Cultura

CICLO DE PEDAGOGOS NACIONALES

Reina Reyes o la Laicidad bien entendida

El presente ciclo de Pedagogos nacionales, abordará las principales corrientes, tendencias y variantes del pensamiento pedagógico nacional, expresados en diferentes textos emblemáticos y autores fundamentales del campo. Agradecemos a los compañeros de Reactiva contenidos por compartir el material audiovisual de su "Ronda de pedagogos nacionales", programa emitido por Radioactiva FM 102.5; en la que participa nuestro compañero columnista de La Izquierda Diario Uruguay, Matías Matonte.

Viernes 3 de noviembre | 09:05

Entre los aportes más significativos de Reina Reyes al campo del pensamiento pedagógico nacional, se encuentra su problematización de la Laicidad, resignificando el principio vareliano de la escuela pública uruguaya, a la luz de los nuevos desafíos del siglo XX.

En 1964 se publicaba el ensayo "El derecho a educar y el derecho a la educación", en uno de cuyos capítulos Reina Reyes analizará la cuestión de la Laicidad, en el devenir de su construcción histórica como concepto cargado de ideología, y problematizado para su utilización actual en el campo de la educación.

Laicidad y Laicismo: una necesaria delimitación conceptual

Entendida como una construcción socio-histórica metaforizada en su derivación etimológica, Reyes va a diferenciar en primer lugar la Laicidad del Laicismo; y develará a este último como expresión de una fuerte pretensión anticlerical por parte del Estado en cierto momento de la historia, más precisamente en el contexto de la Revolución Francesa de 1789, y su lucha contra la Iglesia Católica.

Desde entonces en adelante, el Laicismo como corriente de pensamiento y praxis política estará asociada a la lucha de los Estados capitalistas emergentes, específicamente en la Europa del siglo XIX, que se enfrentaban desde el paradigma liberal a las diferentes variantes religiosas.

Resulta particularmente paradójico que en la actualidad de la Francia "republicana", con el escudo de un laicismo seudoreligioso se persiga y reprima a la comunidad musulmana, y al derecho de las mujeres musulmanas a usar el velo (por más cuestionable que sea) en las escuelas y liceos públicos; en este sentido Reina Reyes cuatro años antes del mayo del 68 y cuarenta años antes de la emergencia de la islamofobia en Francia, dio su voz de alarma contra la capacidad de fuego de los Estados burgueses "laicos" que armados de cierta legitimidad laica pueden avanzar en la confiscación de los derechos democráticos, por ejemplo de minorías nacionales, bajo el paraguas de un Laicismo neutral.

Libertad social y Libertad-autonomía

A su vez Reina Reyes, analiza paralelamente el concepto de Libertad, como forma de enriquecer su análisis de la Laicidad, diferenciando una libertad social que caracteriza como la libertad civil y política de los "ciudadanos" en una sociedad "democrática"; o sea lo que para los liberales constituye la libertad "negativa", y lo que para los marxistas en realidad representan dialécticamente un conjunto de libertades democrácticas y un forma de dominación burguesa; y que para nada constituyen un salto cualitativo en la "Libertad" entendida con mayúsculas: "pasar del reino de la necesidad al reino de la libertad", como escribiera Marx.

Por otra parte, Reyes destaca la importancia de la libertad-autonomía, concebida como la capacidad individual de los sujetos con respecto a todas las formas de dominación y opresión, incluso en las "sociedades democráticas", pero principalmente imprescindible como arma de resistencia ante la ausencia de las libertades democráticas en los regímenes autoritarios o de excepción burguesa como el fascismo; en este sentido la pedagoga uruguaya rescata el testimonio de Jean Paul Sartre, cuando había afirmado que nunca habían sido tan libres como en el período de la ocupación alemana en Francia, durante la Segunda Guerra Interimperialista.

Nueve años antes del golpe de 1973 en Uruguay y de la dictadura cívico-militar que le siguió, Reina rescata la importancia de la libertad-autonomía como forma de resistencia individual ante las dictaduras, en el contexto de un Uruguay que aún en 1964 (año del golpe en Brasil), se seguía creyendo la suiza democrática, por fuera de la tormentas que asolaban el resto de Latinoamérica, estrangulada por el imperialismo y las burguesías locales.

La Laicidad: prerrequisito psicoafectivo de una pedagogía transformadora

Ahora bien, la Laicidad no solo es entendida por Reina Reyes como uno de los pilares fundamentales de una escuela plural y respetuosa del debate de ideas y creencias, en consonancia con el espíritu de una sociedad "democrática", que se fundamenta en el respeto por el otro y sus ideas; sino que también constituye una necesidad psicopedagógica en la formación de futuros "ciudadanos" críticos, reflexivos, autocríticos de una sociedad basada en la "convivencia democrática".

Aunque no compartimos con Reyes el mismo campo semántico, sustentado en palabras como: "ciudadano", "democracia" a secas, "convivencia democrática" (que nos sugiere "conciliación de clases") si confluimos en destacar la importancia de una educación laica, pero sobre todo una pedagogía basada en la laicidad bien entendida, no sólo como conquista democrática en el campo de la escuela (arrancada de la influencia de la Iglesia) sino como necesidad psicoafectiva en el proceso de aprendizaje, que si no puede ser orientado a través del rígido adoctrinamiento ideológico, tampoco vía una neutralidad despersonalizada y despersonalizadora por parte del docente.

En síntesis, la paradoja más explicativa, según Reina, la constatamos en la evidencia empírica de que muchos docentes pueden ser fervorosos militantes anticlericales y antimilitaristas, pero que en cambio su praxis pedagógica autoritaria y "tiránica" pueden convertir a un niño en un futuro cura reaccionario o un militar fascista.

Estado capitalista y democracia burguesa: los grandes ausentes

Si bien destacamos los aportes de Reyes, a la hora de abordar una seria discusión, alrededor de la problematización teórico-pedagógica de la importancia del principio laico de la educación en general, y de la educación pública uruguaya en particular, debemos manifestar la ausencia en su análisis de una crítica al carácter de clase del Estado (aún "laico") y las diferentes formas políticas del Estado capitalista (dictadura o democracia burguesa).

Sin embargo, a pesar de nuestra crítica ante estas ausencias y omisiones en el ideario pedagógico de Reina Reyes, queremos tomar en cuenta sus aportes, en estos años de la vida nacional en que la Laicidad está en peligro, amenazada por el evangelismo, el pentecostalismo y la Iglesia Católica, y donde se revela cada vez más, como simplemente formal el carácter laico del Estado en el país.

En este sentido, es necesario rescatar parte del legado de Reina y de la elaboración de la pedagogía nacional en la materia, en la perspectiva de defender con uñas y dientes la Laicidad en clave proletaria, como conquista democrática irrenunciable del movimiento de masas, en el campo de la escuela uruguaya, y en todos los órdenes de la vida social.

Matias Matonte en "Ronda de pedagogos nacionales". Radioactiva FM 102.5:

https://www.youtube.com/watch?v=kzl3rlwQomY&t=149s

https://www.youtube.com/watch?v=9-v7VwbbbR0&t=3






Temas relacionados

Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO