Política Chile

EDUCACION

Recinto utilizado por la CNI en dictadura podría convertirse en la nueva sede de la Universidad ARCIS

La educación de mercado continua en crisis, es el caso de la Universidad Arcis, la cual cumple 23 días de toma por parte de sus estudiantes, en el marco de los incumplimientos que han tenido por parte del gobierno de la Nueva Mayoría, de acuerdo a la continuidad del plantel educativo.

Domingo 31 de diciembre de 2017

La educación de mercado continúa en crisis, es el caso de la Universidad Arcis, la cual cumple 23 días de toma por parte de sus estudiantes, en el marco de los incumplimientos que han tenido por parte del gobierno de la Nueva Mayoría, de acuerdo a la continuidad del plantel educativo.

Las y los estudiantes de la Universidad Arcis llevan 23 días de ocupación, de la que fuera su casa central en Avenida Libertad #59, todo esto en el marco de los sucesivos incumplimientos por parte del gobierno de la Nueva Mayoría, donde la principal demanda es el legítimo derecho a la educación con una infraestructura real que pueda solucionar los graves problemas financieros y administrativos de esta casa de estudios. Por su parte desde el ejecutivo, a través del Ministerio de Educación, solo han recibido respuestas que desvían el problema de fondo, y finalmente, de parte de las alternativas posibles, el administrador de cierre designado por el gobierno, Jorge Rojas plantea que se encontraría disponible, la sede que la Universidad de los Largos tiene en Republica #517, en la misma comuna de Santiago.

Sin embargo, es un lugar que desato la polémica y actualmente el conjunto no menor de estudiantes rechaza dicho espacio, ya que fue ocupado durante la dictadura militar como la “Oficina central de la CNI”, el cual fue uno de los organismos principales que dirigió la represión sistemática por parte del Estado posterior al remplazo de la DINA en 1977.

Estudiantes indicaron que un grupo de estudiantes antes de rechazar de pleno la sede, quedaron en investigar si existe algún beneficiado con la beca Valech, que pudo haber estado detenido en dicho recinto, pero criticaron al gobierno, ya que en términos de infraestructura, desarrollo académico y social, el espacio es menor al que fue prometido por el Ministerio de Educación.

Otro punto no menor que solicitan las y los estudiantes movilizados es que se les garantice un plantel docente acorde y sus respectivos jefes de carrera que han tenido a lo largo de los años para este proceso de cierre y de la mano enfatizan que es una necesidad la condonación total de la deuda adquirida por el Crédito con Aval del Estado, y el copago, de quienes hayan estado matriculados o de ante mano estén cursando ramos entre los años 2014 y 2017 donde se manifiesta esta severa crisis.

Crisis de Arcis, expresión estructural de la educación de mercado

La profunda crisis de la Universidad Arcis no es aislada, ni reciente, es parte de la estructura neoliberal de la educación en Chile, donde no asegura las condiciones mínimas para que estudiantes puedan desempeñarse en el mundo académico ni social, ni tampoco asegura condiciones laborales mínimas para sus trabajadores, los cuales se han visto en la necesidad de emigrar de su histórico proyecto de universidad de izquierda, por el nulo pago de sueldos o despidos arbitrarios. Es que la toma demostró que la única forma de visibilizacion posible para que el gobierno le tome el peso a su crisis es la movilización por parte de la comunidad educativa, en donde claramente el Estado es responsable.

Ante este cierre arbitrario decretado por el administrador provisional, se le suma, la Universidad Iberoamericana, donde también debido a problemas económicos y administrativos, el gobierno declina por cerrarla y re ubicar a sus estudiantes. Estas acciones demuestran que no hay voluntad política por parte del gobierno de la Nueva Mayoría para cambios reales en la educación y menos tendremos esos cambios con el gobierno del derechista Sebastián Piñera. Ya que ambos conglomerados representan a los partidos del régimen que desde el consenso neoliberal de los 90 y la llamada “democracia pactada”, han administrado la herencia de la dictadura, justificando el rol subsidiario del Estado y así asegurando millones de pesos a privados.

Para una solución real, este 2018 en el marco de esta crisis educativa, y un gobierno de derecha, es necesaria la re- activación organizada del movimiento estudiantil, ya que la agenda política la han puesto las y los estudiantes con movilizaciones en las calles, por la recuperación de su demanda histórica, la educación gratuita universal en un 100 % financiada directamente por el Estado, donde ante inminentes cierres de instituciones, los principales organismos estudiantiles como el CONFECH deben exigir su estatización inmediata y que estas sean dirigidas por sus tres estamentos tanto estudiantes, trabajadores y docentes democráticamente, a través de un co-gobierno triestamental, ya que son ellos mismos quienes dirigen su educación.






Temas relacionados

Educación en crisis   /   Política Chile   /   Universidad ARCIS   /   Educación privada   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO