Internacional

REINO UNIDO

Reciben con protestas a Trump en su primera visita a Gran Bretaña

Donald Trump inicia su primera visita oficial al Reino Unido, con el telón de fondo de las dimisiones de dos ministros del gobierno británico y masivas protestas.

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Jueves 12 de julio | 15:30

Con el telón de fondo de las dimisiones de dos ministros por discrepancias en torno al brexit y la convocatoria de masivas protestas en las calles, Donald Trump inicia su primera visita oficial al Reino Unido, junto a la primera dama estadounidense, Melania Trump.

Más información: Reino Unido: dimiten dos ministros en desacuerdo con la propuesta de May para aplicar el brexit

Según el matutino The Guardian, la primera ministra Theresa May espera con nerviosismo la llegada de Trump al Reino Unido. La visita durará cuatro días y se esperan palabras de adulación al presidente de Estados Unidos. Los encuentros celebrados con toda la pompa buscan complacer a un potencial aliado en vista de un fracaso en las negociaciones del brexit.

La primera ministra británica ha señalado en un comunicado previo a la visita que “no habrá en los próximos años una relación más importante” que la bilateral entre estos dos países, y resaltó “la oportunidad de profundizarla” en estos días. Además, declaró “Podremos empezar las conversaciones sobre cómo forjaremos una asociación comercial fortalecida, ambiciosa y a prueba de futuro” para después del “brexit” -salida británica de la Unión Europea (UE).

A pesar de que las distintas rutas de la visita están organizadas de manera tal de esquivar las protestas, el gobierno ha organizado un inmenso operativo policial no visto desde las protestas del 2011. Se movilizarán unos 4,000 agentes, se cancelaron todas las bajas y días de vacaciones en la policía y habrá despliegue de fuerzas desde otros puntos del país a Londres. El costo del operativo de seguridad está estimado en 12 millones de libras esterlinas (más de 15 millones de dólares), como mínimo.

Desde que se anunció la visita de Trump a Gran Bretaña se empezaron a organizar distintas acciones de protesta. Estas son una continuación de la marcha en apoyo de los derechos de la mujer convocada en enero de 2017 para coincidir con la asunción de Trump como presidente de Estados Unidos.

Los principales convocantes a las mismas son “Stop Trump Coalition” (Coalición ‘Paremos a Trump’) y la alianza “Together Against Trump” (Juntos contra Trump). La primera es una coalición formada en 2017 y compuesta por organizaciones y reconocidos activistas, personalidades de la cultura y líderes sindicales contra la visita de Donald Trump en el Reino Unido, mientras que la Alianza “Together Against Trump” agrupa a sindicatos, “Stop the War Coalition” (Coalición contra la guerra), La campaña contra el racismo “Stand Up To Racism” y la Asociación Musulmana de Gran Bretaña entre otras. Ambas coaliciones se han unido en la convocatoria a la marcha nacional del viernes 13 de julio.

Muchas organizaciones y activistas se sumaron a la convocatoria: activistas contra el racismo, por los derechos de los migrantes, contra los recortes, por los derechos de la mujer y al aborto, por los derechos de las personas LGBTQ, por el desarme nuclear y actitud belicista, contra el desmantelamiento de los servicios públicos, contra la destrucción del medio ambiente y contra la separación forzosa de niños de sus familias migrantes, esta última política no es ajena a la Unión Europea. En las reuniones preparatorias se insistió en que la protesta es contra todas las políticas que Trump representa y también aplicadas por los gobiernos europeos. En Gran Bretaña en particular el clima pos-brexit ha aumentado una narrativa en la que los migrantes son utilizados como chivo expiatorio de la crisis económica que se arrastra desde el 2008.

Te puede interesar: La Unión Europea se blinda contra los refugiados

La serie de protestas comienza este jueves en el Palacio de Blenheim, lugar de nacimiento del Primer Ministro británico Winston Churchill, una monumental residencia campestre situada en el condado de Oxfordshire, Inglaterra, y cuyo edificio fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad​. En EE.UU., como en Europa, los gobiernos implementan políticas de recortes y ajustes para favorecer los intereses de las grandes empresas. Allí May agasajará esta noche con un banquete a la pareja presidencial en la que también está invitado un selecto grupo empresarial y de políticos.

El viernes se espera una masiva participación en la marcha nacional en Londres. Decenas de miles de activistas han decidido darle una “bienvenida” a Trump. Una de las estrellas será un globo gigante de un “Bebé Trump”, para caricaturizar al mandatario vistiendo pañales y empuñando un móvil, que un grupo de activistas izará sobre el palacio de Westminster.

La jornada del viernes comienza a la mañana con la Marcha de las Mujeres y su “muro de ruidos”, seguida a la tarde por la Marcha nacional contra Trump que finalizará en un acto público. Centenares de autobuses desde distintos puntos del país transportarán a contingentes provenientes de distintos puntos del país para decir un NO, bien fuerte, a las políticas que Trump representa. La Izquierda Diario hará una cobertura de las manifestaciones en Gran Bretaña.







Temas relacionados

Melania Trump   /    Theresa May   /    Donald Trump   /    Gran Bretaña   /    Manifestaciones   /    Inglaterra   /    Reino Unido   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO