Cultura

TEATRO // CABA

Reestreno: “La infinita vida de las cucarachas”

Vuelve al teatro La Lunares todos los domingos de marzo y abril a las 19 hs, en CABA. La Izquierda Diario conversó con Florencia Rocco, directora y protagonista de la obra junto a Julieta Basaldúa.

Ignacio Incardona

@PanoramaNegro

Miércoles 15 de marzo | Edición del día

Vidas miserables, insignificantes, la obra recorre lugares oscuros del ser, ¿A dónde apunta el guión? ¿Sobre qué temas indaga?

Como bien comentas, el guión mete un poco la pata en ese lado miserable y a veces hasta insatisfecho de todo de ser, pero no deja de ser sólo una parte de la cual todo sujeto está compuesto. A mi forma de ver, sería casi imposible presentar a una persona compuesta por una sola cualidad o definirla desde una perspectiva absoluta, de la misma forma con la vida en sí. El guión apunta a esta dualidad, a esta lucha intrínseca que llevan estas dos mujeres, como partes de un todo. Desde mi rol de actriz, el guión me genera continuamente más preguntas, que me sirven y las uso a la hora de jugarlo en escena, y como directora, entro a bucear a ver que se presenta a partir de la interacción que ocurre con Juli, lo que ella da para mí es totalmente necesario y lo uso como forma de indagación constante. La obra no se propone abordar grandes reflexiones, nació siendo algo muy chiquito, que, en mi opinión, habla con los cuerpos en escena, que se conectan y forman una danza, más que con las palabras del texto. No creo que apunte a relatar un tema puntal, sino a permitir espiar lo que ocurre en los cuerpos, y a partir de ahí construir la historia que cuentan, dejando de lado el relato lineal.

El amor, con sus ambigüedades y contradicciones también está presente en la obra, ¿desde qué lugar se aborda esta temática?

El amor y el odio son emociones tan universales que desconozco una obra, ensayo, pieza musical que no los incluya al menos desde alguna de sus partes. Ambos tienen tanto material para cualquier temática que hasta sería absurdo no incluirlos. En este caso, al Amor (dicho con mayúsculas) como concepto o hasta como deidad “El dios Amor” entra en la obra a incluir a un otro, presenta a un tercero, que por lo que se deja entrever es masculino. Y las conecta a ellas con este otro, en donde cada una lo va a materializar de manera distinta. Lo que cuenta una sobre este “otro” no va a ser lo mismo que cuenta la otra, aunque paradójicamente ambas estén diciendo el mismo texto. El amor trae también a la pieza este otro recurso que ellas tienen con ellas mismas, se aman. Todo sujeto se ama a sí mismo en mayor o menor medida, pero hay un amor, que luego toma formas a veces desconocidas, pero sigue estando el amor. Creo que ese mismo amor por el estar, de la una a la otra, a ellas mismas, a este lugar tan desagradable que describen y habitan, es lo que las acerca a cómo finaliza la obra.

En los monólogos de la protagonista en sus diversas facetas sobrevuelan conceptos marxistas, ¿cuáles y por qué decidiste incluirlos?

El mundo presentado es un mundo claramente capitalista, las decisiones de puesta, escenografía y vestuario, apuntan en parte, a como los efectos del capital impactan. Creo que hasta lo que a ellas les ocurre, tiene que ver también por el mundo en donde están viviendo, lo que esta sociedad fantasma le hizo a estas “cucarachas”. Es justamente la descripción gráfica de cucaracha a lo que en parte apunta a vislumbrar la obra, ellas son las cucarachas de ese mundo gobernado por rascacielos. El recurso marxista que se presenta viene a dar pelea como crítica que intenta sacar ciertas vendas, en donde, como ocurre en la vida real, termina en una lucha física en quienes prefieren seguir con esa venda y quienes intentan mostrar otra forma de organización. La obra presenta a un sistema capitalista agotado e ineficiente en donde claramente los efectos se visualizan en los cuerpos.

¿Qué otros autores te inspiraron en la elaboración de ese guión tan contundente?

Al ser la primera obra que escribo, imagino que todos los autores que leí tuvieron algo que ver, o dejaron huella. Intuyo que en el momento de bajada hubo ideas muy claras de Camus, como por ejemplo su obra “El extranjero” que me dieron letra. La decisión de caracterizar a estas mujeres, quitándoles algo de lo femenino y poniéndoles un traje de cucaracha creo que fueron aportes de la literatura kafkiana. Los conceptos que Jacques Derrida plantea sobre la bestia y el soberano, fueron anclajes muy claros que permitían abrir mundos. Hay material bellísimo y muy rico en los textos de Dolina que llegaron a mis manos y me iluminaron en momentos donde no se encuentran palabras. Hay textos también sobre la filosofía de la danza que empecé a indagar como “Asymmetrical-motion: notas sobre pedagogía y movimiento” de Lucas Condró, con quien además tomé clases y me dieron muchísimas herramientas en el momento de la elaboración. El resto imagino que fueron recopilaciones de los diálogos y encuentros que se cruzaron en mi camino.
La infinita vida de las cucarachas

Sinopsis:

“A estas ‘cucarachas’ las abraza un espacio desolado, íntimo e infinito, en lo que pudiese ser una gran ciudad de altos rascacielos, donde los vapores de la mediocridad no son vistos por todos. Ellas se vinculan con ese todo siendo casi invisibles pero con cuerpos que hablan por ellas. Dos mujeres van a salpicar las miserias que les tocó vivir, sin embargo, previo a caer, el instante de equilibrio será perfecto. En ellas, las rupturas de sus acontecimientos las acercan a su única esencia”.

Ficha técnica:

Intérpretes: Juli Basal y Florencia Rocco
Asistencia General y Fotografía: Jacqueline Isoldi
Diseño de Luces y Puesta: Seba Morga y Anahí Ferrando
Diseño Gráfico: Cyn DT
Texto y Dirección: Florencia Rocco
Teatro La Lunares - Humahuaca 4027, CABA. Domingos de marzo y abril 19 hs.
Reservas: Alternativa Teatral http://www.alternativateatral.com/entradas48247-la-infinita-vida-de-las-cucarachas








Temas relacionados

Teatro   /    CABA   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO