CARCELES

Reforma carcelaria: kirchnerismo y macrismo a favor del punitivismo

En la Cámara de Diputados se aprobó la reforma punitivista que limita las excarcelaciones por 170 votos a favor, 8 en contra y 7 abstenciones.

Jueves 6 de julio | Edición del día

Desde noviembre del 2016, en la Cámara de Diputados, se impulsó a través de Luis Petri (diputado de la UCR por Mendoza) un proyecto de reforma de ley que limita las excarcelaciones y los beneficios de salidas transitorias a personas privadas de su libertad.

Lea más: Desde las cárceles se grita cada vez más fuerte “¡no a la reforma de la ley 24.660!”

Esta ley exige ademas todo el cumplimiento de la pena sin ningún tipo de beneficio o incentivo para las personas que están alojadas en las Unidades Penitenciarias.

Es una reforma que profundiza las leyes impulsadas en el 2004 por el falso “ingeniero” Juan Carlos Blumberg, con el visto bueno del kirchnerismo que aplicó más penas punitorias y represivas. Además va en contra de la Constitución Nacional y contra todos los tratados internacionales.

Lea más: Claves de la reaccionaria reforma carcelaria que impulsa Cambiemos.

Primero la Unidad Penitenciaria de Villa Devoto y después en distintos puntos del país empezaron con “ruidazos” acompañados con huelgas de hambre que se fueron extendiendo a través del tiempo, mientras presentaban Habeas Corpus por su integridad física, ya que no recibían atención medica ante la huelga o les hacían requisas sorpresas para presionar a los huelguistas.

Te puede interesar: Protestas y huelgas de hambre en Devoto y otros penales del país.

Tras el aberrante crimen de Micaela García que conmocionó a toda la sociedad por el actuar del juez que dejó en libertad y por la ineptitud de la Policía en no tomar la denuncia de una menor que había denunciado que el agresor de Micaela, días atrás había intentado abusar de una nena de 13 años amenazando vía la red social facebook con mensajes nefastos. El Senado por la presión social impuesta por el aberrante crimen, tratando de dar una salida rápida y fácil, volvió sobre esta ley siendo aprobada (otra vez con el beneplácito del kircknerismo) con modificaciones desoyendo todas las voces que estaban en contra de aplicar más penas.

Un artículo de la referente de Pan y Rosas y candidata a Senadora por la Provincia de Buenos Aires Andrea D’atri sobre el crimen de Micaela titulado “No en nombre de Micaela (y de ninguna)" decía que: “El discurso reaccionario de la derecha política siempre se cuela, aprovechando el dolor por las víctimas para fortalecer su opción punitivista al combate de la opresión patriarcal”

Y así fue, en el día de ayer, entre gallos y medianoche, la cámara de Diputados aprobó el proyecto que limita las excarcelaciones. Los resultantes de la votación fueron 170 votos a favor, 7 abstenciones y 8 en contra.

Para aplicar el punitivismo sobre el pueblo trabajador, el macrismo y el kirchnerismo no se diferencian mucho, en la cámara baja el kirchnerismo dio libre albedrío a la votación para endurecer las penas, pisotear la Constitución Nacional y los tratados internacionales. Es así casi en su totalidad de la bancada votaron a favor de esta nefasta ley.

Quienes rechazaron el proyecto fueron Pablo López, Soledad Sosa, Juan Carlos Giordano, Nathalia González Seligra (Frente de Izquierda PO- PTS- IS), Araceli Ferreyra (Movimiento Evita), Alcira Argumedo (Proyecto Sur), Julio Raffo (Diálogo y Trabajo) y Jorge Taboada (Chubut Somos Todos).

Luis Petri, en declaraciones a los distintos medios dijo: “Con esta ley empieza a cerrarse la puerta giratoria” en esa misma sintonía agregó “el fin de las penas es no solamente buscar la resocialización de las personas condenadas, sino también proteger a la sociedad frente al crímen, y esto es algo que los jueces olvidan a la hora de otorgar livianamente salidas transitorias o libertades condicionales” demostrando su ineptitud y su ignorancia sobre el tema. En el Servicio Penitenciario ingresan anualmente 2200 personas y egresan solo 700, las cuales salen sin ningún tipo de trabajo y con una carga social que difícilmente le hagan conseguir un empleo digno.

Las cárceles están abarrotadas de personas, en estos últimos años llego a su pico máximo de 75.000 personas privadas de su libertad sin contar las personas que ilegalmente se encuentran detenidas en las comisarias – las comisarías por ley no deben funcionar como centros de detención, solo de paso- si no, el número es aún mayor.

Petri siguió: “Aquellas personas que se encuentran privadas de la libertad y que van a cumplir la totalidad de la condena dentro de las cárceles deben tener garantizado un régimen progresivo de la pena. La diferencia con el régimen actual es que ese régimen se va a dar en condiciones de encierro y no se va a dar en libertad”. La pregunta que surge detrás de esta declaración del presidente de la Comisión de Seguridad Interior es: ¿quién va a garantizar el régimen?

La respuesta esta en la reforma de la Ley: dándole mas facultades al Servicio Penitenciario. El mismo que tortura y avasalla todo tipo de derechos humanos dentro de los muros. Ese mismo Servicio Penitenciario que se rige por estatutos internos de la dictadura militar de Lanusse.

Remedios peores que la enfermedad

Como ya destacamos en La Izquierda Diario tomando en cuenta la provincia de Mendoza donde Petri impulsó esta ley que ya se está aplicando, las personas privadas de su libertad aumentaron en un 69 % y el "delito" aumentó un 19 %.

De las 75.000 personas que se encuentran en los distintos Servicios Penitenciarios el 60 % no posee condena, invirtiendo la carga de la prueba: Te privan de tu libertad hasta que se demuestre tu inocencia.

El Gobierno de María Eugenia Vidal anunció una partida de $ 500 millones para terminar la construcción de las unidades penitenciarias de Lomas de Zamora y Campana. En su doble discurso anuncia que es una medida para “descomprimir” y “mejorar” las condiciones de las personas privadas de su libertad.

Pero en las unidades bonaerenses se encuentran alojadas más de 35 mil personas en 55 cárceles que tienen una capacidad máxima de alojamiento de 27 mil personas. Con esta “solución” alegan que van a poder disponer de ocho mil nuevas plazas. Pero eso es una mentira.

El delito no aumenta, baja.

Según el reciente informe de la Universidad Católica Argentina “Seguridad ciudadana en la Argentina (2010-2016). Informe de avance”, se desprende que durante el año pasado los delitos contra las personas y la propiedad privada tuvieron una caída significativa respecto al período anterior, desmitificando todo el discurso punitivista y represor del Gobierno.

La Encuesta de la Deuda Social Argentina del tercer trimestre de 2016, se desprende que, luego de un crecimiento desde 2010 hasta alcanzar un pico del 31,1 % en 2014, en 2015 los delitos registraron “una caída significativa, tendencia que volvió a repetirse durante 2016”.

En cuanto al tipo de delito, de los datos arrojados por la encuesta surge que “el más frecuente fue el hurto o robo sin armas, siendo que el 15,5 % de los hogares consultados sufrió al menos un delito de este tipo, mientras que el 6,5 % padeció robos sin violencia físicas​ pero con arma blanca/de fuego, el 4,0 % robo con violencia y armas de fuego/armas blancas, el 2,3% un hecho de violencia físicas​ (golpes, ataques, lesiones) y un 0,3% una agresión sexual (violación o intento de violación)”.

Te puede interesar: La violencia sexual y el sistema penal.

En el caso del narcotráfico con la nefasta Ley de Drogas y Estupefacientes (27.737), el 97 % de la población carcelaria es acusada de por “mula” y solo el 3 % restante serían “grandes narcotraficantes”. Obviamente el poder político y policial que son partícipes necesarios de este negocio, no son parte de ese 3 %, ni tampoco de ese 97 %.

Todas estas medidas que está llevando el gobierno de coalición de Cambiemos junto al kirchnerismo votando este tipo de leyes, no hace más que estigmatizar, no solo a las personas que se encuentran fuera de los muros, donde las persecuciones, las razzias y las torturas son cada vez más cotidianas, si no también intramuros. Una vez que el sistema penitenciario te atrapa, los diputados que votaron esta ley aplaudirán su "buena" labor en sus cómodos sillones con sus manos sucias de corrupción.






Temas relacionados

punitivismo   /    Derechos Humanos   /    Cambiemos   /    Cámara de Diputados   /    Cárceles   /    Kirchnerismo   /    Diputados   /    Libertades Democráticas   /    Mendoza

Comentarios

DEJAR COMENTARIO