamos una petición en la página change.org que se llama “No a la suspensión de los Programas de trabajo de Córdoba”, tenemos ya 750 firmas de argentinos y argentinas que apoyan nuestra causa. Pero también queremos visibilizar lo mal que se maneja la provincia con los planes.

¿Cuáles son los reclamos principales?

Nuestro principal objetivo es cobrar hasta el final nuestros planes. No fuimos nosotros y nosotras quienes elegimos no seguir trabajando, sino que estamos cumpliendo con la cuarentena obligatoria que dictaminó el Gobierno nacional. Algunos laburaron hasta el 20 de abril incluido, y como nos pagan a mes vencido, nadie garantiza que cobremos en mayo los días trabajados.

Nuestro reclamo se sostiene a través de lo establecido en el en el DNU Nº 329/2020, cuyo artículo 2 prohíbe despidos y suspensiones por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de 60 días, por eso lo que pedimos no es para nada ilegal, y lo vamos a sostener fuertemente, porque nos han dejado en situación de desamparo y más vulnerabilidad de la que estamos viviendo. Incluso muchos no hemos podido recibir siquiera el IFE, porque figura que estamos recibiendo este otro plan de empleo, lo cual no es así. Y algunas de las mujeres que están con el Por Mi, no todas, recibieron un mensaje de texto en el que les avisaron que a partir de mayo van a cobrar la tarjeta social de 2000 pesos, cuando el plan es de 5000, osea que hay 3 mil pesos que siguen faltando.

¿Cuáles son esos baches a los que te referís?

Los planes son por cuatro horas diarias, 20 horas en total por semana, pero es muy común que trabajes entre 5 y 6 horas por día. Horas extras que nunca te las pagan, no hay una planilla donde queden asentadas esas horas, ni control por parte de la provincia. ¡En algunos trabajos he llegado hacer hasta 10 horas por día! Y nunca falta el empleador que te pide que vayas los sábados, “de onda”. Es una situación que nos ha pasado a la mayoría de los que trabajamos con planes de empleo. El Plan Por Mí es uno de los peores, nunca tuve tantos problemas, ni siquiera hay planillas de asistencia que corroboren que has ido a trabajar, de entrada está mal hecho. Eso hace que el empleador tenga más herramientas a la hora de aprovecharse de uno.

Lo bueno que se ha generado con todo esto, de organizarnos y armar un grupo, es que la mayoría de los jóvenes han empezado a reflexionar más, y queremos llevar el reclamo más a fondo, hablar y contar de los baches que tienen estos planes. Ha pasado de testimonios de que se han tenido que pagar los 1000 o 1500 pesos que la provincia le pide al empleador por cada persona contratada. Muchos empleadores se abusan de esta situación exigiéndole a los pibes que se paguen ellos mismos el depósito. ¡Imaginate! De cinco o siete mil pesos que ganan, dependiendo el plan, tenes que descontar esos mil pesos y ni hablar de descontar el transporte público. En uno de los planes que tuve, tenía que tomarme dos colectivos para llegar, perdía 4 horas diarias arriba de un colectivo, más los pasajes.

La provincia no te brinda el boleto obrero, eso es para el trabajador formal o en blanco. El Estado te considera empleado a medias, y bajo estos planes sos empleado estatal, es decir que no respondés a las empresas, pero al momento de exigir boleto obrero, no te lo dan. Esto pasa hace años, y muchos pibes se toman como que eso es legal.

Te puede interesar: Córdoba: mediante un mensaje de texto el Gobierno deja sin ingresos a miles de jóvenes

Otra de las personas afectadas por la baja de los planes de empleo nos comentó con mucha bronca cómo estaba viviendo la situación, primero por enterarse por un noticiero que se quedaba sin trabajo, y tres días después la notifican por mensaje de texto.

Te enteraste por la televisión que te quedabas sin laburo, ¿qué sentiste en ese momento?

La verdad que una falta de respeto lo que hicieron y cómo lo hicieron. Cuando vi el noticiero pensé que no podía ser cierto, y tres días después me llega un mensaje de texto del Ministerio de Emplea diciendo que suspendían el plan por tres meses y nada más. Ni una sola explicación. Somos 27 mil personas que nos quedamos sin este ingreso, que para muchos, como es mi caso, es lo único que tengo. Porque es lógico que, si tengo un plan de empleo, es porque no tengo un trabajo fijo y estable.

La provincia está pasando por encima de un DNU nacional y sabemos que no se va fundir por pagar los planes precisamente. Si el gobernador necesita plata, que baje los sueldos de todos los funcionarios en vez de recortar a los que estamos necesitando sobre que ya de por sí es una vergüenza los 5 mil pesos. Y en realidad una no tiene opción, no es que puede elegir, no te queda otra que aceptar el plan y que además están jugando con tu trabajo, porque en ningún trabajo en blanco te pagarían 5 mil pesos por 20 horas semanales, sumado a que no tenemos obra social y antigüedad.

¿Cómo se modificó tu vida a partir de la cuarentena?

Complicada. En mi caso yo tenía el Plan Por Mí, porque tengo un hijo a cargo y estoy sola. Hago el 100 % de todo, es un trastorno hasta salir a comprar, porque tengo que buscar alguien que me cuide mi hijo. Mantengo todos los gastos sola y mi único ingreso es el plan. Yo tuve la suerte de cobrar el IFE, porque tengo asignación universal, tengo una parte ahorrada por las dudas de que el gobierno dé marcha atrás, pero imagínate que pago 5 mil pesos de alquiler, o sea… ya no me queda mucho.

¿Qué opinás de la situación que estamos viviendo? ¿Cuál sería para vos la salida?

Mirá, las empresas tienen espalda para sobrevivir 10 años de pandemia porque la han juntado con pala. El tema es que alguna vez, alguien tendría que decir, hasta acá llegaron, distribuyan un poco. Si había 40% de pobres antes de la pandemia, imagínate lo que va a ser cuando termine, el doble.

Yo creo que hay que lucharla por todos los medios hasta que nos den una respuesta. Mientras más seamos, más nos vamos a poder hacer escuchar. Queremos que nos den una solución, pero también un argumento, porque es una aberración lo que hicieron, ni la cara pusieron para decirnos por qué.

Necesitamos ingresos no para vivir, sino para sobrevivir con nuestras familias. Nosotros hemos cumplido las horas de trabajo, no queremos que nos regalen nada. Creo que el gobierno no evaluó ninguna alternativa con todas las herramientas tecnológicas que hay para trabajar en nuestras casas, o ver de cómo devolver las horas después. Miles de alternativas se podrían haber evaluado y no ser tan arbitrario y que no te importe nada. No se puede permitir que un grupo de personas que te gobiernan, se crean dueños de tu vida y te arrastren a un montón de decisión como estas.

Te puede interesar: Laura Vilches: "Exigimos que el Gobierno restablezca los PPP y el resto de los planes"

Esta medida demuestra que el Gobierno provincial, lejos de preocuparse por la condición en las que miles de jóvenes sobrellevarán esta cuarentena, los deja sin lo que para la gran mayoría, es su único ingreso. La crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus desnuda las condiciones de precariedad laboral que el Gobierno ofrece a las y los jóvenes que quieren insertarse laboralmente, beneficiando a las patronales con mano de obra barata y trabajadores que no están amparado bajo ninguna ley laboral.

Más perverso aún, se tiene en cuenta a todas aquellas mujeres que trabajaban en el Por Mí, el cual fue anunciado por el gobernador Scharetti con bombos y platillos como el plan para acompañar a mujeres en situación de violencia de género sin ingresos económicos y que tiene a cargo a sus hijos e hijas. Dar de baja dicho plan, en un momento en que aumentan las denuncias por violencia de género, porque está claro que el machismo no reconoce los límites de ninguna cuarentena, es un reflejo de la demagogia con la que el gobernador ha tratado las demandas de las mujeres todos estos años.

Como venimos sosteniendo desde el Frente de Izquierda, con un impuesto a las grandes fortunas de tan solo el 3% se podría generar salarios de cuarentena de 30 mil pesos por dos meses para 7 millones de personas. Es necesario organizarse y luchar a nivel nacional para que esta vez, la crisis no la pague el pueblo trabajador.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Coronavirus   /    Córdoba   /    Río Cuarto   /    Precarización laboral   /    Córdoba   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO