Sociedad

LA CURVA NO SE APLANA EN LA CIUDAD

Récord de 949 casos en el país y la Ciudad sigue crítica

En las últimas 24hs, alcanzaron la cifra máxima de 949 casos. En la Ciudad fueron 467, mientras que en las villas los testeos alcanzan el 61% de positivos. Volvieron a dispararse en geriátricos y aún no hay medidas suficientes para los focos de contagios.

Miércoles 3 de junio | 20:10

En las últimas 24hs se produjo un récord en los casos de Covid-19 diarios en el país: alcanzaron los 949, superando ampliamente lo máximo registrado en un día (904 el 2 de junio y 795 casos el domingo 31 de mayo), y 14 fallecidos.

De esos casos, 442 son de la provincia de Buenos Aires, 467 de la Ciudad, y 6 del Chaco. Aproximadamente el 10,2% corresponde al área de la salud.

Ayer los casos de la provincia superaron a la Ciudad, contrario a lo que venía sucediendo y que volvió a suceder hoy, aunque en casos totales se mantuvo hasta ayer por encima la Ciudad con 8851 por sobre los 6632 de la Provincia.

En el marco de este panorama, el 3 de junio Alberto Fernández se reunió con el jefe de gobierno porteño Rodriguez Larreta para discutir cómo continúa la cuarentena en la Ciudad, mientras el 4 el presidente declararía la extensión del aislamiento obligatorio.

En la reunión que sostuvieron el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el porteño Rodriguez Larreta, se evaluó flexibilizar las medidas en CABA, permitiendo el ejercicio al aire libre y nuevas actividades comerciales, mientras que en PBA se mantendría como hasta ahora.

Sin embargo, no se dio a conocer que hayan discutido acerca de la situación crítica y acuciante de las villas y barrios populares, tanto de la Ciudad como de Provincia, con casos como la Villa 31 y la 1-11-14 en Caba o la Villa Azul, de Quilmes.
En la Villa 31, hasta ayer eran 1498 infectados sobre 2434 testeados, representando un 61% de positividad. Una cifra altísima. En la 1-11-14, de un total de 1678 testados dieron positivo 762, es decir el 45%, mientras en la 21-24 se hisoparon 1094 de las cuales 295 tenían Covid-19, un 26%.

A pesar de que declaran las autoridades del gobierno que los números se “mantienen estables” en las villas de la Ciudad, las y los vecinos continúan reclamando por falta de agua, bolsones de comida y elementos de higiene. Hace unos días, falleció otra referente de la Garganta Poderosa en la villa 21-24, Ramona Collante.

En el Bajo Flores, las y los vecinos, trabajadores de la salud, docentes del barrio, denunciaron las graves falencias del programa Detectar, del que tanto se llenan la boca los funcionarios porteños y nacionales, mostrando desde la precarización de los trabajadores del programa hasta el maltrato en los procedimientos con los sospechosos y con contagiados de Covid-19, a quienes no se les brinda información adecuada, se aíslan a los miembros de las familias en lugares por separado, muchas veces desprotegiendo a los menores, y se les da el alta tempranamente. Las organizaciones barriales vienen denunciando la ausencia de un protocolo específico y adecuado para las villas de la Ciudad.

A su vez, esta semana los geriátricos volvieron a ponerse en primera plana como foco de contagio, ya que se confirmaron más de 50 casos positivos entre dos geriátricos privados, mientras los dueños y el gobierno porteño tardaron días en hacer los testeos a pacientes y personal, e insuficientes.

La situación dramática del personal de salud, como cuentan los protagonistas, agrava el panorama, ya que no solamente denuncian la falta de elementos básicos de protección personal, sino que el “pluritrabajo”, los trabajos varios que realizan en distintos lugares y durante muchísimas horas para llegar a fin de mes, los expone mucho más al contagio.

Comienza a haber alerta acerca del colapso del sistema de salud, en los hospitales del barrio de Flores, trabajadoras del Piñero y del Alvarez denuncian el faltante de camas, problema que podría trasladarse en breve a distintos hospitales de la Ciudad. El propio ministro de salud de la provincia de Buenos Aires advirtió sobre el peligro del colapso del sistema de salud bonaerense a mediados de julio si continúa subiendo el ritmo de contagios. El AMBA es el epicentro de los contagios, por lo que debería tratarse como una “unidad epidemiológica”. Se calcula que la mitad de los que trabajan en la Ciudad, vienen desde la provincia.

En las escuelas, ya hay incontables denuncias sobre la mala calidad y escasa cantidad de los bolsones de comida que reparte el gobierno, que continúa sin cumplir el fallo que lo intima a garantizar alimentación saludable a todas las y los estudiantes de la Ciudad.

Todo esto hace de la Ciudad un panorama preocupante, que no se está tratando en las diversas reuniones entre funcionarios, de Nación, Ciudad y PBA. El cerco mediático sobre Larreta se transformó en un cerco político, a partir de las conferencias de prensa en conjunto, donde nadie trata los temas graves del otro. Una especie de "acuerdo entre caballeros", mientras las víctimas son de los sectores vulnerables de la Ciudad.

En estas conferencias no se habla sobre la falta de protocolos específicos en las villas y geriátricos, la falta de testeos masivos entre la población de riesgo social, entre los que se encuentran los trabajadores de la salud, mientras en los barrios y hospitales se exige a gritos un plan serio para enfrentar la curva ascendente del contagio. Aumentar la cantidad de testeos en villas de la Ciudad y en geriátricos, a vecinos/as y al personal de salud, es una medida elemental y urgente para evitar la propagación del virus y el colapso del sistema salud, así como aplicar protocolos y procedimientos específicos en los barrios más pobres.

En lugar de estar pensando en flexibilizar la cuarentena por la presión del sector empresario, Rodriguez Larreta debería cambiar las prioridades.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO