Política

AJUSTE

Reforma previsional: un ataque contra los jubilados pactado entre nación y gobernadores

El proyecto que ingresó al Congreso durante el fin de semana modifica a la baja el cálculo para los aumentos jubilatorios. Además abre la opción de trabajar hasta los 70 años.

Lunes 20 de noviembre | 13:33

El gobierno envió el viernes por la noche el proyecto de Reforma Previsional al Congreso de la Nación. Al igual que ocurre con el caso de la Contrarreforma laboral y la reforma tributaria, tiene un marcado sesgo pro-patronal. En este caso, el ataque se dirige directamente hacia jubilados, pensionados y quienes reciben la AUH.
El proyecto tiene el consenso de los gobernadores de todos los signos políticos, incluido el kirchnerismo que gobierna la provincia de Santa Cruz.

Te puede interesar: Reforma laboral y fiscal: un pacto para atacar a los trabajadores

Así quedó establecido en la firma del Pacto Fiscal, que tuvo lugar el pasado jueves. Ese día, gobernadores de signo oficialista, peronistas y otras fuerzas –como el “socialista” Miguel Lifschitz - consensuaron un acuerdo que incluía las modificaciones en el sistema previsional. Todas esas fuerzas son cómplices del ataque gubernamental contra los jubilados.

Te puede interesar: Saqueo de ANSES y congelamiento del gasto, claves del acuerdo Nación-provincias

El proyecto enviado por el oficialismo contempla dos grandes cuestiones. Por un lado, modifica la forma de cálculo de los aumentos para jubilaciones y pensiones.

Así, en si primer artículo establece que “la movilidad se basará en las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS (INDEC), conforme la fórmula que se aprueba en el Anexo de la presente Ley, y se aplicará trimestralmente en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año calendario (…) dicha movilidad será incrementada en el mes de junio de cada año con el CINCO POR CIENTO (5%) de la variación porcentual real del Producto Interno Bruto (PIB)”.

Si bien este artículo afirma que “en ningún caso la aplicación de dicha fórmula podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario”, la misma norma implica consagrar la pérdida de poder adquisitivo.

Así, en el artículo 2° se establece que “la primera actualización en base a la movilidad dispuesta en el artículo 1° de la presente, se hará efectiva a partir del 1° de marzo de 2018, de acuerdo a la variación experimentada por el Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS (INDEC), para el tercer trimestre del año 2017”.

Esto quiere decir que jubilaciones y pensiones se actualizarán con un retraso enorme, garantizando una pérdida real del poder adquisitivo.

Pero, además, el porcentaje de “plus” que establece el primer artículo implica una suba realmente miserable. El diario Clarín, que no puede ser acusado de opositor, publica hoy un cálculo en el que se establece que “en caso de un crecimiento de 4% implicaría, para un sueldo de $10.000, apenas $20”. Un verdadero insulto a millones de jubilados.

El segundo eje del proyecto de ley establece la posibilidad de elevar la edad jubilatoria para hombres y mujeres a 70 años.

Así, en el artículo 7°, modificando la Ley de Contrato de Trabajo (20.744) se establecer que “a partir de que el trabajador cumpla SETENTA (70) años de edad y reúna los requisitos necesarios para acceder a la PRESTACIÓN BÁSICA UNIVERSAL (PBU) establecida en el artículo 17, inciso a) de la Ley N° 24.241 y sus modificaciones, el empleador podrá intimarlo a que inicie los trámites pertinentes, extendiéndole los certificados de servicios y demás documentación necesaria a esos fines”.

Actualmente la edad jubilatoria se encuentra establecida en 65 años para los hombres y 60 para las mujeres. El nuevo régimen que establece el proyecto del gobierno implica la posibilidad de la extensión del período laboral por 5 y 10 años más. Se trata de un verdadero ataque contra las condiciones de millones de personas en edad de jubilarse.

Increíblemente, la nota también establece en su artículo 8° que "a partir de que el trabajador reúna los requisitos necesarios para acceder a la PRESTACIÓN BÁSICA UNIVERSAL (PBU) establecida en el artículo 17, inciso a) de la Ley N° 24.241 y
sus modificaciones, el empleador deberá ingresar los aportes del trabajador y con respecto a las contribuciones patronales, únicamente aquellas con destino al Régimen Nacional de Obras Sociales de la Ley N° 23.660 y sus modificaciones y las cuotas del Régimen de Riesgos del Trabajo de la Ley N° 24.557 y sus modificaciones".

Esto significa que, si una persona decide jubilarse a los 70 años, en los últimos 5 años su empleador no estará obligado a hacer los correspondientes aportes patronales. Otro regalo para los empresarios.

Durante el kirchnerismo se realizaron moratorias previsionales, pero se trataron de medidas coyunturales, sin resolver el problema de fondo: que los trabajadores llegan a la edad jubilatoria y no alcanzan a los 30 años de aportes. La movilidad jubilatoria que se estableció por ley en 2008 fue insuficiente para mejorar los ingresos jubilatorios.

Te puede interesar: De Cristina a Mauricio: jubilados pobres y sin el 82 % móvil








Temas relacionados

Jubilados   /    ANSES   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO